Conéctate con nosotros

Sin categoría

Nuevo boom: qué zona del Gran Buenos Aires se convirtió en uno de los puntos más demandados para comprar y construir viviendas

Publicada

el

Se trabaja en la recuperación del Palacio Otamendi Belgrano, donde además de restaurar el inmueble histórico se trabaja para edificar nuevas opciones que combinan lo cultural y viviendas

En la zona norte del Gran Buenos Aires (GBA), San Fernando está viviendo una trasformación increíble, pasó de ser un pozo entre San Isidro y Tigre, a ser un municipio muy buscado para vivir y destinar ahorros como resguardo de capital, coinciden expertos del sector inmobiliario.

Uno de los motivos por los que la gente elige el partido es por su cercanía con Buenos Aires y la cantidad de espacios que dan al río. Con sus solo 23 km cuadrados de superficie en continente que conectan con el agua y la naturaleza, a través de la costanera y el parque náutico, el lugar se volvió muy atractivo.

El casco de la ciudad cuenta con un polo gastronómico que está en continuo crecimiento alrededor de la plaza principal, que acompaña la expansión del centro comercial a cielo abierto más amplio, en la calle Constitución, desde la plaza Mitre hasta el canal de San Fernando.

San Fernando Viviendas
En la zona se edifican edificios entre medianeras que oscilan entre 3 y 5 pisos, de acuerdo con lo que el Código Urbanístico local permita

Matías Bettatis, experto del sector inmobiliario de la zona, dijo a Infobae que “hay mucha gente que eligió destinar ahorros en viviendas aquí. El perfil de la demanda fue cambiando con el pasar de los últimos años, al principio San Fernando era muy localista. Y como los valores de los departamentos en partidos cercanos eran muy caros muchos jóvenes prefirieron tener que viajar un poquito más y por una inversión menor tener más metros y una vivienda nueva en San Fer. De esa forma llegaron vecinos de Vicente López, San Isidro o Tigre como del corredor norte de Buenos Aires. Esto también motivó para que se construyan desarrollos en el centro de Victoria y en el casco del partido de San Fernando, que en su mayoría son edificios entre medianeras de densidad media, de tres a cinco pisos, dependiendo del código urbanístico”.

“La llegada de vecinos de la zona motivó para que se construya en el centro de Victoria y en el casco del partido de San Fernando, que en su mayoría son edificios entre medianeras de densidad media” (Bettatis)

En San Fernando contrastan también inmuebles en obras con los antiguos. Ahora se está terminando de realizar la puesta en valor del Palacio Otamendi, que fue construido entre 1879 y 1882 por el arquitecto Joaquín Mariano Belgrano, descendiente del prócer Manuel Belgrano.

“Y en cada cuadra se puede disfrutar como conviven sus construcciones históricas con las modernas, con sus calles adoquinadas y arboledas añejas que nos regalan rinconcitos únicos para vivir de una manera única. Al lado del Palacio se está realizando la construcción de un teatro con un diseño vanguardista”, amplió Bettatis.

San Fernando Viviendas
En muchas partes de San Fernando para agilizar el tránsito se hicieron viaductos o puentes para evitar demoras por el movimiento ferroviario de la zona

En el partido se mejoró la iluminación, espacios verdes, veredas, calles y los túneles bajo nivel del ferrocarril para agilizar el tránsito mejorando la seguridad y los accesos. También hay varios polideportivos, el club San Fernando (donde se practican la mayoría de las disciplinas deportivas), y la presencia de colegios para todos los niveles atraen muchas familias jóvenes con hijos chicos para mudarse allí.

Nuevas zonas

En la actualidad, en San Fernando hay zonas exclusivas con sus respectivos masters plan que se encuentran en desarrollo con la temática de usos múltiples, uno más avanzado que el otro; entre ellos el que se ubica donde se encontraba el Parque de la Reconquista, también llamado San Fernando de la Buena Vista, en donde se encuentran barrios cerrados y condominios ya consolidados al igual que colegios como el San Esteban, Saint Mery y el San Andrés.

