Connect with us

Política y Economía

¿Por qué cada vez necesito más memoria en mi PC?

Publicada

el

Las aplicaciones que usan IA piden más y más memoria

A medida que la transición hacia la nueva tecnología de memoria (DDR5) continúa su curso, siempre es interesante detenerse y reflexionar sobre el viejo dilema: qué configuración necesita mi pc o laptop para un desempeño adecuado en estos tiempos modernos.

Abundan los refranes y mitos acerca de que los nuevos sistemas operativos y aplicaciones siempre expanden su demanda de memoria hasta ocupar toda la disponible, o los memes del navegador Chrome comiendo memoria como un pacman. Hay algo de cierto en todo esto: los recursos disponibles para el usuario promedio de una computadora van siempre en aumento, así como la calidad de los materiales que se manejan, y la capacidad de multitarea, apuntando siempre a un aumento de la productividad. El ejemplo más claro, por supuesto, la infinidad de nuevas aplicaciones que usan IA.

Siempre hay que recordar que el rendimiento en cualquier computadora dependerá del delicado balance entre los tres componentes fundamentales que son: 1) el procesador, 2) la memoria y 3) el almacenamiento. Los procesadores siguen en su eterna carrera por agregar más núcleos corriendo a más Ghz y con capacidades de cómputo paralelo. El almacenamiento está en una etapa dorada ofreciendo capacidades de hasta 4 TB y velocidades increíbles a precios relativamente accesibles, con una relación precio rendimiento inmejorable.

Los recursos disponibles para el usuario promedio de una computadora van siempre en aumento

¿Y qué hay de la memoria? ¿Cuáles son las novedades? ¿Cuánta realmente necesito para mis necesidades?

Justo cuando los usuarios se estaban acostumbrando a pedir 16 GB de memoria como estándar, hay que darles un cachetazo de realidad: 16 GB es actualmente el absoluto mínimo, y hasta empieza a ser insuficiente incluso para usuarios de oficina. La cantidad de herramientas de software que tenemos a nuestra disposición hoy sigue en aumento, y la verdad es que posibilitan alta productividad y mejor trabajo en equipo. Programas como MS Teams sumado a toda la suite de Office, Zoom, y el navegador con docenas de pestañas abiertas que son costumbre para casi todos los usuarios. La normalidad hoy es que un equipo o laptop estándar que tenga 2 slots de memoria puede llegar hasta los 64 GB de memoria, y no falta mucho para que incluso ese límite sea traspasado.

Es fundamental entender que cuando se compra un nuevo equipo, se hace pensando en un horizonte de uso promedio de cinco años, e inevitablemente se está obligado a revisar y actualizar la configuración con la cual se adquirió. Al menos en memoria y almacenamiento. Una buena práctica es verificar que el equipo sea expandible antes de comprarlo, ya que hoy día son comunes aquellos que vienen con toda la memoria soldada y no se pueden expandir obligándote a cambiar el equipo mucho antes de lo necesario.

Es fundamental entender que cuando se compra un nuevo equipo, se hace pensando en un horizonte de uso promedio de cinco años,

La otra novedad, es que en el mundo de DDR5, comienzan a aparecer capacidades no convencionales, fruto de una nueva tecnología de chips de 24 gbits que permite fabricar módulos de 12, 24 y 48 GB llamados “no binarios” (se salen de las capacidades estándar a las que estamos acostumbrados). Estos nuevos módulos nos darán toda la flexibilidad para poder ajustar a gusto la capacidad de memoria de nuestro equipo. Configuraciones de 24, 40GB y muchas más ahora son posibles, e incluso en las placas madres de escritorio se puede llevar la memoria máxima hasta 192 GB (4 módulos de 48 GB) Expandiendo de esta forma los límites a los que se puede llevar un pc convencional.

Anuncio

Entonces… ¿cuánta memoria necesito?

Si lo que se compra es un nuevo equipo, lo ideal es que arrancar con más de 16 GB. Pueden ser 24 GB o 32 GB e ir subiendo desde ahí a medida que nos adentramos en el mundo profesional o de alto rendimiento.

Si el presupuesto no permite más de 16 GB por ahora entonces se debe asegurar la opción de expandir a futuro, porque sin duda es algo que se necesitará. Sobre todo cuando nos estamos adentrando en el nuevo mundo de los asistentes de IA, y la tendencia dice que todos en un futuro cercano vamos a correr estas aplicaciones en modo local.

¿Y qué pasa con la velocidad?

