Conéctate con nosotros

Salud

Por qué las redes sociales afectan la salud mental de los jóvenes

Publicada

el

Según datos entregados, el 52% de los jóvenes de entre 15 y 29 años han experimentado un estrés más significativo y el 47% había tenido episodios de ansiedad o ataques de pánico durante la cuarentena. (Fabian Sommer/)

Según estudios de la Organización Panamericana de la Salud en el año 2020, el 27% de los adolescentes y jóvenes encuestados en América Latina y el Caribe reportaron haber sentido ansiedad y el 15% depresión. Una de las causas de estos problemas fueron las redes sociales.

Asimismo, el 52% de los jóvenes entre 15 y 29 años de edad experimentó estrés y el 47% había tenido episodios de ansiedad o ataques de pánico durante la cuarentena.

Brasil, México, Argentina, Perú y Colombia, han sido los principales países de Latinoamérica que han identificado un crecimiento en la afectación de la salud mental de las personas.

Le puede interesar: Cómo se usan los datos biométricos para proteger la información de las personas

Los adolescentes y jóvenes adultos conforman el grupo de personas que pueden tener más trastornos como ansiedad, depresión y trastornos alimentarios. Los factores que pueden contribuir a estos problemas incluyen el estrés académico, la presión social, la inseguridad económica y los cambios hormonales.

Esta es una de las fotos que se veían en el perfil de Sara Manuela | Foto: @marthahidalgoh/Instagram
Esta es una de las fotos que se veían en el perfil de Sara Manuela | Foto: @marthahidalgoh/Instagram

Suplantación de identidad

Luego de que se dio a conocer la noticia por parte de una mujer venezolana que denunció que había sido suplantada por una colombiana en redes sociales, expertos alertaron sobre el uso de las redes sociales y cómo está afectando la salud mental de los jóvenes.

Martha Hidalgo, es una odontóloga de Venezuela que fue víctima de suplantación de identidad en redes sociales, ya que una mujer haciéndose llamar como Sara Manuela en Colombia, tomaba sus fotografías y se hacía pasar por ella obteniendo más seguidores y vistas que la cuenta real.

Frente a esto, Hidalgo, tuvo que tomar riendas en el asunto y logró recuperar su cuenta, no sin antes hablar con la causante de este hecho, con la que confirmó que lo hizo para tener más atención, pues no se sentía bien consigo misma y sufría de depresión.

Le puede interesar: Los 5 sensores que tiene un celular y que pocos conocen, para qué sirven

Anuncio

“A cualquier persona sana mentalmente le agrada que su contenido produzca interacciones, eso genera una respuesta neurológica y hormonal de placer cuando percibes que su contenido agrada. Sin embargo, esta respuesta neurológica hormonal en una persona con trastorno mental puede ser bastante distorsionada por lo cual podría llegar a realizar cosas inadecuadas”, indicó Hidalgo en Instagram.

En ese mismo sentido, Blanca Mery Sánchez, neurocoach, escritora y conferencista, indicó que “la suplantación de identidad en las redes sociales, también conocida como “phishing” o “suplantación de identidad online”, puede ser realizada por diversas razones como anonimato, comparación social, cyberbullying y adicción a las redes sociales”.

Es importante tener en cuenta que las redes sociales no son buenas ni malas para la salud mental de los jóvenes. En lugar de eso, su impacto dependerá de cómo los jóvenes las utilizan y de los recursos de apoyo que tengan en su vida diaria.

Según destacó Sánchez, la relación entre la salud mental y las redes sociales en los jóvenes es compleja y multifacética. “Por un lado, las redes sociales pueden ser una fuente de apoyo social, conexión y empoderamiento para los jóvenes. Por otro lado, también pueden contribuir a problemas de salud mental como la ansiedad, la depresión y la baja autoestima”.

Las redes sociales son increíbles vehículos de comunicación para hablar de sexo solo si esta información proviene de profesionales en temas de salud mental, sexual o salud en general.
Las redes sociales son increíbles vehículos de comunicación para hablar de sexo solo si esta información proviene de profesionales en temas de salud mental, sexual o salud en general. (Fuentes: Difusión /)

La salud mental y las redes sociales

Lady Guzmán Riveros, psicóloga y neuropsicóloga de la Universidad Politécnico Grancolombiano en Colombia, indicó que “las redes sociales tienen dos aspectos, uno de beneficio para la identidad y otro se relaciona con la depresión y ser aceptado por la sociedad (…) la personalidad y la identidad como tal, se da precisamente en la adolescencia, entonces los jóvenes y adolescentes que ahora tienen total acceso a las redes sociales, se convierte en su principal vínculo”.