Bettatis, amplió: “Ahora las obras que se están haciendo son en altura y con características distintas a todo lo que se venía desarrollando en el partido. Ambos se están construyendo en la calle Uruguay, uno en la intersección con la Panamericana (el mencionado anteriormente) y su par donde se unen la calle Uruguay con el acceso norte. En ambos casos son emprendimientos muy modernos, con mucho vidrio, el segundo mencionado con una laguna central y sobre todo a un paso de capital; y por otro lado emprendimientos Premium en la Avenida Libertador a la altura de Punta Chica y algunos proyectos en las calles van a hacia el río que también se posicionaron como premium”.

Anuncio
San Fernando Viviendas
El centro comercial a cielo abierto, los colegios, clubes y nuevos accesos atraen la demanda de familias jóvenes para mudarse a las viviendas de esta zona del Gran Buenos Aires

En la parte del casco de San Fernando como Victoria, la mayoría de los emprendimientos están desarrollados entre medianeras y son unidades de uno, dos y tres ambientes, recién después de la pandemia se comenzó con algunos desarrollos de pisos que apuestan a las familias que no quieren vivir en una casa por la seguridad, contar con las mismas comodidades y estar a un paso de todo.

Marcela Moriconi, otra especialista del mercado inmobiliario de esta zona del GBA, destacó a Infobae que “el mercado es bastante heterogéneo en San Fernando, están los barrios náuticos, sectores de edificios en las zonas céntricas cercanas a la continuación de Avenida del Libertador, y cerca de las estaciones del tren con valores accesibles, y sector en amplio crecimiento cerca de la ruta Panamericana como los es Alta Vista”.

Desde el segmento advierten que este mes se vio un claro repunte de la demanda por medio de consultas y visitas

También hay progreso en Punta Chica con emprendimientos muy exclusivos, de baja altura apuntando a la ubicación y la vegetación de esa zona, que permite tener vistas únicas a pesar de estar desarrollados en tres pisos.

Precios a estrenar y cómo se comportaron los usados

Los valores de venta difieren mucho dependiendo las distintas zonas, en el casco de San Fernando en promedio de venta real es de USD 1.800 el m2, en la parte del centro de Victoria los valores en promedio se encuentran en los USD 2.200, en la zona de la Avenida de Libertador los valores ascienden en promedio hasta los USD 2.550 y en la zona de los masters plan que ya están consolidadas, las cotizaciones superan los USD 3.000, siempre en unidades terminadas y en promedio.

San Fernando Viviendas
Hay varias propuestas de pozo que están cerca de inaugurarse en breve, entre fin de año y principios de 2023

La mayoría de los emprendimientos desde el pozo pueden adquirirse al costo, con un anticipo y cuotas ajustadas por el Índice de la Cámara Argentina de la Construcción (CAC), donde se puede pagar el 40% de la unidad y el saldo en 4 cuotas fijas semestrales en dólares a los 6, 12, 18 y 24 meses.

Mientras que en la zona, el mercado del usado no es ajeno con respecto a otros lugares, las unidades descendieron aproximadamente un 30% desde 2019. “Los precios se han ido adecuando pero no todos están dispuestos a bajar más”, añadió Moriconi.

Por ejemplo un departamento de dos ambientes, 50 m2 y cochera oscila en USD 115.000, y sin cochera descienden a USD 95.000, y casas de 100 m2, hay en USD 200.000, y se encuentran PH para reciclar desde 90.000 dólares.

