Conéctate con nosotros

Mundo

“Padre Mugica”: ¿quién mató al primer cura villero, Montoneros o la Triple A?

Publicada

el

En “Padre Mugica”, Ceferino Reato investiga el asesinato del primer cura villero en 1974.

Para el periodista y politólogo argentino Ceferino Reato, hay dos cosas sobre el padre Carlos Mugica que se mantienen inalterables: su condición de protagonista central de la convulsión social y política de los años setenta y el desacuerdo acerca de quién ordenó su homicidio, si Montoneros o la Triple A.

A medio siglo del asesinato del “primer cura villero”, Reato acaba de publicar Padre Mugica, libro en el que investiga no solo los detalles del crimen ocurrido el 11 de mayo de 1974, sino los usos políticos que, posteriormente, se hicieron del mismo.

“Para bien y para mal, blanco de elogios desmesurados y críticas furibundas, el padre Mugica era una de las personas más conocidas de la Argentina; simpático, hablador, articulado, mordaz, daba bien en cámara, como dicen los productores y conductores de los programas de televisión, que lo convocaban seguido porque despertaba pasiones, a favor y en contra”, escribe el autor.

Mugica, como cuenta Reato, pasó “de la elite porteña a la villa de Retiro, del antiperonismo al peronismo, del orden conservador a la revolución guerrillera, del capitalismo al socialismo”, y hoy, a cincuenta años de su asesinato, todavía sigue siendo una de las figuras más fascinantes de aquella turbulenta Argentina de la década del setenta.

“Padre Mugica” (fragmento)

Ceferino Reato - Padre Mugica
“Padre Mugica”, de Ceferino Reato, editado por Planeta.

Ya era noche cerrada en la ciudad de Buenos Aires y una llovizna fría mojaba el cabello rubio del padre Carlos Mugica mientras caminaba con paso apurado por el pasillo de la casa parroquial de San Francisco Solano, en Villa Luro, un tranquilo barrio porteño de casas bajas. Había oficiado la misa vespertina de los sábados y se dirigía a la salida para cruzar la calle Zelada, subirse a su traqueteado Renault 4S verde oliva metalizado y llegar lo más rápido posible a la casilla de su amigo «Drácula» Serrano, que lo esperaba con un asado en la villa miseria de Retiro, el lugar elegido por el cura como centro de su tarea pastoral en favor de los pobres.

Mugica tenía cuarenta y tres años y, como era habitual, vestía de negro, siempre elegante: campera de fibra sintética, polera de algodón, pantalón de corderoy, un cinturón marca George y mocasines marrón oscuro; nunca usaba sotana y rara vez, clergyman o cuello clerical, la camisa especial de los curas que termina en un cuello redondo y blanco. Otras dos personas acompañaban a Mugica aquel lúgubre 11 de mayo de 1974 a las ocho y cuarto de la noche: Carmen Judith Artero de Jurkiewicz, más conocida como «María del Carmen», treinta y nueve años, separada, y Ricardo Rubens Capelli, treinta y siete, soltero. Ambos colaboraban con él en la villa de Retiro en sus ratos libres.

Para bien y para mal, blanco de elogios desmesurados y críticas furibundas, el padre Mugica era una de las personas más conocidas de la Argentina; simpático, hablador, articulado, mordaz, daba bien en cámara, como dicen los productores y conductores de los programas de televisión, que lo convocaban seguido porque despertaba pasiones, a favor y en contra.

Su pertenencia al patriciado porteño, retoño rebelde pero no tanto de una familia conservadora y adinerada, con amigos poderosos con los que seguía relacionado a pesar de sus posturas combativas, no hacía más que alimentar la atracción de la gente y los medios de comunicación. Para colmo, en los últimos meses se había peleado no solo con la derecha armada del peronismo encarnada por el influyente José López Rega, recién ascendido por decreto de cabo primero retirado a comisario general retirado en una promoción de catorce grados sin precedentes en la Policía Federal, sino también con sus antiguos amigos de la izquierda guerrillera, con sus exdiscípulos de Montoneros, en especial con Mario Eduardo Firmenich, jefe del grupo.