La psicóloga advirtió que las personas empiezan a tener patologías muy alarmantes con la suplantación de identidad como la depresión, ansiedad, entre otros.

La razón puntual es porque confunden una idea de estándar de cómo se debe ser feliz basados en lo que se muestra en las apps.

“En estos casos no hay un acompañamiento adecuado, pero si nosotros desde casa, como familia, como cuidadores no potencializamos la autoestima, los valores, los pensamientos, va haber una probabilidad grande de que esto siga pasando”, resaltó.

Le puede interesar: Esta función para iPhone o Android evita que el celular esté activo cuando haya toques accidentales

Destacó que es importante que los jóvenes busquen ayuda especializada y que “haya un diálogo de calidad con los menores de edad … Las redes sociales no son malas, lo malo es el control y el tiempo que permitimos en estos dispositivos”.

Anuncio
Salud mental niños infancia
Loving Latin American mother comforting her sad son at home while sitting in the living room – bullying concepts (Hispanolistic/)

Qué se puede hacer

Los padres, educadores y profesionales de la salud mental pueden ayudar a los jóvenes a utilizar las redes sociales de manera segura y saludable, y a desarrollar estrategias para manejar los posibles efectos negativos en su salud mental.

Por un lado, es importante fomentar la comunicación abierta y un ambiente seguro, en el que haya un apoyo desde el hogar y la escuela para que los jóvenes se sientan cómodos hablando sobre sus experiencias en las redes sociales.

Es recomendable establecer límites de tiempo para el uso de las redes sociales, especialmente antes de acostarse.

“Los jóvenes pueden necesitar ayuda para establecer estos límites, ya que pueden ser propensos a pasar horas en las redes sociales sin darse cuenta”, resaltó Sánchez.

Le puede interesar: Twitter también elimina las cuentas de manera permanente por esta razón

Asimismo, es importante promover el uso positivo de las redes sociales, ya que los jóvenes pueden ser incentivados a utilizar las redes sociales de manera constructiva, y así pueden fomentar el autoestima.

Por último, estar alerta a los cambios en comportamientos como la tristeza, ansiedad o el aislamiento social, ya que podrían indicar problemas de salud mental relacionados a las redes sociales.

Si se observan cambios en el comportamiento, es recomendable buscar ayuda de un profesional de la salud mental.

“No es sano anhelar la vida digital de alguien más, las redes sociales no son la realidad de nadie, esto es solo un par de segundos en miles de días de vida de una persona. Debemos tener límites con el consumo de redes sociales y en lo que estas infieren de la vida de las personas que seguimos o vemos”, destacó Hidalgo.

Finalmente, ella aseguró que el problema no está en las redes sino en la inconformidad de las personas que prefieren la idea de una vida perfecta por una pantalla antes que, “el valor y la belleza de su vida propia”.

Anuncio

Salud

A qué edad empieza la pérdida de memoria y cómo estimular la mente para prevenirla

Publicada

el

La demencia afecta diferentemente a cada persona con síntomas particulares, pero eventualmente puede conducir a no reconocer a seres queridos, problemas de movilidad, y conducta agresiva – (Imagen Ilustrativa Infobae)

La memoria es la capacidad de los seres humanos para aprender, evocar y almacenar la información aprendida. Y su pérdida afecta en múltiples aspectos de la vida diaria.

Es que el cerebro es el órgano más complejo y fascinante del cuerpo humano, y su bienestar es fundamental para llevar una vida plena y saludable. Gracias al cerebro, podemos llevar a cabo acciones tan diversas como pensar, hablar, escribir, recordar, bailar, respirar y soñar. Cuando existe algún tipo de deterioro en él, muchas de estas actividades se pueden ver afectadas.

Pero antes, hay que aclarar que olvidarse algunas cosas es normal. Lo anormal sería recordar todo lo que hacemos, como le sucedió al personaje de Funes, el memorioso del escritor Jorge Luis Borges. Los expertos médicos han investigado extensamente el cerebro debido a su amplia gama de funciones para determinar cuándo un olvido es normal y cuándo responde a una patología.