Si todavía se es usuario de DDR4, 3200 MT/s es el estándar que funcionará en cualquier equipo relativamente nuevo. Ya del lado de DDR5, arrancamos desde los 4800 MT/s, aunque la última generación de procesadores está popularizando 5600 MT/s como estándar. Y desde ahí hasta el infinito y más allá: ¡hoy se consiguen 6000 y 6400 MT/s y el tope de línea está empujando los 8000 MT/s!

Es importarte recordar que el objetivo final a la hora de definir una configuración adecuada es lograr un nivel de rendimiento que haga que la computadora te espere y no que tengas que esperar a la computadora.

El autor es Gerente de Tecnología para Latam en Kingston Technology

Política y Economía

Rusia criticó a Javier Milei y consideró como “acto hostil” el apoyo del Gobierno a Ucrania

Publicada

el

El gobierno de Rusia cuestionó la decisión de “máximo apoyo” a Volodimir Zelsnki, que este domingo expresó el presidente Javier Milei durante su presentación en la Cumbre de Paz en Suiza. La gestión del Vladimir Putin alertó sobre el posible envío de armamentos en ayuda a Kiev, al que calificó como “acto hostil”.

A través del embajador en Buenos Aires, Dmitry Feoktistov, Putin advirtió que su administración siente una “profunda decepción” con las relaciones con Milei.

Rusia criticó el apoyo de Javier Milei a Ucrania

“Las informaciones sobre el posible envío de tanques argentinos a través de Alemania, similar al acuerdo de los aviones con Francia, también son preocupantes. Hemos comunicado claramente y con firmeza a Argentina que tales acciones serán consideradas acciones hostiles contra Rusia“, resaltó el diplomático ante medios rusos, según la agencia china Xinhua.

En la misma línea, aseguró que espera que la gestión de Milei se abstenga de interferir en la guerra abierta entre Ucrania y Rusia, y continúe por las sendas de la neutralidad para “preservar la naturaleza amistosa de las relaciones ruso-argentinas, que históricamente han sido inmunes a tendencias políticas”.

milei y zelenzki.jpg

Por su parte, Feoktistov hizo eco de la solicitud del Gobierno para integran la OTAN y rechazó la participación del ministro de Defensa, Luis Petri, en la reunión del Grupo de Contacto para la Defensa de Ucrania en Bruselas, conocido como el “formato Ramstein”.

“En cuanto a la participación del ministro argentino de Defensa, Luis Petri, en la reunión de Bruselas, dentro del marco de la coalición Ramstein, todavía no hay comentarios oficiales desde la parte argentina. El hecho cierto del acercamiento entre Buenos Aires y los patronos militares de Ucrania nos causa una profunda decepción”, declaró el diplomático.

Asimismo, puntualizó: “En abril, Argentina solicitó el estatus de socio global de la alianza. Francamente, no comprendemos cómo otorgar este estatus puede mejorar la seguridad de Argentina”.

Anuncio

El respaldo de Javier Milei a Zelenski

Los dichos del representante del gobierno ruso hacen referencia a las actividades de Milei de los últimos días luego de su reunión bilateral en Suiza con Zelenski, quien le entregó la Orden de la Libertad en un encuentro bilateral, y su presencia en la Cumbre Global por la Paz.

“Quiero expresar, en nombre del pueblo argentino, nuestro máximo apoyo al pueblo de Ucrania, y a nuestro amigo Volodomir Zelenski, ya que como defensores de la idea de la libertad repudiamos cualquier forma de violencia”, supo declarar el mandatario libertario.

Continuar leyendo

Política y Economía

No todas las lunas son lunas de miel

Publicada

el

A 180 días desde su inicio allá por diciembre de 2023, el gobierno mantiene su postura sobre el origen interno de los desequilibrios a corregir, aunque postergando (a veces cambiando) varios de los pilares de lo que sigue siendo un esquema de transición que puede dividirse en tres etapas bien diferenciadas.

El arranque

El esquema arrancó por una fuerte devaluación del tipo de cambio oficial, que le dio aire al gobierno a través de dos canales. Por un lado, redujo la brecha y eliminó parte de los incentivos que contribuyen a demandar reservas. Por el otro, los salarios nominales no aumentaron en la misma proporción que los precios, por lo que la caída en la demanda contribuyó a reducir el PBI, y hacerlo converger bien por debajo del producto máximo que permite el balance de pagos. Compró tiempo.