Además, era cura y buen mozo: rubio y con un mechón que le caía sobre la frente, ojos celestes, facciones varoniles y un cuerpo atlético al que cuidaba y entrenaba como un deportista profesional. El fútbol era su gran pasión, pero también nadaba y jugaba al tenis, deporte que en los años setenta era mucho más elitista que ahora. Por esos motivos, siempre andaba rodeado de mujeres jóvenes y lindas, muchas de ellas de su misma clase social, que llenaban sus misas y lo ayudaban generosamente en sus actividades pastorales y sociales en el asentamiento de Retiro.

Anuncio

Aquel sábado fatal, apenas atravesaron la puerta de Zelada 4771, el cura permaneció unos instantes en la vereda con Carmen Artero mientras Capelli se acercaba a su Fiat 600 blanco, chapa patente C 186.622, estacionado unos doce metros a la derecha, donde esperaba otro de los ayudantes del cura en la villa, Nicolás Zacarías Marmouget, un escritor desocupado de cuarenta y tres años, soltero, con el que se había distanciado, pero al que estaba dispuesto a darle una nueva oportunidad. Algunos pocos feligreses seguían conversando en la vereda, frente a la iglesia.

"Ceferino Reato - Padre Mugica
El Padre Mugica junto al escritor argentino Julio Cortázar.

—Listo, ya está, ya hablamos con Carlos. Está todo bien, pero no lo cargues; no le digas nada —le dijo Capelli. Obediente, Marmouget se bajó del auto, se acercó al cura y le dio la mano.

—Esperame un momentito que tengo que hablar con este señor —le comentó Mugica luego de saludarlo afectuosamente.

Carmen Artero no conocía al hombre que aguardaba a su lado, con quien el cura se alejó «unos dos metros, hacia la puerta de la iglesia», en busca de privacidad para charlar tranquilos, según declaró ante el juez nacional de primera instancia en lo Criminal de Instrucción Julio Humberto Lucini el domingo 12 de mayo a las dos y veinte de la madrugada. Al declarar por tercera vez ante la justicia, el 24 de mayo, señaló que «era un individuo de más de cuarenta años, corpulento», y que, «sin poder afirmarlo rotundamente, cree recordar que, cuando el individuo mencionado hablaba con Mugica, se encontraba también otra persona, cuya fisonomía no puede precisar, y en un momento dado pareció que había una discusión, retrocediendo Mugica unos pasos». Pero no pudo ubicar a esa supuesta segunda persona en ninguna otra secuencia del ataque y la fuga; además, ningún otro testigo la mencionó.

Por su lado, Capelli aseguró que, cuando él caminaba en busca de Marmouget, escuchó que «un hombre llamó a Mugica y este se dirigió al mismo palmeándolo sobre los hombros».

—¡Padre Carlos!, ¡padre Carlos! —le había dicho, según Capelli, que solo pudo recordar que el desconocido vestía un traje marrón.

El 26 de junio, en su segunda declaración judicial, Capelli ratificó que «nunca antes había visto» a esa persona; «que, de volver a verla, no la reconocería», y que solo podía decir que «era baja, un poco “gordito”, de aproximadamente cincuenta años de edad».

Instantes después de que el cura se volviera para conversar con el desconocido, Carmen Artero escuchó «una sucesión de explosiones que le parecieron cohetes», vio que el cura «caía contra la pared de la casa vecina a la iglesia, un poco antes de la entrada a la sacristía», y que «un hombre alto, corpulento, vestido con campera oscura, de cabellos oscuros, abundantes, peinado suelto, con bigotes oscuros poblados, largos, se hallaba a una distancia de un metro y veinte centímetros de Mugica» mientras seguía «sintiendo los estampidos y viendo una sucesión de fogonazos, no pudiendo observar arma alguna».

La próxima secuencia recordada por la colaboradora de Mugica tenía al cura ya caído en el suelo y al «individuo a paso apresurado que se dirigió al cordón de la acera, introduciéndose en un automóvil que allí se hallaba estacionado sobre su derecha», del lado de la iglesia, «con la portezuela del lado del acompañante, abierta,» y que le pareció que el coche era «un Chevy color verde penicilina con techo negro vinílico».

Pero no pudo precisar en qué momento huyeron el agresor y el conductor del automóvil, porque dirigió su atención a Mugica, que se quejaba sentado en el suelo tras haberse deslizado por la pared, con la cabeza apoyada en la casa vecina como si fuera un muñeco destartalado.

"Ceferino Reato - Padre Mugica
Ceferino Reato es autor de libros como “Operación Traviata”, “Operación Primicia”, “¡Viva la sangre!” y “Masacre en el comedor”.