Un hombre haciendo un puzzle para ejercitar su memoria y retrasar el Alzheimer (Shutterstock)
La elaboración de juego de rompecabezas, crucigramas y sudoku, ayudan a tener un cerebro activo

El doctor Ricardo Allegri, jefe de Neurología Cognitiva de Fleni, explicó en una nota reciente: “En el olvido benigno, el sujeto no se acuerda de parte de una situación o una palabra y la recuerda posteriormente en forma espontánea o ante una ayuda. El sujeto está mucho más preocupado por los olvidos que su entorno. Un ejemplo es cuando uno está hablando y no aparece un nombre pero sí sabemos de quién hablamos y todo su entorno. Al rato, manejando el auto, nos aparece espontáneamente ese nombre o alguna situación nos lo trae. Esto es un olvido normal”.

En cambio, en el olvido patológicola persona olvida una situación completa que no recupera posteriormente. Hay frecuentes reiteraciones de preguntas o comentarios. El sujeto está anosgnósico (no reconoce y minimiza lo que le pasa) y esto lo lleva a que su entorno esté mucho más preocupado que él. Un ejemplo típico es si yo fui a cenar anoche a la casa de un familiar mayor y hoy a la mañana lo llamo por teléfono y me dice: ‘Hace tanto tiempo que no nos vemos’. Este es un olvido patológico (no recuerda algo reciente, no recuerda la experiencia completa y no se facilitó con mi llamado), indicó el médico.

Por ejemplo, en los pacientes con Alzheimer aparecen los olvidos patológicos. “En ellos son típicos la pérdida de la memoria reciente; las reiteraciones de preguntas o de comentarios; la falta de palabras; algún episodio de desorientación en el tiempo y más adelante en el espacio”, precisó el experto.

Resonancia magnética del cerebro (Shutterstock)
Una resonancia magnética del cerebro es uno de los estudios para confirmar un deterioro cognitivo

“Se presentan dificultades con el manejo del dinero (equivocaciones, cambios en el valor), problemas con tareas que la persona hacía habitualmente, errores en compras, fallas en el manejo habitual de bancos”, indicó Allegri y destacó que en la actualidad se sabe que la patología de la enfermedad de Alzheimer empieza muchos años antes de la sintomatología clínica.

¿Qué olvidos pueden ser indicios de problemas de memoria?

Ciertas formas de fallas al recordar son anormales y pueden ser indicativas de problemas mayores:

1. Dificultad para aprender cosas nuevas.

2. Problemas para hacer y comprender cosas que antes eran fáciles.

Anuncio

3. Olvidar conversaciones rápidamente.

4. Perderse en lugares familiares.

5. Repetir historias con frecuencia.

6. Los seres queridos señalan que algo anda mal. Es más probable que un ser querido pueda detectar tempranamente problemas como la repetición de historias en el día a día.

¿Cuál es la causa de la pérdida de memoria?

Persona mayor utilizando una computadora, notebook, computer, con problemas de memoria, enfermedad mental, síntomas de Alzheimer, desorientación - (Imagen Ilustrativa Infobae)
Los cambios en la memoria pueden ser irritantes, pero son normales y manejables- (Imagen Ilustrativa Infobae)

Aunque el estrés y la ansiedad pueden afectar su capacidad cognitiva, es la edad la que ejerce la mayor influencia.

En cuanto a la pérdida de memoria, los Institutos Nacionales de Salud de Estados Unidos compartieron los resultados del estudio ‘Demencia y Trastornos Cognitivos Geriátricos’, destacando que después de los 30 años comienza el declive cognitivo, pero se intensifica significativamente después de los 60 años.

La neuróloga Sharon Sha, de la Universidad de Stanford, respalda estos hallazgos al señalar que hay una leve disminución en la memoria a medida que avanza la edad. La doctora destaca que la capacidad de retención de la memoria disminuye en comparación entre un joven adulto y una persona de 60 años.

Un médico señala evidencia de mal de Alzheimer en un escáner PET en el Brigham And Women’s Hospital en Boston.
La demencia afecta diferentemente a cada persona, pero eventualmente puede conducir a no reconocer a seres queridos, problemas de movilidad, y conducta agresiva (Reuters) (BRIAN SNYDER/)

“Cierto grado de problemas de memoria y una modesta disminución en otras habilidades de pensamiento son partes comunes del envejecimiento”, destacan expertos de Mayo Clinic.