Al mismo tiempo tanto el Tesoro Nacional como el Banco Central han venido coordinando un manejo de tasas de interés negativa que, dado el cepo, ha forzado a los agentes a mirar hacia adelante. Motosierra, licuadora y bicicleta (tanto a proveedores del Estado como a importadores) le permitieron al BCRA no solo eliminar el financiamiento al Tesoro sino también reducir el peso de los pasivos remunerados respecto al PBI.

De esta forma, con menos demanda efectiva, la brecha cambiaria en mínimos, tipo de cambio real alto (lo que supuso un incentivo para liquidar exportaciones, energéticas primero, del agro después), y que se corrió parte de la demanda de divisas del mercado de cambios, la autoridad monetaria logró comprar reservas de forma acelerada, lo que contribuyó a anclar las expectativas en el corto plazo y evitar que la corrección derive en una dinámica caótica.

Todo tiene un final

Uno de los pilares de la transición fue el fijar un crawling peg entorno del 2% mensual, el que se mantuvo independientemente del nivel inicial y la dinámica posterior de la inflación. Dado el componente exógeno de los bienes y servicios regulados, esto generó una fuerte apreciación cambiaria que ha restado incentivos para liquidar en el corto plazo. Esto, combinado con una serie de bajas en las tasas de interés, fue generando una serie de tensiones que dio lugar finalmente a un salto en los dólares financieros y a un fuerte aumento en la brecha, que ahora se ubica bien por encima del 40%. Y es acá donde el gobierno se fue encerrando en su propio laberinto, aferrado a dos elementos de los que necesita desprenderse, no se ve el cómo y empiezan a pasarles factura: el cepo y la recesión.

Por un lado, esto fue limitando los incentivos originales para la oferta de dólares, mientras la demanda fue recuperando espacio y terminó por sacar nuevamente del mercado al BCRA, en un momento del año en donde el campo debería estar liquidando en forma más acelerada. Al mismo tiempo, el mercado parece haberle puesto un límite muy concreto a la política de tasas bajas, algo de lo que parece ya haber tomado nota el BCRA.

Con las expectativas (cambiarias primero, e inflacionarias después) descansan en última instancia en la evolución de las reservas internacionales, la marcha mismo de una transición que fue sumando tensiones hizo que la actual regla cambiaria empiece a hacer agua, limitando las posibilidades de salir del laberinto sin una nueva corrección cambiaria.

Y si bien es muy probable la menor nominalidad existente vaya mejorando las condiciones crediticias de la economía, el hecho de haber terminado el proceso de ahorro forzoso hará que la recuperación (aunque heterogénea) entre en contradicción directa con el poco espacio externo existente. Tanto renegar con que la única restricción es la presupuestaria para terminar la luna de miel buscando morigerar (vía FMI, Elon Musk o el RIGI) la tan denostada restricción externa. Cosa e mandinga.

Que la luz al final del túnel no sea un tren de frente

Sin una cuenta financiera abierta, el crecimiento del producto estuvo, está y estará siempre limitado por la disponibilidad de divisas netas que generan las exportaciones, descontando la demanda de dólares para el pago de importaciones, fletes, servicios, intereses y cancelaciones de deudas, pública y privada, comercial y financiera.

Anuncio

Y la recesión, aunque necesaria para estirar la transición, tendrá costos crecientes. Según estimaciones que hicimos en CECA el nivel de actividad (EMAE) se contrajo en abril por séptimo mes consecutivo (2,7% respecto de marzo), acumulando una caída anual que supera el 6%. Y a excepción de los sectores asociados al agro (que recupera terreno tras la sequía de 2023) e hidrocarburos, la mayor parte de las ramas se mantienen en terreno negativo, con intensidad creciente según sea la dependencia de cada actividad de la demanda proveniente del mercado interno.

Esto último es clave asimismo para dar cuenta de la dinámica del mercado de trabajo, dado el carácter procíclico que tienen tanto el empleo como los salarios. En lo que hace al primero y acorde a proyecciones propias, en abril se profundizó la caída del empleo registrado, que alcanzó un 2,9% ia. El salario real privado registrado (SIPA) por su parte, solo logró recuperar poco más de 6pp de los más de 11pp que perdió en la megadevaluación de diciembre último.

De esta forma, lo que el esquema brinda en forma de fuerte caída real del gasto (superior al 30% ia. en el acumulado anual) está volviendo en parte en menores ingresos, en el caso de los tributarios del orden de -5,4% ia. real, liderado por ganancias (-37,6%ia., derechos por importaciones (-21,7%) y aportes y contribuciones a la seguridad social (-18,8%), mientras crece la dependencia del impuesto país.