«Me agacho junto a Carlos y siento que se queja; le paso mi brazo por la espalda para tratar de levantarlo y siento en mi mano correr su sangre tibia, y recién en ese momento, recién en ese momento, me doy cuenta de que lo han ametrallado», rememoró Carmen Artero.

Fue allí cuando apareció el padre Jorge Vernazza, de cuarenta y ocho años, el párroco de San Francisco Solano y amigo de Mugica desde el seminario; pertenecían al Movimiento de Sacerdotes para el Tercer Mundo y eran tan peronistas que un año y medio antes habían viajado en el avión que trajo a Perón al país luego de un larguísimo exilio.

Anuncio

Vernazza había escuchado un tableteo que le pareció que podía responder a cohetes y salió a la calle. Al abrir la puerta de la casa parroquial, escuchó el ruido de un automóvil que se alejaba a toda velocidad y los gritos de las personas que estaban en la vereda. Y «al mirar al costado derecho, vio al padre Mugica tendido en el piso con la cabeza apoyada contra la pared, distante unos quince metros de la puerta de la iglesia».

Era sacerdote y, «presumiendo la gravedad de lo sucedido», lo primero que hizo fue volver al templo en busca de los óleos sagrados para suministrarle a su amigo el sacramento de la Unción de los Enfermos, una gracia para ayudarlo a sobreponerse a las heridas, y con la ayuda de Carmen Artero y otros feligreses lo subieron al Citroën 2CV de un vecino, Néstor Giménez, para llevarlo de urgencia al Hospital Salaberry, a unas veinticinco cuadras, en el barrio de Mataderos. En la confusión del momento, Carmen Artero pudo ver que había otra persona caída en el suelo «boca abajo» que «gritaba desesperadamente su nombre». Era Capelli, que estaba regresando a su coche «y habría caminado unos diez metros, cuando siente un tableteo y un fuerte dolor en el hombro izquierdo cayendo al piso, y, pese a ello, gira y alcanza a ver a Mugica sobre la vereda, apoyada la espalda contra la pared», y a Carmen Artero «que gritaba: “¡Carlos! ¡Carlos!”».

Capelli aclaró que «no vio al que agredía a Mugica» y recordó «el rugido de un motor de coche y el chirrido de las gomas», los ruidos de los atacantes en su huida, según afirmó en su primera declaración judicial, el 15 de mayo, acostado en la cama seiscientos sesenta y tres del pabellón número dos del Hospital Rawson, en Barracas, adonde había sido trasladado y se recuperaba de sus heridas.

Mundo

Noruega entregó a Ucrania cazas F-16 y reconoció que los aliados están haciendo lo suficiente para ayudar a Kiev

Publicada

el

“Los aviones serán los mejores modelos actualizados, aunque sean modelos antiguos”, ha dicho el jefe de la diplomacia noruega (NTB/Jan Langhaug via REUTERS) (NTB/)

El Gobierno de Noruega ha informado este lunes de la entrega a Ucrania de aviones de combate F-16, una de las principales demandas de Kiev a sus socios. “Ninguno de nosotros está haciendo lo suficiente. Tenemos que hacer más y mejor”, ha dicho el ministro noruego de Asuntos Exteriores, Espen Barth Eide.

Con motivo de su visita oficial a Kiev, en donde se ha reunido con su homólogo ucraniano, Dimitro Kuleba, Eide ha afirmado que Ucrania necesita reforzar su capacidad para atacar la retaguardia de las líneas enemigas, motivo por el que Noruega ha decidido unirse a daneses y neerlandeses para entregar estos cazas F-16.

“Los aviones serán los mejores modelos actualizados, aunque sean modelos antiguos”, ha dicho el jefe de la diplomacia noruega, quien ha instado al resto de socios occidentales a seguir apoyando a Ucrania, recoge la agencia Ukrinform.

“Tenemos que pensar nuevas formas estratégicas de ayudar a Ucrania para que pueda conservar su territorio, su soberanía, independencia y pueda tomar decisiones”, ha dicho Eide, quien ha informado de conversaciones con otros socios para acelerar la entrega de sistemas de defensa aérea, como los Patriot. En ese sentido, el ministro Kuleba ha trasladado a los medios que uno de los temas principales de estas negociaciones han sido la entrega de sistemas de defensa aérea, no solo los Patriot estadounidenses, sino también los noruegos NASAMS, que “ha demostrado su eficacia en Ucrania”.

