Connect with us

Mundo

“No soy quién para juzgar. Sí soy quién para contar”: Leila Guerriero, la dictadura argentina y una historia difícil de narrar

Publicada

el

“La llamada”, de Leila Guerriero, es un retrato de Silvia Labayru, una ex integrante de Montoneros, proveniente de una familia de militares.

La periodista argentina Leila Guerriero es una experta en la para nada sencilla tarea de narrar complejidades, matices y contradicciones. Lo demostró con libros como La otra guerra, en el que cuenta “una historia del cementerio argentino en las islas Malvinas” y aborda, con una mirada distinta, uno de los temas más sensibles de la historia del país. Y con su nuevo libro, La llamada, vuelve a adentrarse en la última dictadura para contar una historia difícil pero necesaria.

Editado por Anagrama, este libro es un retrato de la argentina Silvia Labayru, una ex integrante de Montoneros, proveniente de una familia de militares, que pasó un año y medio cautiva en la ESMA, el centro clandestino más grande de la última dictadura argentina, donde fue torturada, violada y obligada a realizar trabajo esclavo. Allí, entre los alaridos de sus compañeros torturados, parió a su primera hija, uno de los pocos bebés nacidos en cautiverio que fueron devueltos a su familia biológica.

La llamada acaba de ser publicado en España, donde la autora dio algunas entrevistas en las que habló sobre cómo llegó a conocer el caso de Labayru, qué fue lo que más le llamó la atención, y por qué es necesario contar las historias de los sobrevivientes de la última dictadura con todas sus complejidades.

Aunque la edición en formato físico de La llamada ya puede adquirirse en España, no llegará a librerías de Argentina y Latinoamérica hasta marzo. Sin embargo, ya está disponible en formato digital para leerse desde cualquier dispositivo.

leila guerriero

[”La llamada”, de Leila Guerriero, puede comprarse en formato digital en Bajalibros clickeando acá]

“Exponer la contradicción como parte de la existencia humana”

Cuando Leila Guerriero encara un libro, sin importar cuán duro sea aquello que tiene que desandar, su única responsabilidad es con la historia. Y en el caso de Silvia Labayru, protagonista de La llamada, “esperaba que no hubiera, y no lo hubo, la sensación de que me diera su confianza a cambio de que yo la dejara bien en mi libro”, según dijo en diálogo con el periodista Juan Cruz para una entrevista publicada en El Periódico de España.

Recordó la autora: “Esos días se había producido el juicio sobre las violaciones sufridas por ella, y además cuando ya ella me dio el visto bueno para estas conversaciones, me lancé a preguntar a una enorme cantidad de gente. Todos, con distintas versiones y con distintas posturas, que acuerdan o no con las propias de Silvia. Creo que la mejor manera de combatir cualquier tentación de prejuicio por parte de un periodista es armarse de toda la información posible para lograr un relato en el cual no haya miedo a las versiones encontradas, sino exponer la contradicción como parte también de la existencia humana”.

Ante la pregunta de los aspectos más llamativos de esta historia, esos que la llevaron a pensar que podría ser un libro, Guerriero contó que le llamó la atención “que había sido repudiada por sus propios compañeros de militancia cuando llegó a España”, pero también “que hubiera sido la persona obligada por lo militares a acompañar a Astiz en su espantosa y macabra infiltración en las Madres de Plaza de Mayo”.

Pero, según le dijo Guerriero al periodista de El Periódico de España, ella “no quería escribir otro libro sobre los años setenta de Argentina”, sino “un perfil de esta mujer con todo el contexto necesario”. Y agregó: “Como periodista hice lo que hay que hacer, me parece, para evitar las deformaciones: armar una historia muy coral en la que todo el mundo cuente un pedazo de lo que recuerda”.

Dani Yako exilio
Silvia Labayru y su hija nacida en la ESMA, fotografiadas por Dani Yako en su libro “Exilio”, a poco de llegar a Madrid en 1978. (dani yako/)

“No soy quién para juzgar. Sí soy quién para contar”

“Cuando fui a verla no sabía nada más que lo que se había publicado en ese momento en los diarios -dijo Guerriero en diálogo con la periodista española Andrea Aguilar para su entrevista publicada en El País-. Luego me fui enterando de un montón de cosas y mirando muchas otras. Y reportear tanto implica ver cada vez mejor. Fui descubriendo una mujer muchísimo más compleja cada vez, muchísimo más laberíntica, despistada”.