No hay magia. Dada la magnitud, duración y recurrencia de los desequilibrios macroeconómicos en Argentina no hay forma de empalmar hacia un verdadero esquema de estabilización sin recuperar y fortalecer la moneda. A mayor demanda de pesos más sencillo resultará pensar en un nuevo régimen monetario. Cierto es también que la dominancia financiera como el conflicto distributivo serán escollos importantes a la hora de pensar el salto.

Para nosotros la salida sigue siendo con estabilización, pero sobre una agenda que contemple combinar crecimiento económico y cambio estructural. Demanda efectiva, escala, innovación tecnológica y política industrial, elementos por ahora ausentes en el discurso y el programa del gobierno.

Economista CECA, exvicepresidente BCRA

Continuar leyendo

Política y Economía

Fútbol y negocios: ¿quién ganará la Eurocopa económica?

Publicada

el

Comenzó otra edición de la Eurocopa donde 24 países compiten para destronar a la actual campeona Italia en el terreno futbolístico, pero ¿quién podría triunfar si la contienda fuera en los mercados? Los analistas del bróker global XTB intentaron responder a este interrogante comparado algunos de los datos económicos más relevantes de cada uno de los países (tomando a Inglaterra y Escocia como el Reino Unido).

Entre las variables a comparar, tomaron el crecimiento del PIB en los últimos cuatro años, así como el PIB per cápita (ajustado por poder adquisitivo); la tasa de desempleo; el salario por hora; y la deuda sobre PIB.

Para definir al potencial euro-campeón económico recurrieron al mismo sistema de puntuación que utilizan actualmente competiciones como la Fórmula 1 o el motociclismo, donde el vencedor consigue 25, el segundo 18 puntos, mientras que el tercero 15 puntos. Desde el cuarto hasta el décimo se repartirán los siguientes puntos: 12, 10, 8, 7, 4, 2 y 1.

Llegaron a la conclusión que con estos parámetros, hay un ganador indiscutible: Suiza. El país helvético obtiene la máxima puntuación en todas las categorías salvo en el crecimiento del PIB y cerraría este hipotético torneo con 101 puntos. En segundo lugar, se situaría Dinamarca, que obtiene 18 puntos en categorías como PIB per cápita, salario por hora o deuda sobre PIB y unos nada triviales siete puntos en la métrica de crecimiento de PIB, para un total de 68 puntos.

El tercer lugar sería para Países Bajos con 45 puntos, seguida de Turquía con 40 y Polonia, con 33; estos dos últimos se ven muy beneficiados por el crecimiento del PIB y la deuda sobre PIB, en caso del país otomano, mientras que Polonia tiene la segunda mejor tasa de desempleo entre los países participantes.

Para encontrar a la primera economía de la eurozona hay que ir hasta el séptimo puesto, donde Alemania se ubica con 28 puntos gracias a sus datos de desempleo y salarios por hora, así como al poder adquisitivo de su población.

El resto de las grandes economías europeas obtendrían resultados mucho peores: Francia se quedaría en decimocuarto lugar, con apenas 14 puntos, mientras que Italia se situaría en vigésima posición, con apenas 4 unidades. El peor dato de las grandes economías lo obtiene España, que no suma ningún punto según estas métricas, al igual que otros dos países: Portugal y Ucrania.

“Si bien es pura ficción, estos datos muestran el empuje que han tenido los países del este de Europa, que han conseguido un crecimiento superior al resto del continente en los últimos cuatro años, y es que naciones como Polonia, Croacia o Serbia, por nombrar algunos, están disfrutando de un fuerte incremento de su producción gracias a la inversión extranjera, el turismo y, en algunos casos, a los fondos de recuperación de la Unión Europea”, explican los analistas del bróker.

“También por la marcha de la industria de los países del sur de Europa, dado que los costos laborales son inferiores y la capacidad de crecer es mayor”, agregan.

Anuncio

Por el contrario, los países más grandes económicamente, son los que han tenido una menor tasa de crecimiento, siendo especialmente llamativo el caso germano descolgado del resto de sus pares pero afectado por la dependencia del gas y petróleo procedente de Rusia, tras el estallido del conflicto bélico a principios de 2022.

En cuanto al el PIB per cápita ajustado por poder adquisitivo, es decir al costo de vida de cada país, en este caso centro-Europa domina la clasificación, y entre ellos se destaca Suiza con una diferencia muy marcada respecto al resto.

Continuar leyendo

+Vistas