“Agradecemos que el Gobierno noruego esté haciendo esfuerzos para que Ucrania tenga más sistemas de este tipo, pero también tiene las herramientas y las capacidades para ayudarnos a obtener sistemas Patriot de otros países”, ha dicho. “No tengo ninguna duda de que Noruega está haciendo todo lo que puede. Todo esto no sucede en un día”, ha concedido Kuleba, quien ha insistido en que este armamento debe entregarse a Ucrania “lo antes posible”.

Volodimir Zelensky (Ukrainian presidency/dpa)
Volodimir Zelensky (Ukrainian presidency/dpa) (-/Ukrainian presidency/dpa/)

El presidente ucraniano, Volodímir Zelensky, insistió hoy en pedir a sus aliados que se impliquen en proteger a Ucrania de los ataques aéreos rusos en la misma medida en que algunos de ellos lo han hecho para proteger a Israel de los misiles y drones de Irán.

El jefe del Estado ucraniano recordó que, como ocurre con Ucrania, Israel no es miembro de la OTAN, y afirmó que, debido a ello, “no es necesaria la activación del artículo 5″ del Tratado de Washington (carta fundacional de la Alianza, que establece que un ataque a un Estado miembro es un ataque contra todos lo miembros de organización) para otorgar a Ucrania el mismo tipo de protección que recibió el Estado hebreo.

“Con voluntad política es suficiente”, dijo Zelensky después de que Estados Unidos, Reino Unido y Francia ayudaran desde sus bases en la región junto a algunos de los aliados regionales de Israel a derribar parte de los más de trescientos drones y misiles que Irán disparó contra el Estado judío en la madrugada del domingo.

El grado de intercepción de esos drones y misiles por parte de Israel y sus aliados resultó del 99 por ciento.

“Al defender a Israel, el mundo libre demostró que este tipo de unidad no sólo es posible, sino 100% efectiva”, dijo Zelensky en un mensaje publicado en su cuenta de Telegram. “Lo mismo es posible para proteger contra el terror a Ucrania, que, como Israel, no es miembro de la OTAN”, agregó el líder ucraniano.

Anuncio

Ucrania sigue siendo vulnerable a los misiles y drones rusos en la mayor parte del territorio del país, y Kiev pide insistentemente más sistemas de defensa aérea a sus socios para que sus ciudades e infraestructuras dejen de ser vulnerables a los ataques rusos.

Desde el pasado mes de marzo Rusia lleva a cabo una agresiva campaña de bombardeos contra el sistema energético ucraniano que ha provocado problemas de suministro. En sólo unas semanas, Rusia ha logrado destruir algunas de las centrales más importantes de Ucrania y ha destruido el 80% de la capacidad de generación térmica de Ucrania.

(Con información de EFE y EP)

Seguí leyendo...

Mundo

La historia del hombre que en una madrugada creó la bella canción “Somewhere Over The Rainbow”

Publicada

el

Israel “Iz” Kamakawiwo’ole fue un músico y compositor que nació en la capital hawaiana, Honolulu, en 1959. No sólo fue reconocido en su país natal por su talento musical, sino también por luchar por los derechos humanos. En su discografía defendió la preservación de las riquezas naturales de las islas que se ubican en el Océano Pacifico.

Su canción más exitosa nació en una madrugada de 1988 cuando Iz – así lo apodaban en la isla- llamó a un estudio local. “Por favor, ¿puedo pasar? Tengo una idea”, dijo para convencer de grabar de forma imperiosa a altas horas de la noche la que iba a convertirse en una legendaria balada. “Somewhere Over The Rainbow” puede reconocerse fácilmente: una suave y tierna voz masculina, acompañada de la melodía rítmica y agradable del ukelele.

Actualmente, “Somewhere Over the Rainbow” tiene más de 300 millones de reproducciones en Spotify

Durante toda su carrera musical, Iz fue reconocido por promover los valores y la cultura de Hawaii. Sus canciones mostraron su opinión a favor del movimiento independentista. Sus primeros pasos los dio junto a su hermano, Skippy, quien murió con apenas 28 años a causa de su obesidad. Los hermanos integraron Makaha Sons of Ni’ihau, un grupo musical que logró popularizar la música hawaiana más allá del hapa haole, el género tradicional de la isla.