En esa entrevista profundizó en aquellas cosas que deberían evitarse a la hora de abordar un trabajo periodístico de esta escala: “Yo no tengo una visión previa de alguien. Jamás ejerceré un juicio moral, menos sobre una persona a quien le pasó lo que a ella. No tenía esa sensación de no soy quien para juzgar, sino de yo sí soy quien para contar”.

Y, además, destacó uno de los aspectos más importantes de La llamada: “En el libro aparece una situación que quedó enmudecida durante años y que tiene que ver con esto: qué pasa con la gente que sobrevivió y que tiene una historia para contar y que es un poco más disruptiva, como la de Silvia. Hay distintas posturas, y creo que lo que hay que hacer es escuchar sin levantar el dedito de señalar si éste tiene razón o el otro no”.

“Hay toda una conversación ahí que no es tan evidente -le dijo Guerriero a la periodista de El País- y que tiene que ver con ese repudio que sufrieron algunos de los supervivientes que fueron señalados, casí diría con la misma frase que utilizaba la derecha para justificar el secuestro de los que fueron desaparecidos, con ese ‘algo habrán hecho’. Que hubiera que rendir cuentas de lo que uno hizo o no para sobrevivir me sorprendió enormemente, desde el punto de vista de la existencia humana de apiadarte de alguien que quiere vivir”.

Mundo

Fallo informático global: ¿Qué pasó y qué revela sobre la infraestructura de internet?

Publicada

el

Un error en el software de Microsoft, atribuido a una actualización defectuosa de CrowdStrike, provocó una interrupción masiva afectando a aeropuertos, bancos y servicios en todo el mundo. Las máquinas Windows quedaron atrapadas en un “estado de reinicio”, mostrando la “pantalla azul de la muerte”.

Aerolíneas como Iberia y Air France-KLM operaron manualmente, y bancos en varios países informaron fallos en sus sistemas. Esto expone la fragilidad de la infraestructura informática global y la dependencia de servicios críticos de seguridad.

Lee también: Una falla informática global afecta a hospitales, aeropuertos y más

George Kurtz, director ejecutivo de CrowdStrike, explicó: “Habían atribuido el problema a un ‘defecto encontrado en una única actualización de contenido’ del software de seguridad que ofrece para el sistema operativo Microsoft Windows en las computadoras”.

Microsoft emitió un comunicado diciendo: “Estamos al tanto de un problema que afecta a los dispositivos Windows debido a una actualización de una plataforma de software de terceros. Anticipamos que se resolverá próximamente“.

Ciaran Martin, profesor de la Escuela de Gobierno Blavatnik de la Universidad de Oxford, comentó: “Esta es una ilustración muy, muy incómoda de la fragilidad de la infraestructura básica de Internet del mundo”.

Ajay Unni, director ejecutivo de StickmanCyber, añadió: Las herramientas de seguridad informática están diseñadas para garantizar que las empresas puedan seguir operando en el peor escenario posible de una filtración de datos, por lo que ser la causa principal de una interrupción global de TI es un desastre absoluto“.

La interrupción también afectó a sistemas de reservas médicas en el Reino Unido, el servicio de noticias de la Bolsa de Londres y operaciones en aeropuertos de Singapur, Hong Kong e India.

Los sistemas comenzaron a restablecerse gradualmente, pero la magnitud de la interrupción subraya la importancia de la seguridad y resiliencia en la infraestructura de Internet.

Continuar leyendo

Mundo

Los tradicionales autos clásicos en Cuba dejan paso a las motos eléctricas chinas

Publicada

el

Por Alien Fernández.– Omar Cortina es un cubano que a diario se traslada entre su trabajo en un hotel del Estado hasta su hogar, además, se mueve en la búsqueda de alimentos y otros bienes básicos para llegar a fin de mes.

Pero después de comprar la semana pasada en Cuba una moto eléctrica china puede ahora dejar de lado el agotador transporte público de su lista de preocupaciones diarias.

“Las motos eléctricas están solucionando muchos problemas en Cuba. Es una solución buena y una de las más económicas”, dijo Cortina a Reuters orgulloso de exhibir su nuevo scooter verde lima.

Las calles de Cuba han cambiado poco en las seis décadas desde la revolución de 1959 del exlíder Fidel Castro: Abundan los viejos coches estadounidenses con los escapes llenos de hollín, compartiendo los abundantes baches y un ligero tránsito.