SEGUIR LEYENDO:

De Mendiguren: “Estamos desesperados por los dólares”

Los empresarios rechazaron el proyecto de ampliación de la Corte Suprema

Anuncio

Un director del BCRA reconoció que hubo un “error de interpretación” en la norma que prohibió comprar dólares a los productores del campo

Sin categoría

Tras levantarse el cepo, en enero la exportación de carne vacuna creció un 20%

Publicada

el

Tras levantarse el cepo, la exportaciones de carne vacuna aumentaron en enero pasado un 20% interanual
EFE
Tras levantarse el cepo, la exportaciones de carne vacuna aumentaron en enero pasado un 20% interanual
EFE (Demian Alday Estevez/)

Luego que el Gobierno de Javier Milei decidiera liberar el mercado cárnico y levantar las restricciones de ventas al exterior que regían desde hace casi tres años para los cortes más populares, las exportaciones de carne vacuna durante enero pasado alcanzaron un volumen de 61.200 toneladas peso producto de carne refrigerada y congelada, y un valor de USD 235,3 millones. Así lo informó el Consorcio de Exportadores de Carne Argentina ABC.

En relación a diciembre último los volúmenes embarcados presentaron una leve baja del 0,4% y un aumento interanual del 19,2%. Además el valor obtenido registró un avance moderado del +3,6% y al realizar la comparación interanual hubo un aumento del 11,9%. “El acumulado de los últimos doce meses, desde febrero de 2023 a enero de 2024, revela que las ventas al exterior de carne bovina refrigerada y congelada resultaron cercanas a las 693,0 mil toneladas peso producto; por un valor de aproximadamente 2.802,5 millones de dólares”.

carne vacuna
Exportaciones de carne vacuna

“Con relación al año móvil, febrero de 2022 a enero de 2023, los volúmenes exportados son un (+6,8%) superiores; mientras que el valor obtenido ha sido un (-18,9%) inferior”, comentó Mario Ravettino, titular del Consorcio ABC.

Por otro lado, se informó que “el precio promedio de exportación de carne bovina refrigerada y congelada resultó en el mes de enero de 2024 de USD 3.843 por tonelada. Este valor resulta un (+4,0%) superior al obtenido en diciembre de 2023; y un (-6,1%) más bajo que el precio medio de enero de 2023, que había sido de USD 4.094 por tonelada. Se observa una tendencia a la baja de los precios en los principales destinos desde el mes de mayo de 2022 en adelante; y los USD 3.843 promedio por tonelada obtenidos en el mes de enero de 2024 se ubican más de USD 2.450 por tonelada por debajo de los máximos registrados en el mes de abril del año 2022″.

China sigue siendo el principal destino de las ventas argentinas de carne vacuna al mundo. El último mes representaron el 79,2% del volumen total comercializado y el mencionado país compró casi 12 mil toneladas de carne con hueso y huesos bovinos producto de la despostada, por un valor de USD 19,3 millones; y 36,6 mil toneladas de carne bovina deshuesada, por un valor de USD 123,6 millones. En el caso puntual de China, el precio medio de las ventas de carne sin hueso en enero de 2024 se ubicó alrededor de los USD 3.380. Esta cifra se ubica muy por debajo de los USD 5.900 que se pagaba por tonelada en mayo de 2022.

Exportadores con Caputo

El ministro de Economía, Luis Caputo, recibió a los representantes del Consorcio ABC. Allí los frigoríficos exportadores le presentaron a la administración nacional una propuesta para incrementar las ventas al exterior de carne vacuna, y también atender cuestiones vinculadas al consumo doméstico, temas sanitarios, la informalidad de la cadena y la apertura de nuevos mercados.

carne vacuna
Exportadores con Caputo

“Argentina tiene un enorme potencial de insertarse en el mercado internacional como un proveedor de carnes bovinas de alta calidad, comprometidos con la sustentabilidad ambiental y la seguridad alimentaria, dando cumplimiento integral a los requisitos que demandan exigentes clientes del exterior”, expresó Mario Ravettino, tras el encuentro que mantuvo con Caputo en el Palacio de Hacienda.

