Connect with us

Política y Economía

Por qué es necesaria una reforma laboral

Publicada

el

Desde 2019 más de la mitad de los empleos creados han sido en el sector no registrado. Y si bien la tasa de desempleo parece reflejar un éxito en el mercado laboral, los salarios reales vienen reduciéndose estrepitosamente (EFE)
Desde 2019 más de la mitad de los empleos creados han sido en el sector no registrado. Y si bien la tasa de desempleo parece reflejar un éxito en el mercado laboral, los salarios reales vienen reduciéndose estrepitosamente (EFE)
(Congreso de la Nación Argentina/)

El empleo viene creciendo en los últimos años y la tasa de desempleo del 2023 fue la más baja desde principios de la década del 90 entonces, ¿Por qué se reclama tan fuertemente una reforma laboral?

Desde 2011 la economía Argentina se encuentra prácticamente estancada. El nivel de actividad agregada en 2023 fue casi igual al promedio de los último 13 años. Sin embargo, el empleo total siguió creciendo lo que se traduce en: más mano de obra para producir lo mismo. Dicho de otro modo, la productividad de la mano de obra es cada vez más baja.

¿Por qué es esto? Porque desde 2019 más de la mitad de los empleos creados han sido en el sector no registrado. Y si bien la tasa de desempleo parece reflejar un éxito en el mercado laboral, los salarios reales vienen reduciéndose estrepitosamente. En el sector privado formal la caída se inicia en el 2013 y para el promedio del 2023 fueron los más bajos de los últimos 14 años, los trabajadores en el sector informal reciben hoy algo más de la mitad que en el 2015.

Todo esto se resume en que cada vez somos más pobres. Y cuando digo que somos más pobres no digo que haya más pobres -la tasa de pobreza del 40% del 2023 sea la más alta desde el 2005 (excluyendo el período del covid)- sino que, en promedio- todos somos más pobres: el PBI per cápita del 2023 fue más bajo que el del año 2007.

Sin un cambio de rumbo, sin crecimiento, el PBI per cápita seguirá cayendo y la pobreza será mayor. Y ese es el desafío del nuevo gobierno.

Sin un cambio de rumbo, sin crecimiento, el PBI per cápita seguirá cayendo y la pobreza será mayor. Y ese es el desafío del nuevo gobierno

Bajar el déficit fiscal, bajar la inflación, lograr estabilidad económica son condiciones necesarias para revertir el camino en el cual estamos metidos, pero no necesariamente alcanza. También se necesita bajar los costos de la economía y acá es a lo que apunta el paquete de desregulación que se ha enviado al Congreso.

En materia laboral las regulaciones vigentes han sido establecidas varias décadas atrás. Las reformas introducidas en la Ley de Contrato de Trabajo en los 90 que apuntaban a flexibilizar fueron revertidas a comienzos de los 2000, la Ley de Asociaciones Sindicales ha tenido pocas modificaciones desde su sanción hace 35 años y muchos Convenios Colectivos vigentes fueron redactados en la década del 70. T

Todas estas normas diseñadas para un mercado carente de tecnología y por lo tanto mucho menos integrado lo que lo convierte en rígido para las condiciones cambiantes del mundo actual.

Se necesita bajar los costos de la economía y acá es a lo que apunta el paquete de desregulación que se ha enviado al Congreso (EFE)
Se necesita bajar los costos de la economía y acá es a lo que apunta el paquete de desregulación que se ha enviado al Congreso (EFE)
(EFEI0023/)

Los 43 artículos del DNU 70/23, apuntan a un cambio importante de leyes estructuradas más de tres décadas atrás bajo cuyo paraguas el empleo asalariado registrado creció, en promedio, por debajo del 1% al año en la última década y que no ha llegado a duplicar el nivel de empleo de 1980.

Las principales modificaciones vienen por el lado de reducir la litigiosidad y dar previsibilidad a las relaciones laborales y a los costos asociados a la misma.