“Sin embargo, hay una diferencia entre los cambios normales y la pérdida de memoria asociada con demencia, enfermedad de Alzheimer y otros trastornos relacionados. Y algunos problemas de memoria podrían ser causados por otras afecciones tratables”, precisó la doctora Anne Shandera-Ochsner, neuropsicóloga clínica en Sistema de Salud de Mayo Clinic en La Crosse y Onalaska, Wisconsin..

Pérdida de memoria y envejecimiento

Es normal tener una pérdida leve de memoria a medida que envejecemos. Esto no va impedir vivir una vida plena y productiva. Por ejemplo, de vez es posible olvidar el nombre de un conocido pero recordarlo más tarde. Es posible perder las gafas o necesitar escribir una lista para recordar tareas.

Anuncio

Estos cambios en la memoria pueden ser irritantes, pero son normales y manejables. No interrumpen la capacidad para trabajar, vivir de forma independiente o mantener una vida social.

¿Cómo diferenciar la pérdida de memoria de la demencia?

Fotos Cerebro Alzheimer
El Alzheimer afecta a entre el 5 y el 8 % de personas mayores de 65 años. (koto_feja/)

La demencia no es una enfermedad específica. Es un grupo de síntomas que afectan memoria, razonamiento, juicio, lenguaje y otras habilidades de pensamiento.

Suele comenzar gradualmente, empeora con el tiempo e interfiere con la vida diaria de una persona, incluido el trabajo, la gestión de las tareas diarias, interacciones y relaciones sociales.

Los síntomas tempranos incluyen olvidos, dificultad para orientarse, y problemas para resolver situaciones cotidianas. A menudo, estos se acompañan de cambios en el estado de ánimo, como ansiedad o tristeza.

La condición, que se agrava con el tiempo, varía según las causas y el estado de salud anterior del individuo, potenciando la necesidad de ayuda en el cuidado personal.

La demencia afecta diferentemente a cada persona, pero eventualmente puede conducir a no reconocer a seres queridos, problemas de movilidad, y conducta agresiva, enumeraron desde la OMS. Es por este motivo que, al identificar algunos de estos síntomas, es de suma importancia la consulta con un profesional.

¿Cuándo es preocupante la pérdida de memoria?

La pérdida de memoria suele ser una de las primeras o más reconocibles signos de demencia. Otros signos tempranos pueden incluir:

¿Qué beneficios tiene el juego de memoria?
Los juegos mentales como el cucigrama o pupiletras ayudarán a mantener activa la memoria para preservar la calidad de vida ante posibles enfermedades cognitivas
  • Hacer las mismas preguntas repetidamente.
  • Olvidar palabras comunes al hablar.
  • Mezclar palabras, como decir “cama” en lugar de “mesa”.
  • Tomar más tiempo para completar tareas familiares, como seguir una receta.
  • Extraviar objetos en lugares inapropiados, como poner una billetera en un cajón de la cocina.
  • Perderse mientras camina o conduce en un área conocida.
  • Tener cambios de humor o de comportamiento sin motivo aparente.

¿Qué hacer para prevenir la pérdida de memoria?

Células nerviosas del cerebro (Shutterstock)
Células nerviosas del cerebro están expuestas a un deterioro con la edad

La actividad física es fundamental, ya que estimula al sistema circulatorio y, por ende, al flujo sanguíneo en todo el cuerpo. Lo más importante es que este factor también impacta en el cerebro y lo mantiene oxigenado, lo que ayuda a evitar su deterioro.

El Department of Health and Human Services (Departamento de Salud y Servicios Humanos) de Estados Unidos recomienda al menos 150 minutos a la semana de actividad aeróbica moderada o 75 minutos a la semana de actividad aeróbica intensa. Lo ideal es dosificar la actividad a lo largo de la semana para que el cuerpo disfrute de los beneficios que brinda diariamente, indicaron los expertos de Mayo Clinic.

¿Cómo ayudamos a nuestro cerebro?

Anuncio

No solo debemos entrenar el cuerpo, sino también al órgano responsable de nuestra memoria: el cerebro. Toda acción que requiera un esfuerzo mental, como leer, hacer crucigramas, aprender nuevos idiomas o a tocar instrumentos, incentiva al cerebro y lo mantiene activo.