Ante el ministro, quien estuvo acompañado por Juan Pazo, Secretario de Coordinación del Ministerio de Economía, los empresarios ponderaron los resultados que generó “la predisposición del gobierno nacional de liberar las exportaciones argentinas de carne bovina, convencidos en las ventajas que esto genera en materia de empleo, ingreso de divisas e inversiones para el desarrollo de la cadena de carnes”.

Anuncio
Seguí leyendo...

Sin categoría

Más que retenciones: por qué los problemas estructurales siguen siendo el Talón de Aquiles de las economías regionales

Publicada

el

Vino, actividad con semáforo en rojo

Si hubo un tema que se discutió intensamente durante el prolongado y finalmente frustrado debate por la Ley Ómnibus fue la situación de las economías regionales, aquellas producciones que se desarrollan fuera de la llanura pampeana del centro del país. La eventual suba de derechos de exportación o retenciones quedó finalmente descartada para la mayoría de ellas, en el proyecto de ley que no fue. Por ahora la mayoría sigue sin ese gravamen, pero sus protagonistas miran con atención qué pasos dará el Gobierno en materia fiscal.

Mientras tanto, los problemas estructurales subsisten para la mayoría de ellas. Así lo reveló esta semana el llamado Semáforo de Economías Regionales que, mensualmente, emite la Confederación Intercooperativa Agropecuaria (Coninagro), al relevar la situación de 19 producciones de las cuales, en enero, solo 3 se encontraban en color verde; 7 se mostraban en amarillo, y las 9 restantes estaban en rojo, manifestando así estar en crisis o mostrando signos de ella, según la calificación del Semáforo. Infobae consultó a representantes de algunas de esas categorías de la economía para conocer de primera mano la situación de distintos complejos productivos.

Marcelo Federici, productor vitivinícola de Mendoza, perteneciente a la Cooperativa El Poniente, consejero de la Federación de Cooperativas Vitivinícolas Argentinas (Fecovita) y vicepresidente de Coninagro, señaló que “llegamos a consensuar que en la Ley Ómnibus la industria vitivinícola iba a tener retención cero y hoy estamos en una posición latente de que, al haberse caído, al momento que se trate pueda haber algún tipo de planteo de incremento, como hubo en el DNU, de los aranceles de exportación”, dijo.

Semáforo Coninagro Febrero 2024
Economías regionales

Recordó que en los vinos que más se exportan, retenciones del 15 por ciento hubieran llegado a representar el 60 al 70 por ciento del valor del producto que está dentro de la botella. Algo similar hubiera sucedido con los mostos, que hubieran representando el 40 por ciento de su valor. “Esta retención la sufría fundamentalmente el productor primario”, enfatizó Federici.

Mejor cosecha

En cuanto a la realidad de la actual vendimia, pasada la sequía y las heladas que afectaron la de 2023, señaló que “tenemos prácticamente entre un 25 y un 30 por ciento más de cosecha, por eso era fundamental en este momento no aplicar un arancel a las exportaciones de mostos y de vinos, ya que hoy sigue cayendo la demanda del vino en el mercado interno, dado que el poder adquisitivo se ha resentido”. En este punto agregó que por ese motivo “vamos a necesitar de las exportaciones, para poder vender todos los volúmenes que tenemos. Va a ser una herramienta fundamental para que el precio siga sostenido y siga fortalecido al productor primario”.

Economías regionales
Marcelo Federici, productor vitivinícola de Mendoza

Del vino que se produce en la Argentina, alrededor del 80 por ciento se consume en el mercado interno y el 20 por ciento se exporta. Por cada kilo de uva que se produce en la Argentina, entre el 50 y el 60 por ciento se destina a consumo como vino, en el mercado interno, y el otro 40 por ciento, a exportación, como mosto o como vino fraccionado. “Prácticamente entre el 40 y el 45 por ciento de la producción de la Argentina tenemos que exportarla, para no generar una sobreoferta y así un deterioro de los precios”, precisó Federici.

