Noticias de Bariloche
Inicio » Nacionales » Espectáculos » Por qué no la quisieron en la novela de Tini Stoessel, el debut teatral precoz y su manía con las medialunas: 40 hechos no tan recordados de Laurita Fernández

Por qué no la quisieron en la novela de Tini Stoessel, el debut teatral precoz y su manía con las medialunas: 40 hechos no tan recordados de Laurita Fernández

Creció tanto en lo profesional que ya fue conductora, jurado de ShowMatch y encabezó en la Calle Corrientes. Sin embargo, sigue siendo Laurita. “Ya me acostumbre”, dice… Laurita Fernández

1. Nació el 18 de diciembre de 1990 en el Policlínico Bancario. Su mamá, Inés Stork, había sido despedida del banco en el que trabajaba pero le habían permitido conservar la obra social.

2. Para esa fecha la familia era un caos. No solo por la llegada de la beba. Hacia poco se habían mudado a Mataderos y Entel, la empresa estatal donde trabajaba su papá, Carlos Fernández, estaba reconvirtiéndose en una compañía privada.

3. Carlos era fanático de Diego Maradona. Si su hija hubiera nacido varón la habría llamado Diego. Tuvieron una perra y la llamaron Dalma.

"Mis papás me llevaban a tomar clases de baile, me ayudaron a formarme y hoy estoy trabajando gracias a lo que ellos hicieron por mí", cuenta Laurita Fernández
“Mis papás me llevaban a tomar clases de baile, me ayudaron a formarme y hoy estoy trabajando gracias a lo que ellos hicieron por mí”, cuenta Laurita Fernández

4. A los tres o cuatro años, Laurita se paraba frente al espejo en el living y se ponía a bailar, a cantar y a hacer la mímica de los casetes que atesoraban sus papás.

5. Cursó la primaria en el colegio Nuestra Señora de las Nieves, en Liniers. Era una alumna aplicada y obediente, mejor promedio, pero también muy vergonzosa.

6. Una vez volvió del colegio y le contó a su mamá que en clase les habían enseñado que las nenas tenían vagina, y los nenes tenían “pena”. “Mi mamá me dijo que sí, que algunos daban pena”, contó entre risas en el programa de Vero Lozano. Y agregó: “Yo estuve años pensando que tenían pena”.

7. Asistía a la escuela en doble jornada, pese a la exigencia horaria le quedaba tiempo y ganas para recibir clases de danza y teatro. “A las 18 entraba a danza hasta las 22. Así todos los días. No salía nunca, ni siquiera iba a merendar a lo de mis amigas”.

"Fue un parto normal, nada complicado", recuerda Inés Stork, mamá de Laurita Fernández
“Fue un parto normal, nada complicado”, recuerda Inés Stork, mamá de Laurita Fernández

8. En el secundario se organizaba La Noche de los Talentos, y se imponían los alumnos con bandas de música. Laurita se presentó con una amiga, bailaron y ganaron. Profesores y compañeros se quedaron admirados de esa chica que en la clase apenas hablaba, pero tenía una fuerza arrolladora en el escenario.

9. A los 16 comenzó su recorrido oficial por el mundo del espectáculo. En el teatro Lola Membrives se presentaba El fantasma de Canterville, un musical de Cibrián-Mahler, y ella formó parte del elenco.

10. “Yo estudiaba comedia musical y él me ve en una clase. En ese momento Pepito (Cibrián) estaba por estrenar El fantasma de Canterville y me ofrece ser reemplazo. Para mí, era la oportunidad de mi vida. No solamente era reemplazo, también tenía que hacer las tareas de utilería; así que fui utilera del teatro”. (Infobae, julio, 2019).

11. Como reemplazo, si no tenía que hacerlo ese día, igual debía quedarse en todas las funciones. “Me acuerdo que me calzó la remera y el pantalón cargo negro y me hizo entrar ‘al oscuro’. Mi mamá iba a ver la función y sacaba fotos cuando se apagaban las luces para ver si me veía moviendo el carro”.

En el 2014 comenzó un noviazgo con el productor Federico Hoppe. Él siempre de perfil bajo, pero de romances constantes, no hablaba de su pareja. Ella sí solía contar cosas de su día a día al aire de ShowMatch
En el 2014 comenzó un noviazgo con el productor Federico Hoppe. Él siempre de perfil bajo, pero de romances constantes, no hablaba de su pareja. Ella sí solía contar cosas de su día a día al aire de ShowMatch

12. “Cuando tuvo que ir de gira con Cibrián tomamos la decisión de que diera quinto año libre. Como era mejor promedio, el colegio nos ayudó. El rector me dijo: ‘Señora, el tren pasa una sola vez en la vida. En diez días dio todas las materias, y con notas altas”, contó su mamá en una entrevista en la revista Gente.

13. Cuando terminó el secundario decidió ir detrás de lo que le pedía su corazón, la actuación, pero también escuchó a su cerebro. Se dijo: “Pruebo dos años”. Si en ese tiempo no lograba vivir del arte se pondría a estudiar Arquitectura.

14. “A los 18 me había ganado una beca para ir a estudiar a Estados Unidos y había entrado a la escuela de Julio Bocca. Pero estaba el casting del Bailando y mis amigas me dijeron de ir. Les dije: ‘Ni loca voy ahí, que bailan todas desnudas’. Antes había mucho prejuicio con el Bailando y la televisión. Pero fui a acompañarlas y quedé”. (Información ciudadana).