Otro factor que ayuda a preservar el bienestar neuronal son las relaciones con otras personas. Lo óptimo sería realizar estas acciones junto a amigos y seres queridos, entre otras personas. El entablar conversaciones y pasar tiempo con otros ayuda a bajar los niveles de estrés y a combatir la depresión, que suelen empeorar la calidad de la memoria.

Ante los primeros síntomas de pérdida de memoria severos y recurrentes, es clave hacerse estudio médicos concretos (Anna Shvets/Pexels)
Ante los primeros síntomas de pérdida de memoria severos y recurrentes, es clave hacerse estudio médicos concretos (Anna Shvets/Pexels)

Un consejo esencial de los expertos es organizarse. Ya sea con agendas, calendarios o notas (papel o electrónicas), escribir las tareas a realizar en el día hace que sea más fácil asignar tiempos a cada acción. Marcar cuando se completan las tareas también contribuye a la organización de todos los días, además de colaborar con un seguimiento sobre qué se debe hacer a continuación. Otro consejo es no hacer demasiadas cosas al mismo tiempo, es preferible una sola acción hasta finalizarla.

El cerebro necesita descansar para funcionar correctamente, ya que no solo permite comenzar con energía al día siguiente, sino que además existen procesos fisiológicos esenciales que solo ocurren en el descanso. Es por ello que es de suma importancia tener una buena rutina nocturna y acostarse temprano para lograr dormir entre 7 y 9 horas, sin interrupciones. “

Si los ronquidos interrumpen el sueño, programe una cita con el profesional de la salud, podría ser un signo de un trastorno del sueño, como apnea del sueño”, advirtieron desde Mayo Clinic. Al tiempo que los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) de Estados Unidos, advirtieron que la falta de sueño puede afectar a la memoria.

También la comida influye de forma positiva o negativa, ya que “el cerebro humano representa sólo el 2% del peso del cuerpo, pero el 20% de su carga metabólica ( 1– 3 ), y 10 veces más caro por gramo que el músculo”, según advierten desde la Biblioteca Nacional de Medicina de los Estados Unidos, contenida en el Centro Nacional de Información Biotecnológica. Es por este motivo que se recomienda consumir frutas, verduras, cereales integrales y carnes bajas en grasa. En contraposición, desalientan el consumo de alcohol que “puede llevar a confusión y pérdida de memoria”.

Seguí leyendo...

Salud

Un innovador procedimiento médico podría reducir las convulsiones en pacientes con epilepsia, según un estudio

Publicada

el

Qué es la fasciola cinereum y por qué podría ser clave para tratar a pacientes con epilepsia según los autores

(Dennis Thompson – HealthDay News) — Algunas personas con epilepsia difícil de tratar podrían beneficiarse si los médicos se dirigen a una región del cerebro que se vincula recientemente con el trastorno, sugiere un estudio reciente. Las convulsiones se redujeron en un 83 por ciento después de que un paciente se sometiera a una cirugía en la que se extirpó casi toda la fasciola cinereum, una región del hipocampo que antes se pasaba por alto, informan los investigadores en la edición del 17 de abril de la revista Nature Medicine.

En términos prácticos, eso significa que un paciente que había estado teniendo una o dos convulsiones al mes ahora tiene una convulsión cada tres meses más o menos, según muestran los resultados.

Los hallazgos indican que las personas con epilepsia resistente a los medicamentos podrían necesitar que la fasciola cinereum sea tratada junto con otras regiones del cerebro a las que normalmente se ataca, señalaron los investigadores.

”El hipocampo es la parte del cerebro mejor estudiada con diferencia, pero se sabe sorprendentemente poco sobre la fasciola cinereum”, señaló el investigador sénior, Ivan Soltesz, profesor de neurocirugía y neurociencias de la Facultad de Medicina de la Universidad de Stanford.

Este procedimiento, entre otras cosas, redujo las convulsiones (Europa Press)
Este procedimiento, entre otras cosas, redujo las convulsiones (Europa Press) (QUIRONSALUD/)

El estándar de atención para la epilepsia cuando los medicamentos no funcionan es la cirugía, explicaron los investigadores en las notas de respaldo. En un tipo, llamado epilepsia mesial del lóbulo temporal, las convulsiones se originan en dos regiones específicas del cerebro: la amígdala, una estructura en forma de almendra involucrada en el procesamiento de las emociones, y el hipocampo, una región necesaria para formar recuerdos.