En cuanto al futuro de la actividad vitivinícola, el dirigente señaló la preocupación por el recambio generacional entre los viñateros. También mencionó que trabajan en un plan estratégico en conjunto con las autoridades provinciales y nacionales y con la Corporación Vitivinícola Argentina (Coviar) para “ir mostrándoles un norte a los productores, ya que muchas de las parcelas no están integradas en cadenas de comercialización, a fin de promover el conocimiento del mercado y que los productores estemos produciendo lo que el consumo está necesitando”, explicó Federici.

Gran preocupación

Desde Chaco, Juan Hutak, productor agropecuario en Pampa del Indio, integrante de la cooperativa local y presidente de la Unión de Cooperativas Agrícolas Algodoneras (UCAL), federación que agrupa todas las cooperativas algodoneras de la provincia, precisó que “la actual campaña de algodón está llegando a su punto culmine con gran preocupación por parte de los productores. La ola de calor extrema y la falta de lluvias que se dio en enero y parte de febrero se hizo sentir de manera contundente, con lo cual los rindes serán probablemente menores a los esperados”.

A esta circunstancia sumó el aumento de los costos de producción, especialmente de los insumos dolarizados y del combustible, y los precios de la fibra que, en dólares, retrocedieron respecto de lo que se pagaba antes de la devaluación -el kilo de fibra cotizaba $1.000 en noviembre 2023 y $1.330 la semana pasada).

Anuncio
Economías regionales
Marcelo Cataneo, arrocero de Entre Ríos

Más allá de las coyunturas económicas que definen la mayor o menor superficie de siembra de algodón cada año, en cada campaña, existen limitaciones a la expansión del cultivo como la falta de inversión en genética y el mal uso de los herbicidas hormonales en soja y maíz, cultivos con los que convive el algodón.

Problema transversal

En Argentina, históricamente el mercado interno consumió la mayor parte de la fibra producida, quedándose con las mejores calidades a expensas de un precio superior al pagado por la exportación, con lo cual se exportaban los excedentes de calidades bajas y a menores precios relativos. En 2023 la exportación estuvo prácticamente parada y los volúmenes fueron escasos, por la baja de los precios internacionales y la sostenida demanda interna.

“Como suele suceder en las crisis económicas el consumo de productos textiles es uno de los que primero se resiente, con lo cual, si la demanda interna cae, producto de la recesión y los precios de exportación no rebotan como para tornarse más atractivos, se avizora un 2024 con precios deprimidos y probablemente una menor demanda”, precisó Hutak.

El dirigente mencionó un tema no menor para la mayoría de las economías regionales, que también afecta al algodón como el alto costo del flete.

Riego indispensable y caro

También los costos afectan a la producción de arroz, que tiene en Entre Ríos a una de sus principales provincias productoras. “En los 2 últimos años hemos trabajado no a pérdida, pero sí a empate, por los altos costos del riego, incrementado por la gran sequía”, explica Marcelo Cataneo, productor y vicepresidente de la Cooperativa Arrocera de San Salvador, en esa localidad del centro entrerriano. Al respecto, agregó que “normalmente se presupuestan entre 300 y 500 litros de gasoil por hectárea de arroz sembrada, pero en los dos últimos años se superaron los 500 litros”.

Economías regionales
Nicolás Carlino, productor en Monte Caseros, Corrientes

El empate del que habla también se debió a un precio internacional del arroz que estaba planchado y a la paridad cambiaria, aunque para este año el sector espera buena cosecha.

Las principales limitantes que dificultan la actividad son los altísimos costos de producción. Aquí se destacan fertilizantes que con subas de casi un 100 por ciento y el precio del combustible.

El mercado interno está quieto porque hay poca producción arrocera como consecuencia de la sequía. “No hay tanto arroz disponible en el mercado, pero a pesar de eso todavía los precios están muy altos en las góndolas y al productor no le llega ese precio”, destacó el productor. Los eslabones de la intermediación, entre el productor y la góndola, todos con su carga impositiva propia encarecen sustancialmente el precio al consumidor perjudicándolo tanto a él como al productor.