Un cambio significativo involucra la eliminación de “multas” por no registración laboral, registración tardía, registración de menor salario o, incluso, por la ausencia de entrega del certificado de trabajo al fin de la relación laboral, el cual de ahora en más podrá obtenerse en forma virtual. Estas multas significaban una indemnización para el trabajador que aumentada en muchos casos hasta el triple de la legislada. Esto alentaba reclamos y era utilizado, a veces, como arma de negociación ante una ruptura laboral.

Las principales modificaciones vienen por el lado de reducir la litigiosidad y dar previsibilidad a las relaciones laborales y a los costos asociados

También da previsibilidad la eliminación de la “presunción de contrato laboral” que podían reclamar trabajadores independientes, que prestan servicios y facturan, alegando que esta forma de vinculación en realidad escondía una relación laboral asalariada lo cual terminaba dando derecho a multas e indemnizaciones. El DNU va aún más lejos y crea la figura de “colaborador”, trabajadores independientes que dependen de otro trabajador independiente (pueden ser hasta cinco) pero sin vínculo contractual.

En esta misma dirección los trabajadores tercerizados dejan de ser considerados trabajadores en relación de dependencia de la empresa en la cual prestan servicios, aclarándose que son empleados de las agencias de servicios eventuales.

Productividad del trabajo

Algunos de los cambios introducidos apuntan a mejorar la productividad laboral. Por ejemplo, se permite incorporar en los convenios colectivos regímenes de bancos de horas, francos compensatorios y otros para adaptar las horas trabajadas a las necesidades de la empresa y de los trabajadores, así como modificar la jornada de trabajo.

También se extiende el período de prueba hasta 8 meses, lo que habilita más tiempo para reconocer las capacidades del trabajador.

No menos importante, se permite convenir entre trabajador y empleador modificaciones a elementos esenciales del contrato de trabajo y modificar la jornada de trabajo.

Se permite convenir entre trabajador y empleador modificaciones a elementos esenciales del contrato de trabajo y modificar la jornada de trabajo (EFE)
Se permite convenir entre trabajador y empleador modificaciones a elementos esenciales del contrato de trabajo y modificar la jornada de trabajo (EFE)
(juan ignacio RONCORONI/)

Algunas reformas invaden el poder sindical como los cambios en ultraactividad -que significa que los convenios colectivos siguen en plena vigencia hasta su renegociación, generando fuertes incentivos a dilatar la misma-, la introducción como causal de despido de la “injuria grave” -la cual ocurre de impedirse el desenvolvimiento habitual del establecimiento y/o se ocasionen daños a personas o cosas ante una protesta, se amplía la lista servicios esenciales que tienen limitado el derecho de huelga.

Se establece la necesidad de autorización expresa de los trabajadores para la retención de conceptos legales o convencionales, los cuales eran obligatorios previamente y se fijan restricciones a la realización de Asambleas las que no pueden entorpecer la actividad de la empresa.

YERBA MATE
En el sector agropecuario habilita la actuación de empresas de personal temporario

En este sentido, en el sector agropecuario habilita la actuación de empresas de personal temporario, las cuales estaban prohibidas debiendo los empleadores contratar a través de bolsas de trabajo manejadas por las asociaciones sindicales.

Indemnización por despido

Anuncio

Un punto aparte merece el tema indemnizaciones. El esquema actual de un mes de sueldo por año trabajado se mantiene, pero con una reducción en la base de cálculo ya que se elimina del cómputo el aguinaldo y conceptos de pago mensuales y semestrales (por ejemplo bonos). Esto se traduce, en muchos casos, en una reducción del monto final.

Pero también se introduce la opción de modificar, a través de la negociación colectiva, el sistema, pasando a uno similar al del sector de la construcción, el que consiste en un fondo al cual se aporta un porcentaje del salario que no puede superar el 8% al cual se accedería ante la ruptura –por cualquier causa- de la relación laboral.

Esto que parece una buena idea porque introduce certeza en el costo de las indemnizaciones, incrementa el costo para las empresas y no queda claro si beneficia al trabajador despedido.