“Somewhere Over The Rainbow”, tema reconocido mundialmente, fue incluido en el álbum “Facing Future” que se lanzó en 1993. Este disco es considerado como el mejor trabajo de Iz en su trayectoria musical. Debutó en el puesto 25 de la lista de la revista Billboard, hecho que hizo que su fama saliera de los limites del archipiélago. “Somewhere Over The Rainbow” es una reversión de dos canciones. Por un lado, “Over the Rainbow” uno de los tracks de la banda sonora de la película El Mago de Oz (1939). Y luego, la producción melódica de Bob Thiele y George David Weiss: “What a Wonderful World” que cantó Louis Armstrong.

Somewhere over the rainbow
Iz será recordado por su carácter siempre alegre y positivo

“Somewhere over the rainbow” tuvo tanto reconocimiento mundial a tal punto que se transformó en banda sonora de varias películas como: “Descubriendo a Forrester”, “¿Conoces a Joe Black?”, “Tienes un e-mail”, “Madagascar” y “Como si fuera la primera vez”. También, fue parte esencial en la creación e inspiración del corto animado de Pixar: “Lava”, que se estrenó en 2014 y dura 6 minutos.

El corto de Pixar tiene una unión directa con el cantante ya que el director, Ford Murphy, quedó enamorado de la tierra de Iz luego de visitarla en su luna de miel. Sintió una gran conexión con la isla y poco tiempo después escuchó la canción “Somewhere over the Rainbow” y se decidió a crear esta historia en honor al artista. La trama trata acerca de un volcán hawaiano que quiere enamorarse y encuentra un volcán femenino. Toda la historia es contada a través de un canto y un ukelele al ritmo de la canción que Kamakawiwo’ole grabó aquella noche de 1988 en un estudio y de una sola toma.

La tan famosa reinterpretación de Iz, fue dedicada a su esposa, Marlene Ah Lo. Fueron pareja desde el secundario y se casaron en 1982, años más tarde tuvieron una hija. Ceslieanne “Wehi” Kamakawiwo’ole siguió el mismo camino que su padre y se dedicó a la música. Pasión que también heredaron los nietos de Iz, Kiara y Elijah Parker-Kamakawiwo’ole.

Durante la mayor parte de su vida Iz, sufrió por su sobrepeso y llegó a pesar 343 kilos. Fue hospitalizado en numerosas ocasiones, lo que le impidió tener la posibilidad de ampliar sus horizontes con una carrera. Sus presentaciones a nivel internacional en vivo también fueron dificultadas por su estado de salud.

El 26 de junio de 1997, a los 38 años murió por problemas respiratorios derivados de su sobrepeso. Luego de que se conociera la noticia de su fallecimiento, el entonces gobernador de Hawaii Benjamin Cayetano permitió que sus restos fueran velados en una ceremonia pública en el ayuntamiento. Una ceremonia que anteriormente solo se había hecho tras el fallecimiento de un senador y un gobernador.

Anuncio

En el funeral que se realizó en el ayuntamiento, diez mil personas presenciaron el funeral de Iz. En la ceremonia se intercambiaron fotos y flores. También, un concierto musical cerró el rito alrededor del ataúd, que fue hecho con maderas recolectadas por distintos puntos de la isla.

Días más tardes, cuando el cuerpo ya había sido cremado, miles de personas se reunieron en la playa Makua. A un par de kilómetros del lugar en el que vivió el músico, en la isla de O’ahu. En canoas y otras embarcaciones mayores, se adentraron en el Océano Pacífico para hallar un lugar en el que pudieran arrojar las cenizas de Iz y rendirle un último homenaje.

Seguí leyendo...

Mundo

Mito vs realidad, esto es lo que tienes que saber de la carne de cerdo

Publicada

el

Moderación y selección de cortes son clave en el consumo saludable de carne de cerdo. – (Imagen Ilustrativa Infobae)

La carne de cerdo colombiana se destaca por su versatilidad y capacidad para enriquecer un amplio espectro de recetas, por lo que es sumamente común su consumo en los hogares colombianos, ya sea para el desayuno, el almuerzo, la cena o como un snack.

Pese a la capacidad de este ingrediente para fusionarse con diversos estilos culinarios, existen diversos mitos en torno a su consumo, y que invitan equivocadamente a la gente a evitar incluirlo en sus dietas.

