Noticias de Bariloche
Inicio » Nacionales » +Noticias » Para las empresas de Vaca Muerta el DNU petrolero se quedó corto

Para las empresas de Vaca Muerta el DNU petrolero se quedó corto

«Con esta iniciativa se dio un paso en el sentido correcto, pero se deberían haber dado diez pasos”. La frase sintetiza la opinión de la mayoría de las grandes operadoras de Vaca Muerta y de la industria hidrocarburífera en general ante el proyecto de flexibilización del cepo cambiario que el gobierno nacional lanzará a través de un decreto de necesidad y urgencia (DNU).

Las empresas consultadas por este medio coincidieron en valorar lo positivo de la iniciativa, que a grandes rasgos permite la libre disponibilidad de un 20 ó 30% de las divisas sobre una base de producción incremental. Pero advirtieron que tras la presentación que el martes realizaron el presidente Alberto Fernández y el ministro de Economía Martín Guzmán, se quedaron con la sensación que se tiene al recibir un regalo que no es de nuestro gusto: “es bueno, pero no lo que esperábamos”.

Antes de desglosar los cuestionamientos y puntos que desde las operadoras se señaló que se tendrían que haber incorporado, desde las empresas contactadas por Energía On se remarcó otro punto positivo paralelo al DNU en marcha. “Es destacado que el ministro Guzmán esté tomando las riendas del sector energético, que comprenda que es un sector que puede ayudar y mucho al país a salir adelante, y que haya optado por sacar esto por decreto para evitar que quede paralizado en el Congreso”, plantearon.

Ahora sí, entrando en los cuestionamientos, desde las operadoras se advirtió que el decreto tiene sabor a poco ya que se ata un incentivo -acceso al mercado de divisas- a un incremento de la producción y por solo un porcentaje del 20% en el caso del petróleo y del 30% para el gas.

Tenés que hacer un esfuerzo enorme para tener un porcentaje chico que además no es una certeza permanente porque podés invertir en un pozo, que te de mal y entonces no tenés ningún beneficio”, graficaron desde una firma y agregaron que “el adicional del 10% para el declino convencional no alcanza para cubrir los costos”.

Desde una de las grandes operadora se remarcó que el decreto de flexibilización “claramente no va a atraer la inversiones de 10.000 ó 15.0000 millones de dólares por año que son necesarias para que Vaca Muerta se desarrolle en todo su potencial”.

Y sumaron que “difícilmente un inversor extranjero opte por venir a invertir a la Argentina por este decreto, porque ata ese beneficio potencial a algo que es un riesgo, como es un aumento de la producción”.

Desde las empresas se señaló que si bien en el proyecto de Promoción de las Inversiones que se había presentado a principios de mes en el Congreso se contemplaba un cupo de exportaciones garantizadas y sin retenciones, esos puntos no forman parte de la letra final del decreto.

“Se podría haber aprovechado para incorporar un cupo de exportaciones garantizadas, pero no se lo hizo y, si ahora hay que esperar a que lo resuelva el Congreso, sabemos que no va a ser nada fácil por las divisiones que hay”, plantearon.

Desde las firmas se advirtió que la falta de infraestructura de transporte es otro problema ante la propuesta de atar al acceso al dólar a un aumento de la producción, ya que remarcaron que “en el caso del gas es claro que va a demorarse al menos un año en poder ampliarse la producción, porque hay que esperar a que esté operativo el gasoducto Néstor Kirchner”.

En el caso del petróleo el escenario no es demasiado diferente ya que para que se pueda dar un incremento marcado en la producción es necesaria la ampliación de la capacidad de transporte, en especial del sistema de la Cuenca Neuquina que administra la firma Oldelval.

La concesionaria tiene un plan para duplicar su capacidad, sumando unos 200.000 barriles por día, pero está atado a la discusión por la extensión de la concesión que se debate desde hace más de seis meses.

Algo similar ocurre en el extremo de los oleoductos, en las instalaciones portuarias de exportación que posee Ebytem Oiltanking que también tiene un plan de mejora que tomará un año de ejecución pero que está sujeto a la extensión de la concesión.

En el caso del gas natural desde las firmas consultadas por este medio se advirtió con preocupación que “se necesita un escenario de certeza de mayor plazo, porque los contratos del Plan Gas.Ar vencen en 2024 y difícilmente se hagan las instalaciones necesarias para ampliar aún más la producción si no hay un escenario de previsibilidad más extenso que garantice su repago”.

En la línea de los puntos que se podrían haber incorporado en el decreto de Guzmán, el gobernador de Neuquén, Omar Gutiérrez, sumó la necesidad de contar con un “régimen de acceso al equipamiento necesario”, en referencia a las torres de perforación y sets de fractura que los yacimientos de Vaca Muerta necesitarán.

“Para acelerar el desarrollo de Vaca Muerta son necesarios también la infraestructura de transporte, el mercado de capitales, los permisos ininterrumpibles de exportación de gas y el equipamiento”, sostuvo Gutiérrez y agregó que “si son pasos simultáneos y progresivos, si se empieza por uno y seguimos por los demás, bienvenido”.

La crisis internacional que abrió la invasión rusa a Ucrania dejó al país ante una oportunidad de convertirse en un exportador de peso de gas y de petróleo aprovechando el enorme potencial productivo de Vaca Muerta.

Sin embargo desde las operadoras consultadas se señaló que “atar este beneficio a la producción incremental podrá tener impacto en las empresas que ya están en el país, pero no va a atraer a empresas que no estén porque para eso se tendría que haber atado la flexibilización a las inversiones que se traigan, que sería mucho más efectivo”.

Por lo que, tras explicar que el proyecto no fue elaborado junto a las empresas del sector sino diseñado desde el gobierno, se destacó que “lamentablemente todo indica que como país, se nos va a pasar una nueva oportunidad”.

Temas

Categorías

Hora actual en
San Carlos de Bariloche, Argentina