En cuanto a la exportación, actualmente el arroz se paga entre 400 y 420 dólares por tonelada, un récord histórico.

Para Cataneo, el desafío es seguir produciendo con estos altos costos.

Anuncio

Sigue igual

“Sin la Ley Ómnibus, la citricultura sigue igual, con problemas estructurales que ya vienen de varios gobiernos, que le hacen perder competitividad a nivel internacional a la exportación. Nuestros costos están en dólares y todos los insumos están dolarizados. Además, la cuestión laboral no es un tema menor”. Así describió la situación de la producción de cítricos dulces Nicolás Carlino, productor en Monte Caseros, Corrientes, socio de una cooperativa local y presidente de la Federación de Cooperativas de esa provincia.

“Con la ley ómnibus se solucionaban algunos inconvenientes como eliminar las multas por los despidos, que ha dejado a muchas empresas pymes fuera del sistema y las ha fundido por la litigiosidad que hay en la zona. Hay una industria del juicio que, lamentablemente, va en contra de la posibilidad de generar trabajo”. En este punto aseguró que “hay mucho trabajo, pero la gente no quiere tomar empleados”, por la incertidumbre de los juicios laborales.

En este contexto, la actividad toma menos personal lo que ha dejado muchas pequeñas empresas fuera del sistema. Respecto al mercado interno de cítricos, Carlino señaló que los precios no son los mejores, que los productores también arrastran secuelas de la sequía y que, para la exportación, Argentina sigue siendo cara también en cítricos.

“Perdimos competitividad porque nuestro tipo de cambio no nos ayuda y, a precios internacionales las variaciones que hay no son tan grandes como puede haber en otros rubros. Por lo menos en los últimos 10 años, se han mantenido los precios internacionales, pero el costo país se ha disparado por las nubes”, se quejó el correntino y explicó que en naranjas, el país no puede competir con Sudáfrica y otros que tienen mejor calidad con costos muchísimos más bajos, y que con las mandarinas, todavía algo se puede exportar, pero están al límite con los costos.

“Necesitamos trabajar en conjunto para conseguir previsibilidad. La citricultura es una actividad que desde que se pone la planta hasta que se empieza a recuperar parte de la inversión demora de cinco o seis años. Previsibilidad es lo que necesitamos para poder trabajar”, cerró Carlino.

Seguí leyendo...

Sin categoría

La industria lechera reclama asistencia oficial para frenar la crisis del sector y evitar el cierre de tambos

Publicada

el

Luego de la protesta de los tamberos, el gobierno dijo que el septiembre aumentó el precio que cobra el productor y la industria también opinó sobre la problemática de la lechería

Hoy se celebra en todo el país el Día del Tambero en un escenario donde la producción de leche está seriamente complicada. La última sequía aceleró la venta de vacas que estaban en plena actividad y el cierre de tambos por la imposibilidad de comprar alimento para sus rodeos. La crisis en la lechería continúa, y se hizo visible en la caída de un 12% interanual que registró la producción de leche en enero pasado. Las subas en los precios de las materias primas entregadas a la industria no alcanzan para cubrir compra de alimentos y atender el pago del fuerte endeudamiento que arrastra el sector desde hace dos años.

A la agresividad que propuso el clima cálido, con falta de lluvias y pérdida de pasturas durante un verano que registró temperaturas de hasta 45 grados en los campos lecheros, también se le suman noticias que son calificadas como negativas por parte del sector. En ese sentido aparece la falta de resolución para el conflicto que mantiene la cooperativa láctea SanCor con el gremio ATILRA, con bloqueo de plantas, asambleas del personal que paralizaron la actividad durante muchos días y la falta de soluciones tras la intervención gubernamental.