Pero la repentina llegada de los vehículos eléctricos -ya habitual en el país – ha demostrado ser una bendición para muchos en una nación con escasez de transporte azotada por la crisis económica.

cuba

Reuters

El combustible en Cuba casi siempre escasea, con filas en gasolineras que a veces se han extendido largas horas y también días. A principios de este año, el incremento de los precios significó que un tanque de 40 litros de gasolina puede costar el salario mensual promedio de un trabajador estatal, fuera del alcance de la mayoría de los cubanos.

El transporte público no es nada agradable. Hay muchos menos autobuses en La Habana y la mitad de las rutas se han recortado, según medios estatales, según medios estatales.

Un auge global en la fabricación de vehículos eléctricos han ayudado a impulsar la demanda a las empresas como Caribbean Electric Vehicles (Vedca), dice su director, Julio Oscar Pérez.

cuba

Reuters

La firma, una empresa conjunta entre el inversor chino Tianjin Dongxing Industrial y fabricante estatal cubano de motos Minerva, ha producido más de dos mil scooters, bicicletas, así como mini camionetas y triciclos en Cuba con piezas chinas.

“Creo que estamos llegando a un punto de inflexión”, dijo Pérez a Reuters en una entrevista. “Es decir, no solo verlo como una alternativa a la movidad, sino a otras alternativas que existen y que hoy son la limitante de combustible”, añadió.

En un día laboral en la planta de la empresa en las afueras de La Habana, algunos de los 64 empleados de Vedca ensamblaban piezas de plástico, colocando los cables y tuercas en una línea de montaje ordenada, mientras otros saludaban a clientes que llegaban para recoger sus motos.

El gobierno dio luz verde recientemente a importaciones mucho más caras de vehículos eléctricos, incluso Teslas de lujo, aunque pocos en Cuba puede permitirse esos beneficios.

“Dentro de unos años todo el transporte prácticamente será eléctrico”, dijo Cortina satisfecho de poder ir y venir a su trabajo sin las molestias de usar la transportación pública.

Anuncio
Continuar leyendo

Mundo

Brasil suspende exportaciones de carne aviar, ¿se abre una oportunidad para Uruguay?

Publicada

el

19 de julio 2024 – 21:20

El gobierno de Lula da Silva tomó la decisión por un brote de la enfermedad Newcastle y podría beneficiar al sector en el país.

Reuters

El gobierno de Brasil suspendió preventivamente las exportaciones de carne aviar y productos avícolas a 44 países, tras confirmar un brote de la enfermedad Newcastle en el sur del país, de manera que se abre una oportunidad para las colocaciones del sector en Uruguay.

El Ministerio de Agricultura y Ganadería del país vecino declaró “el estado de emergencia zoosanitaria” en Rio Grande do Sul, por un foco de la enfermedad en “aves de corral comerciales” y advirtió que no afecta a “productos sometidos a tratamientos térmicos como termoprocesados, cocidos y procesados”, que suelen tener destino a Uruguay, así como a Argentina, Sudáfrica, Chile y la Unión Europea”.

El gobierno que encabeza Lula da Silva precisó que la suspensión de las exportaciones de carnes y productos avícolas busca garantizar “la transparencia del servicio oficial brasileño”, frente a los países importadores. Las suspensiones deben durar por lo menos 21 días y las restricciones varían en productos y áreas dependiendo del acuerdo comercial con cada uno de los países.

Cómo vienen las exportaciones de carne aviar en Uruguay

Mientras la industria avícola le reclama medidas al gobierno, las colocaciones de carne aviar lograron un máximo de 5 años durante los primeros dos meses de 2024, con un total de 380 toneladas vendidas a destinos como Argentina, Macao, Congo, Gabón, Benín, Guinea y países de Asia.

Sin embargo, datos del Instituto Nacional de Carnes (INAC) reflejan que en lo que va del año se vendieron 538 toneladas por 475.000 de dólares, una cifra inferior a la registrada en el mismo período de 2023, con exportaciones por 753.000 dólares (639 toneladas).

Con la salida transitoria del mercado de uno de los grandes jugadores, se abre la posibilidad para el sector, que en los últimos meses avanza en diferentes mercados, como el de las garras de pollo.

En ese sentido, el gobierno manifestó su intención de generar una corriente exportadora sustentable, buscando establecer el producto en mercados de alta exigencia como China, Hong Kong, Singapur, Arabia Saudita y Emiratos Árabes Unidos.

Continuar leyendo

+Vistas