La construcción es un sector en el cual el trabajo suele tener un plazo de terminación lo que hace casi equivalente el aporte al fondo (8% en este caso) que la indemnización de un mes de sueldo por año. El resto de los sectores de la economía no tienen tasas tan altas de despido. Y aun dentro de cada sector hay empresas con rotación casi nula para los cuales el costo de despido es bajo o inexistente. Con el esquema propuesto, todas estas empresas deberían estar aportando el porcentaje establecido lo que se traduce en un aumento importante del costo.

Hoy el DNU está en suspenso. La Justicia lo puso en pausa hasta que el Congreso lo apruebe

Pero desde el lado del trabajador despedido si el porcentaje que se decide aportar es menor al 8%, este terminaría cobrando un monto menor al de la indemnización tradicional. Eso sin contar que si la inflación es alta y los fondos no están protegidos por inversiones que la superen esta indemnización se iría licuando.

Toda esta reforma va en la dirección de reducir costos laborales, dar previsibilidad y mejorar productividad lo que, en definitiva, debe redundar crear un ambiente atractivo para las inversiones que impliquen un aumento del empleo.

Hoy el DNU está en suspenso. La Justicia lo puso en pausa hasta que el Congreso lo apruebe. De todos modos, de ser aprobado el DNU, los efectos sobre el mercado de trabajo tardaran meses en verse y dependerán del éxito en el frente macroeconómico. Batalla dura si la hay.

La autora es Economista de FIEL

Política y Economía

Biden no le podía ganar a Trump. ¿Y Harris?

Publicada

el

21 julio de 2024

A medida que figuras con mucho peso político le iban pidiendo que desistiese de su candidatura, la suerte de Joe Biden estaba echada. 

La decisión no podía demorarse y finalmente llegó este fin de semana. 

Continuar con la indefinición hubiese complicado aún más las chances de los demócratas de seguir en el gobierno.

Apenas se conoció la decisión de Biden, se hicieron públicos los apoyos en privado que se venían manifestando a favor de la candidatura de Kamala Harris. El primero en apoyarla fue el propio presidente y le siguieron, entre otros, Bill y Hillary Clinton.     

Donald Trump tenía, hasta la renuncia  de Biden, una enorme ventaja en las encuestas. La lección presidencial aparecía virtualmente resuelta. Pero con Harris comienza una nueva  campaña. Si bien no es una figura popular, puede recuperar cierta mística que se había perdido entre las filas demócratas.   

Harris defenderá la gestión del presidente Biden en sus principales aspectos, pero tendrá que darle un tono diferente a su campaña. Es la segunda mujer en competir por la presidencia del país y en un ciclo electoral en la que tanto se ha hablado de la edad de los candidatos, ella tiene 20 menos que Trump: Kamala Harris tiene 59 años.

Por otra parte, más allá de las debilidades en el campo demócrata, no debe olvidarse que Trump es un candidato con vulnerabilidades. 

En las próximas semanas y luego de la Convención Demócrata que se realizará en agosto en Chicago, se tendrán más elementos para responder  a la pregunta más relevante y es si Harris es más competitiva que Biden frente a Trump.   

Continuar leyendo

Política y Economía

Urgente: Joe Biden abandona la carrera presidencial

Publicada

el

21 julio de 2024

Tal como se especulaba, Joe Biden, presidente de Estados Unidos, anunció que no irá en busca de su reelección el proximo 5 de noviembre.

El líder demócrata confirmó la noticia a través de una carta publicada en su cuenta de X en donde, tras destacar los logros de su gestión, explicó que “si  bien mi intención ha sido buscar la reelección, creo que lo mejor para el partido y para mi país es que me retire y me concentre únicamente en cumplir mis deberes como presidente durante el resto de mi mandato”.

Así, el líder demócrata terminó cediendo a la presión pública, tanto de la población como de los miembros del Partido Demócrata, para que abandonara la carrera presidencial.