Para muchos en el sector productivo de leche, conflictos de este tipo y además la búsqueda de soluciones para la crisis que enfrenta el sector en su conjunto, requiere la continuidad de procesos de diálogo y la búsqueda de “puntos en común” que promuevan el desarrollo de la actividad, algo que también le reclaman a la Secretaría de Agricultura de la Nación. A dos meses de asumir. sus funcionarios no se ha formalizado una convocatoria a los productores de leche para escuchar sus reclamos.

Crisis

Marisa Boschetti, titular de la Comisión de Lechería de la Federación Agraria Argentina (FAA), aseguró que “la lechería sigue en crisis que lamentablemente se sigue extendiendo. No sé cuánta más espalda tendrá el productor para sostener su actividad. Está todo muy complejo. El precio sube, pero está lejos de permitir un equilibro. Está retrasado el precio. Hoy se necesita un monto de 300 a 330 pesos, aunque muchos tamberos me dirán que me quedo corta, ya que sabemos que estamos muy endeudados, y con pleno proceso de inversión para guardar alimento para el invierno”.

“Tras la sequía, se están haciendo grandes esfuerzos para hacer reserva de alimentos. Falta mucho para lograr el equilibrio. Hay liquidación de vientres productivos para cubrir la caída de ingresos, ya que el precio de la leche no lo cubre. Quizás por ello, hemos visto en enero una caída fuerte del 12% en la producción. Al mismo tiempo, el productor ya no tiene capacidad para endeudarse más. Es por eso que continúa la crisis. Hay también pérdida de tambos por la seca y por falta de alimentos. Veremos que dice la próxima vacunación del SENASA. Sin duda, cayó el número de tambos por venta de establecimientos, venta de rodeos y cierre de la actividad”, explicó Boschetti a Infobae.

Tamberos-Marisa-Boschetti,-de-FAA
Marisa Boschetti, titular de la Comisión de Lechería de la Federación Agraria Argentina (FAA)

La referente de la FAA en Lechería recordó que desde la secretaría de Agricultura no hubo en los últimos dos meses de gestión una convocatoria a productores lecheros para evaluar la situación sectorial, más allá de planteos realizados en diciembre pasado por la dirigencia de la Mesa de Enlace Agropecuaria. “Igualmente tenemos una gran expectativa en los funcionarios del sector”, expresó la productora.

Cuestionamientos

Eduardo García Maritano, integrante de la Comisión de Lechería de Confederaciones Rurales Argentinas (CRA), explicó que “consideramos que el gran problema que reporta la lechería es que no está armada como negocio. Tenemos claro que la cadena de valor comienza en la demanda y no en los tambos. La distorsión que tiene la cadena comercial lechera argentina, hace que el consumidor pague por lácteos el precio más caro de la región y al mismo tiempo se paga al productor el litro de leche más bajo del mundo. Eso es falta de coordinación privada. La Argentina tiene establecido desde 2016, a través de la resolución 229, un precio de referencia en función del estándar que se debe abonar la materia prima en la compra venta de leche, que no se cumple. Y hace ocho años, venimos diciendo ya la vamos a mejorar. Es por eso que planteamos por qué se sigue haciendo mal. Laudar precio no es función del Estado”.

También Roberto Perracino, presidente de Mesa de Productores de Leche de Santa Fe, coincidió en que “Argentina tiene un sistema vetusto y arcaico como es el que rige para el pago de la leche por parte de la industria. Esto no va más. Todos sabemos donde está el problema. Sabemos cuánto tiene que cobrar el tambero y que la cadena de valor es rica: en las góndolas hay leche que se paga 1300 pesos por litro, y hasta 1700 pesos, mientras que el tambero cobró en enero un monto de 250 pesos, con el pago del IVA al 21% en la compra de insumos. El precio de góndola de los lácteos es cinco veces más de lo que recibe el productor. Allí hay muchas cosas que corregir”.