El cerebro es simétrico, con una amígdala y un hipocampo tanto en el lado izquierdo como en el derecho, y con frecuencia las convulsiones brotan de las estructuras de un lado del cerebro, dijeron los investigadores. Por lo tanto, los médicos usan implantes de electrodos para averiguar qué regiones están causando convulsiones, y luego extirpan esas estructuras mediante cirugía o mediante el uso de un láser para quemarlas, un proceso llamado ablación.

Debido a que hay una amígdala y un hipocampo en ambos lados del cerebro, las personas aún conservan la capacidad de formar recuerdos después del procedimiento y, por lo general, tienen efectos secundarios mínimos, dijeron los investigadores. Pero incluso este enfoque, por terrible que parezca, falla un tercio de las veces, dijeron los investigadores. Para averiguar por qué, los investigadores comenzaron a usar electrodos para mapear en detalle la actividad convulsiva cerebral de los pacientes.

El hipocampo, ubicado en lo profundo de cada hemisferio del cerebro cerca del nivel del oído, se parece a un caballito de mar acostado de lado con la cabeza apuntando hacia la parte frontal del cerebro, dijeron los investigadores.

(Imagen Ilustrativa Infobae)
Uno de los puntos de análisis fue el vínculo entre la fasciola cinereum y las convulsiones (Imagen Ilustrativa Infobae)

El mapeo de electrodos de la actividad convulsiva observó que las neuronas de la fasciola cinereum, la punta más alejada de la cola del caballito de mar, estaban activas durante las convulsiones en ratones. Además, los estudios con ratones indicaron que si se detenía la actividad neuronal en la fasciola cinereum, se acortaba la duración de las convulsiones en ratones.

“La actividad convulsiva en esta región podría ser un motivo por el que estas cirugías a veces fracasan”, señaló el investigador colíder, el Dr. Ryan Jamiolkowski, residente de neurocirugía de Stanford Medicine. A continuación, los investigadores se centraron en seis pacientes humanos con epilepsia, implantando electrodos para mapear la actividad de las convulsiones en sus cerebros.

La fasciola cinereum contribuyó a las convulsiones registradas en los seis pacientes, incluidos algunos episodios en los que el resto del hipocampo permaneció en silencio. Uno de los pacientes ya había recibido tratamiento con láser para quemar su amígdala y la mayor parte de su hipocampo en el cerebro izquierdo, pero sin embargo continuó teniendo convulsiones.

Anuncio

El mapeo de electrodos mostró que la única parte del hipocampo que quedaba, la fasciola cinereum, estaba involucrada en esas convulsiones. Un procedimiento láser de seguimiento quemó la fasciola cinereum y las convulsiones del paciente disminuyeron en un 83%. Debido a la forma en que se forma el hipocampo, los futuros pacientes cuyas convulsiones involucren a la fasciola cireneo también podrían necesitar dos cirugías separadas, dijeron los investigadores.

(Imagen Ilustrativa Infobae)
Los expertos apuntan a buscar mejores tratamientos para la epilepsia, según revelaron (Imagen Ilustrativa Infobae)

“El hipocampo se curva como un plátano, y la fibra óptica que se usa para la ablación con láser es una línea recta”, dijo Jamiolkowski en un comunicado de prensa de la Stanford. Quemar toda la estructura “requiere diferentes trayectorias que actualmente no son factibles de combinar en un solo procedimiento”, explicó Jamiolkowski. La fasciola cinereum también podría ser el objetivo de los pacientes con convulsiones que emanan de la amígdala y el hipocampo a ambos lados del cerebro, añadieron los investigadores.

Para preservar su capacidad de formar recuerdos, a estos pacientes se les implanta un dispositivo en el hipocampo que proporciona sacudidas eléctricas para interrumpir una convulsión antes de que pueda comenzar a rodar. ”Saber qué pacientes tienen convulsiones que involucran a la fasciola cinereum nos permitiría dirigirnos a ella con ablación o neuroestimulación, y nos ayudaría a tratar a los pacientes mejor que un enfoque único para todos”, dijo Jamiolkowski.

Más información

La Clínica Mayo ofrece más información sobre la epilepsia.

FUENTE: Universidad de Stanford, comunicado de prensa, 17 de abril de 2024

* Dennis Thompson. HealthDay Reporters ©The New York Times 2024

Seguí leyendo...