Cabe recordar que, tras su floja performance en el debate presidencial contra Donald Trump, muchos consideraron que quedó en evidencia que la elevada edad de Biden, de 81 años, era un impedimiento para que continuará al frente del país más poderoso del mundo.

Por ello, una gran cantidad de altos políticos, entre ellos el expresidente Barack Obama, comenzaron a presionarlo para que diera un paso al costado.

Por el momento, no está confirmado quién será el candidato presidencial del Partido Demócrata, pero todo hace indicar que la responsabilidad recaerá en la vicepresidenta Kamala Harris: el propio Biden explicó que “mi primera decisión como candidato del partido en 2020 fue elegir a Kamala Harris como mi vicepresidenta. Y ha sido la mejor decisión que he tomado”.

“Hoy quiero ofrecer todo mi apoyo y respaldo para que Kamala sea la candidata de nuestro partido este año. Demócratas: es hora de unirse y vencer a Trump. Hagámoslo”, agregó. 

Sin embargo, según los sondeos, esto tampoco le permitiría al oficialismo retener el poder. Por ello, aún no se descarta que Michelle Obama sea quien compita con Trump por la presidencia de Estados Unidos. 

Continuar leyendo

Política y Economía

Caída libre: la producción de las pymes industriales se desplomó 20,4% anual en junio

Publicada

el

21 julio de 2024

La actividad manufacturera de las pymes disminuyó 20,4% anual en junio y acumula una retracción de 19,2% en el primer semestre del año frente al mismo período de 2023. En tanto, en la comparación mensual desestacionalizada, la actividad también declinó 3,1%.

 

Se destaca que el uso de la capacidad instalada descendió más de 10 puntos porcentuales en junio, ubicándose en apenas 60,1%. Este cambio refleja la compleja coyuntura que atraviesa el sector.

Si bien este mes se mantuvo con costos y precios más estables, no alcanzó para despertar una demanda que refleja la caída en el poder adquisitivo de las familias.

Los datos surgen del Índice de Producción Industrial Pyme (IPIP) que elabora la Confederación Argentina de la Mediana Empresa (CAME), con una muestra que alcanzó a 420 industrias pyme a nivel federal.

AFIP reglamentó la moratoria fiscal: condonación de multas y hasta 84 cuotas para monotributistas y pymes

Caída libre: la producción de las pymes industriales se desplomó 20,4% anual en junio

Encuesta cualitativa

El 35,6% de las empresas consultadas señalan que la medida más esperada en este momento sería una reducción de impuestos, mientras que otro 14,6% menciona la flexibilización de las normativas laborales. Se tratan ambas de políticas que permitirían reducir los costos y mejorar la rentabilidad.

En la lista de prioridades, el tercer lugar de medidas esperadas lo comparten el estímulo a la demanda interna y los créditos blandos, en los dos casos mencionadas por el 13,6% de las industrias consultadas.

Mini RIGI: qué negocian el Gobierno y las pymes

Caída libre: la producción de las pymes industriales se desplomó 20,4% anual en junio

En cuanto a las problemáticas y desafíos, el 43,4% de los encuestados menciona la falta de venta, otro 34,9% los altos costos de producción y logística, y 11,1% las dificultades de acceso al crédito.

Caída libre: la producción de las pymes industriales se desplomó 20,4% anual en junio

El Gobierno necesita a las pymes para reactivar el país

Por otro lado, las industrias fueron consultadas respecto a las medidas tomadas en los últimos 6 meses para adaptarse al contexto. El 37,7% de las empresas afirmó haber reducido gastos operativos, el 22,6% dijo haber diversificado los productos y otro 20,7% redujo las horas laborales.

Caída libre: la producción de las pymes industriales se desplomó 20,4% anual en junio

Análisis sectorial

Los seis sectores manufactureros del segmento pyme tuvieron fuertes caídas en la comparación anual, siendo los más afectados “Papel e Impresiones” (-31,5%) y “Químicos y plásticos” (-30,3%).