Anuncio
Tamberos-roberto-perracino
Roberto Perracino, presidente de Mesa de Productores de Leche de Santa Fe

Perracino dijo que “hay una luz al final del túnel en una actividad que está muy complicada, y esto a partir de lograr mejorar el precio de la leche y alcanzar un escenario de estabilidad. Sabiendo que hay que sanear al sector, hay productores tamberos que adeudan entre cuatro o cinco meses de ingresos netos en compromisos asumidos en los últimos dos años con proveedores de insumos y con bancos que ofrecieron créditos a tasas muy altas”.

Conflicto

Marisa Boschetti, tambera de Córdoba, aseguró que “el tema SanCor se presenta como complicado y difícil, sabiendo que fue una cooperativa láctea tan grande y que marcó un camino y que haya llegado a esta instancia, donde la vemos intentar mantener la actividad de lo que quedó de una estructura que fue un monstruo. Y es muy triste lo que sucede con el gremio. Vemos que no se pone en la balanza la cantidad de empleos que pueden perderse. Por lo que creo que debería hacerse un esfuerzo, tanto de la empresa, trabajadores y el gremio lechero, para ir desatando el nudo, y volver a encaminar la actividad de lo que queda de la cooperativa. Creemos que los gremios no deben ser un impedimento para una industria, o una empresa en particular”.

Además consideró que “sabemos que hay problemas económicos, pero hay que respetar la decisión que pueda adoptar el propio trabajador, sabiendo que la situación sería mucho más difícil si hay un cierre. Hay trabajadores que quieren seguir trabajando, continuar con el proceso de reestructuración para salir adelante. Hay que darle libertad al trabajador y el gremio no lo debe impedir más allá del reclamo. No corresponde que las fuerzas policiales, tal como lo vimos, sea quien deba resguardar la integridad de los trabajadores que quieran seguir en sus puestos. Con el diálogo, hay que llegar a un entendimiento”.

Tamberos-garcia-maritano-de-cra
Eduardo García Maritano, de Confederaciones Rurales Argentinas (CRA)

También García Maritano, comentó sobre SanCor que “como productor tambero no cooperativizado soy muy respetuoso de la acción cooperativa. Pero si dos personas hacen una empresa, y les va mal, ¿de quién es la culpa? Allí no podemos asumir que es culpa de otro. En el caso de ATILRA, y esto va para todos, lo que uno espera es que se respeten las leyes. El accionar sindical es una defensa legítima del trabajador, pero ese trabajador sindicalizado no puede decir: ‘esta fábrica es mía’”, dijo el ruralista de CRA a Infobae.

Falta estructura productiva

Perracino, si bien hoy no entrega leche a SanCor, relató: “Mi padre entregaba hace treinta años a la cooperativa, y hablando desde el corazón, gracias a SanCor tuvimos un gran adelanto y sin duda, esta cooperativa láctea, hizo que la lechería argentina fuera potencia mundial en la década del ‘80. Después, aunque no sabemos bien los motivos, fue sucumbiendo para quedar hoy como una empresa más chica y lamentamos muchos que no se haya podido recuperar pese a todos los intentos que hubo”.

“Allí, el tema empresarial y gremial, es una cuestión a debatir, no solo en este caso, sino también en la Argentina. Ya que en el mundo las cosas han cambiado y hay cosas a tratar, y me da la sensación que hoy estamos en un momento de quiebre, y apostar a renovarse. Y allí hay que volver a sentarse a conversar”, consignó.

“En la década del ‘70, Argentina contaba con 31 mil tambos en actividad, y hoy solo contamos con 9.700 establecimientos. En mi zona, por la sequía, se cerraron unos 100 tambos. En igual período, Brasil contaba hace medio siglo con 40 mil tambos, y hoy tiene 190 mil. Claramente somos los perdedores del área sur. Otro tema que tenemos que ver con preocupación, es la extranjerización de la industria láctea”, concluyó.

Seguí leyendo...
Anuncio

+Vistas