Salud

¿Los medicamentos contra el VIH podrían reducir el riesgo el Alzheimer? Qué dicen los expertos

Publicada

el

Los detalles del hallazgo sobre medicamentos para el VIH y Alzheimer

(HealthDay News) – En un estudio reciente, las personas que vivían con el VIH y que recibían medicamentos estándar para mantener el virus a raya también tenían unas tasas mucho más bajas de enfermedad de Alzheimer, lo que sugiere que los medicamentos también podrían reducir los riesgos de la enfermedad cerebral.

Es una investigación en etapa temprana, pero es posible que los mecanismos utilizados por estos medicamentos contra el VIH funcionen a nivel genético para frustrar el Alzheimer en el cerebro, concluyó un equipo dirigido por el Dr. Jerold Chun. Es profesor del programa de enfermedades degenerativas del grupo de investigación sin fines de lucro Sanford Burnham Prebys, en La Jolla, California.

En el estudio, el grupo de Chun observó las tasas de enfermedad de Alzheimer entre casi 80,000 individuos VIH positivos mayores de 60 años. A más de 46,000 de ellos se les había recetado una forma de medicamentos supresores del VIH conocidos como inhibidores de la transcriptasa inversa (RT, por sus siglas en inglés).

En este subgrupo, los diagnósticos de Alzheimer ocurrieron en alrededor de 2.5 personas por cada 1.000, con mucha menos frecuencia que los 6.15 por cada 1.000 observados en un grupo de control de personas mayores sin VIH, encontraron los investigadores.

Un rompecabezas de un cerebro sobre un fondo blanco - (Imagen Ilustrativa Infobae)
reconstrucción de la mente, mind, pedazos faltantes, brain, metáfora, chequeo de salud, neurólogo, neuróloga, neurología, ciencias de la educación, psicopedagogía – (Imagen Ilustrativa Infobae)

El estudio no se diseñó para probar que los inhibidores de la RT previenen directamente la enfermedad de Alzheimer. Sin embargo, el hallazgo fue intrigante y hay mecanismos genéticos que podrían explicar el vínculo, dijeron los científicos.

En los hallazgos publicados por primera vez en la revista Nature en 2018, el laboratorio de Chun mostró que, en pacientes con Alzheimer, un gen que se encuentra en las neuronas sufre mutaciones que pueden producir miles de nuevas variantes genéticas.

El gen relacionado con el Alzheimer, llamado APP, se somete a esta transformación utilizando la misma enzima, la transcriptasa inversa, que el VIH utiliza para secuestrar genéticamente las células humanas.

Detallada radiografía que muestra el cerebro humano resplandeciendo en tonos rojos, proporcionando un fascinante vistazo a la complejidad de la neurociencia. Una exploración visual de la mente y su interconexión, revelando aspectos fundamentales de la salud mental. (Imagen Ilustrativa Infobae)
El Alzheimer es una forma común de demencia (Imagen Ilustrativa Infobae)

Es por eso que los medicamentos inhibidores de RT son un ingrediente común en el “cóctel” de medicamentos que las personas VIH positivas usan para suprimir el virus. Por lo tanto, es lógico pensar que los inhibidores de la RT también podrían frustrar los procesos de la RT implicados en la enfermedad de Alzheimer dentro de las células cerebrales, teorizó el equipo de Chun. Su trabajo, publicado recientemente en la revista Pharmaceuticals, fue financiado por el Instituto Nacional sobre el Envejecimiento de EE. UU.

En un comunicado de prensa de Sanford Burnham Prebys, Chun enfatizó que la investigación aún está en sus inicios. ”Lo que estamos viendo ahora es muy crudo”, dijo Chun, quien también es vicepresidente sénior de descubrimiento de fármacos neurocientíficos en la organización. “El siguiente paso claro para nuestro laboratorio es identificar qué versiones de RT están funcionando en el cerebro de la EA [enfermedad de Alzheimer], de modo que se puedan descubrir tratamientos más específicos, mientras que se deben realizar ensayos clínicos prospectivos de inhibidores de RT actualmente disponibles en personas con EA temprana”.

Más información

Obtén más información sobre cómo funciona el VIH en los Institutos Nacionales de la Salud de EE. UU.

Anuncio

FUENTE: Sanford Burnham Prebys, comunicado de prensa, 16 de abril de 2024

* Ernie Mundell. HealthDay Reporters ©The New York Times 2024

Seguí leyendo...
Anuncio

+Vistas