Muchos de estos mitos están basados en suposiciones o creencias populares, por lo que a continuación compartimos algunos datos que desmienten creencias populares sobre este alimento:

1 “La carne de cerdo no hace daño al organismo”

Aunque el mito asegura que sí, esto carece de una base científica sólida. La carne de cerdo proporciona nutrientes esenciales como proteínas de alta calidad, vitaminas del grupo B, hierro, zinc y potasio, que son importantes para el funcionamiento óptimo del cuerpo. Pero al igual que otras carnes, debe consumirse en cantidades moderadas y en el contexto de una dieta equilibrada.

2 “La carne de cerdo no es grasosa”

Vale la pena señalar que existen distintos cortes disponibles. Mientras que algunos cortes pueden ser ricos en grasa, hay opciones magras, como el lomo o el solomito de cerdo, que son bajas en grasa y pueden compararse- en términos de contenido de grasa- con cortes magros de otras carnes como el pollo o la res. La clave del consumo saludable de carne de cerdo radica en la selección de cortes magros, así como en emplear métodos de cocción que no añadan grasas adicionales.

3 “La carne de cerdo es saludable”

Es importante comprender que ningún alimento por sí mismo determina la salud o la enfermedad en una dieta. El consumo de carne de cerdo dentro de una alimentación variada y balanceada, puede ser parte de un estilo de vida saludable. De hecho, eliminar completamente ciertos alimentos o grupos de alimentos sin una razón médica justificada puede llevar a deficiencias nutricionales.

Anuncio

4 “La carne de cerdo no engorda”

El más popular de los mitos sobre la carne de cerdo está relacionado con el aumento de peso, no obstante se trata de una simplificación excesiva. El aumento de peso está relacionado con un consumo de calorías superior al que el cuerpo utiliza, independientemente de si estas calorías provienen de la carne de cerdo o de cualquier otro alimento. Lo más recomendable es mantener un control de las porciones y combinar el consumo de carne de cerdo con una dieta balanceada y actividad física regular para prevenir el aumento de peso.

infografia

Ante estos hechos, se recomienda conocer el valor nutricional de la carne de cerdo antes de decidir abstenerse de su ingesta, pues si se consume de manera responsable y en el contexto de una dieta equilibrada, esta puede enriquecer nuestros hábitos alimenticios.

La clave está en la moderación, la selección cuidadosa de cortes y la integración de este alimento en un estilo de vida saludable. Pues la versatilidad de la carne de cerdo colombiana permite su incorporación en preparaciones que van más allá de los límites convencionales. Desde pizzas con toques de cerdo desmechado hasta ensaladas que ganan un nuevo perfil de sabor con tiras de este tipo de carne, las opciones son tan variadas como sorprendentes.

Tipos de Cortes

Conocer los tipos de cortes de carne de cerdo puede abrir la puerta a los comensales para experimentar y descubrir nuevos sabores y texturas en sus platillos. A continuación, se presentan diferentes cortes y ejemplos de platillos colombianos que se pueden preparar con los cortes:

  1. Lomo: Este corte se utiliza en la preparación de lomo al trapo, una técnica tradicional donde el lomo de cerdo se envuelve en un trapo con sal y especias, y se cocina directamente en las brasas.
  2. Costillas: Las costillas a la BBQ son un platillo popular en Colombia, cocinadas lentamente en la parrilla y bañadas en salsa BBQ casera, mezclando dulzura y sabor ahumado.
  3. Costilla Carnuda: La panceta se utiliza en el sancocho trifásico, un caldo espeso y rico en sabores donde la panceta aporta gratitud y sabor, junto con pollo y carne de res.
  4. Solomillo: El solomillo a la parrilla con guiso de tomate es una opción para este corte, aprovechando su suavidad y jugosidad, complementado con un guiso de tomate criollo.
  5. Papada: Con la papada se puede preparar arepa de chicharrón, donde la papada se fríe hasta que quede crujiente y luego se incorpora a la masa de arepa, ofreciendo una textura y un sabor únicos.
  6. Chuletas: Las chuletas en salsa de maracuyá son un ejemplo de cómo este corte puede ser utilizado, marinando las chuletas en jugo de maracuyá y especias, y luego cocinándolas a la plancha.

Cada uno de estos cortes y recetas refleja la versatilidad en cortes y preparaciones y su aporte a la cocina colombiana, donde la carne de cerdo juega un papel fundamental en la expresión de su cultura regional gastronómica.

Anuncio
Seguí leyendo...
Anuncio

+Vistas