Récord: se perdieron 10.000 pymes en los primeros seis meses de la gestión de Javier Milei

Caída libre: la producción de las pymes industriales se desplomó 20,4% anual en junio

Alimentos y bebidas

El sector registró una caída de 17,4% anual a precios constantes en junio y de -4,8% en la comparación mensual. Para el primer semestre del año acumula una baja de 16,7% anual. Las industrias operaron con apenas 58,1% de su capacidad instalada en el sexto mes del año (72,4% en mayo), niveles muy bajos para lo habitual del sector.

Las empresas consultadas manifestaron que el mes se vio perjudicado por los feriados y los vaivenes macroeconómicos. Algunas observan señales de reactivación esporádicas que luego se interrumpen. No se detectaron este mes mayores problemas con el abastecimiento de insumos.

Textiles e indumentaria

La producción se retrajo 7,4% anual en junio y -4,3% frente a mayo. Para el primer semestre del año acumula una caída de 2,7%. Las industrias operaron con 63,3% de su capacidad instalada, por debajo del mes pasado (71,5%).

Se detectaron más cierres de empresas, y un incremento en el temor por la pronta liberación de importaciones, de acuerdo con algunos anuncios oficiales. Empresarios consultados creen que se acabó el veranito para la actividad, y comienzan a pensar en cómo se acomodarán frente a un eventual contexto de menor demanda permanente.

Maderas y Muebles

En junio, el sector se retrajo 20,7% anual a precios constantes, y -3% en la comparación mensual desestacionalizada. En el período enero-junio la actividad cayó 18,7% frente a iguales meses del año pasado.

Durante el mes, las industrias operaron con solo 63,4% de su capacidad instalada (vs. 70,8% en mayo). La actividad sigue retraída, con consultas que no se concretan, y a la espera de una mejora en el poder adquisitivo, que es la única variable que hoy puede mover el mercado.

Metal, maquinaria y equipo, y material de transporte

El sector tuvo una contracción anual de 20% en junio, a precios constantes, y de -1,5% en la comparación mensual. Para el primer semestre del año, acumula una caída de 22,4% frente a los mismos meses de 2023. Las industrias operaron al 57,9% de su capacidad instalada, cuando en mayo ese nivel era de 66,6%, mostrando una acentuada caída.

Las empresas están buscando nuevos mercados e incorporando nuevos negocios para ampliar su espectro de clientes. Una novedad es la incorporación de procesos de automatización y software en la infraestructura metálica o en la producción de maquinarias.

Químicos y plásticos

En junio, el sector experimentó otra significativa contracción de 30,3% anual a precios constantes, y de -2,3% en la comparación mensual. Para el primer semestre del año, la producción acumula una caída de 27,2% frente a los mismos meses de 2023. Durante este mes, las industrias operaron con 63,1% de su capacidad instalada (vs. 68,8% en mayo).

Anuncio

Las empresas exportadoras son las que mejor están afrontando la crisis actual, mientras que el resto no vislumbra señales de reactivación en el horizonte cercano y ven peligrar sus fuentes de empleo. Los empresarios consultados sostienen que se hacen muy necesarias medidas para bajar los costos, y especialmente reclaman por el fuerte incremento en los precios de la energía.

Papel e impresiones

La actividad se retrajo 31,5% anual a precios constantes, siendo nuevamente el sector con mayor retroceso. En términos mensuales, también se registró una retracción de 2,6%, y para el primer semestre del año la actividad acumula una caída de 23,6% frente a los mismos meses del año pasado. 

  • Las empresas operaron con 63,1% de su capacidad instalada, muy por debajo de mayo, cuando alcanzó el 78,7%.

Frente a la falta de rentabilidad y una coyuntura que hace tiempo le viene dando la espalda a este sector, varias empresas comenzaron a planificar la incorporación agresiva de tecnologías para digitalizar y automatizar procesos, lo que les permitiría reducir costos. El principal obstáculo para consolidar esa decisión es la falta de financiamiento.

Continuar leyendo

+Vistas