Noticias de Bariloche
Inicio » Regionales » Neuquén » Neuquén, una tierra que nos hermana

Neuquén, una tierra que nos hermana

Con la inauguración del Raguiñ Kien, el primer Centro de Salud Intercultural del país, hemos vivido uno de esos días de la vida que le traen a uno al alma y al corazón, alegría y felicidad. Alegría por la realización de un sueño de la mano de un trabajo colectivo, en equipo. De todos los sectores y de todas las disciplinas, pero fundamentalmente por un trabajo en unidad y con la diversidad de dos culturas: la criolla y la mapuche, conjugadas detrás de un objetivo común de salud y bienestar para todos, sin exclusiones, ni diferencias.

La felicidad de que, en tiempos de pandemia, la medicina tradicional occidental y la medicina ancestral mapuche, se integran para el bienestar general.

La integración, que es la comunidad de objetivos y de desvelos. La integración, que es la mirada al otro y a los otros, para sumarse, sin perder por ello, las propias identidades, para el trabajo cooperativo y armónico en base a reglas de juego por todos reconocidas, de respeto a una vida democrática, de diálogo e integración, para construir y conformar juntos, una sociedad abierta y respetuosa de la paz social.

Una paz social que se construye en base al proyecto social y económico de todos, que garantice el acceso a los derechos y garantías individuales y sociales de cada familia, de cada uno de sus integrantes, que juntos constituyen la gran familia neuquina y argentina.

Todos estos elementos se entrelazaron en un pedazo de tierra neuquina, a unos 13 kilómetros de Aluminé, donde los 1.400 habitantes de las comunidades mapuches de Ruca Choroi y Epu Pehuen encontraron su lugar en el mundo.

En este primer Centro de Salud Intercultural de Argentina, convivirán el trabajo de 8 profesionales de la medicina occidental y 12 de la medicina mapuche, en armonía y respeto mutuo.

Uno de los pasos iniciales que demostró que transitando el mismo camino, juntos y en paz, podemos lograr grandes objetivos, fue la creación del colegio secundario intercultural en esta misma Cuenca del Ruca Choroi, que a partir de este año ya cuenta con edificio propio.

En esta comunidad neuquina, democrática, pluralista, multicultural y abierta no hay lugar ni para los odios, ni para los resentimientos, y mucho menos para la violencia.

La política del terror y de la lucha violenta para imponer la voluntad de unos sobre otros, la estrategia de crear anarquía para generar un clima social de lucha armada y de guerra de unos contra otros, la acción sistemática en contra del Estado de derecho y la desobediencia de las leyes que gobiernan el contrato social existente, es la actitud de minorías facciosas que están detrás de fines inconfesables de poder económico y político al margen de la ley.

Todos somos hijos del mismo Dios y, por lo tanto, hermanos, sin distinciones de credos, razas, ideas o condición.

Las mayorías ciudadanas, criollas y mapuches son respetuosas del bien común y del bienestar general, para la búsqueda de la prosperidad individual, familiar y social, en libertad y en una vida pacífica y segura, en una comunidad integrada, unida en su diversidad, que garantice valores de justicia y que asegure la dignidad de cada persona.

* Ex gobernador de Neuquén

Temas

Categorías

Hora actual en
San Carlos de Bariloche, Argentina