15. En el Bailando por un sueño comenzó como partenaire de Matías Alé. Su larga cabellera rubia y su seguridad en la pista llamaron la atención tanto como su edad: apenas 19 años. Como era la más joven comenzaron a llamarla por su nombre en diminutivo.

El debut de Fede Bal y Laurita Fernández en el Bailando 2016 (Video: El Trece) (Infobae)

16. Estuvo como bailarina en el reality Soñando por Bailar y llegó a la semifinal. En el 2012 volvió al ciclo conducido por Tinelli como acompañante de Cristian U. Bailó con Aníbal Pachano en el 2014 y al año siguiente se consagraba campeona junto a Federico Bal.

17. El gran sueño le llegó en 2018. Fue elegida por Gustavo Yankelevich para protagonizar Sugar.

18. A los 16 presentó en su familia a su primer novio: un chico de la Tablada que conoció en una fiesta de 15. “La primera vez que me acompañó hasta casa –como me habían pedido mis papás–, yo no tenía las llaves, así que mamá salió a abrirme. Yo me creía mil, me hacía la canchera, y delante de él me empezó a tratar como a una nena. ‘Hola, bichita’, me decía… ¡Me enterró!”.

19. En el 2014 comenzó un noviazgo con Federico Hoppe, que tenía 44 años. En 2017 confirmó su romance con Fede Bal.

20. Su última pareja fue Nicolás Cabré, a quien conoció en Sugar.

Laurita Fernández fue elegida para reemplazar a Griselda Siciliani al frente de Sugar. Obra clave en su carrera, ahí también conoció a su ex pareja, Nicolás Cabré
Laurita Fernández fue elegida para reemplazar a Griselda Siciliani al frente de Sugar. Obra clave en su carrera, ahí también conoció a su ex pareja, Nicolás Cabré

21. A Cabré se lo había cruzado alguna vez en un videoclub de Mataderos. “Era como el famoso del barrio. Yo lo vi y mi papá me dijo: ‘No mires. No hay que incomodar a los famosos. Ellos tienen derecho a tener una vida’. Y yo seguí mirando una película. Me dio como vergüenza… Tenía diez años, así que él tendría 20 o 21″.

22. Suele mirar muchos videos por Internet de los musicales de Broadway.

23. En el 2010, en la película Igualita a mí, largometraje protagonizado por Adrián Suar tuvo una breve participación.

24. “Siempre quise trabajar de lo que me gusta. Me capacité toda mi vida para estar haciendo esto. Pero ser famosa no era el anhelo” (Teleshow, julio, 2019)

25. Le encanta dormir y reconoce que le cuesta mucho levantarse por las mañanas. “Creo que disfruto estos años que no soy madre para seguir levantándome tarde”, admite con humor.

Cada tanto, Laurita Fernández debe salir a desmentir los rumores que aseguran que está embarazada
Cada tanto, Laurita Fernández debe salir a desmentir los rumores que aseguran que está embarazada

26. Es sincera: “Me re cuesta desenojarme cuando me enojo. Me tomo todo siempre como con buena onda, pero cuando me enojo, me cuesta”.

27. Es muy ordenada. De las tareas de la casa no le molesta ni limpiar ni lavar, pero se define como “horrible cocinando”.

28. Su grupo de amigas son las de la infancia. “Soy amiga de mis amigas desde la primaria. Mi grupo de amigas son las de siempre, las del barrio. Tratamos de juntarnos una vez por semana. Tengo amigos que me fui haciendo en el camino, en el medio, pero me quedo con pocos amigos de cada lugar, con vínculos reales”.

29. Come las medialunas de una manera única. Como no le gusta la masa de adentro, las cortas y come solo lo de afuera.

30. Con lo dulce jamás se sirve una porción. Picotea del plato del medio o el de los costados. Y va comiendo de cucharaditas. No lo hace para evitar engordar, sino para comer mejor: “Esto proviene porque siempre fui muy ansiosa y comía de a pedazos más grandes. Mi papá me llevó al nutricionista y el médico me dijo que para aprender a comer en porciones más chicas y deglutir mejor, tenía que cortar un pedazo y luego llevarlo a la boca, que no agarrara directo toda la medialuna”.

31. En redes le preguntaron si estaría con una mujer y respondió: “¿Y por qué no?”. Pero negó rotundamente estar dispuesta a dejar todo por alguien.

32. Se animó a contar: “Tengo mi permitido mujer”. Es Margot Robbie, la actriz y modelo australiana.

"Siempre confío en que va a haber trabajo, y a través de los años fue siendo así. Sí aprendí a ser inteligente con el uso, nunca fui de despilfarrar ni ir a gastarme, ¿para qué quiero una cartera de no sé cuánto? Nunca fui de decir: 'Quiero el zapato que vale tanto…'", contó Laurita Fernández
“Siempre confío en que va a haber trabajo, y a través de los años fue siendo así. Sí aprendí a ser inteligente con el uso, nunca fui de despilfarrar ni ir a gastarme, ¿para qué quiero una cartera de no sé cuánto? Nunca fui de decir: ‘Quiero el zapato que vale tanto…'”, contó Laurita Fernández (Pablo Riggio/)

33. Ama vestirse de negro y comería sin parar helado o pizza.

34. Hizo dos audiciones para entrar a Violetta, la novela adolescente de Tini Stoessel, pero contó que no quedó por haber sido bailarina de Tinelli. “Una semana antes de arrancar me llaman y me dicen que no iban a querer contar conmigo, y después averigüé y me enteré que fue porque se habían dado cuenta de que había estado en ShowMatch y no me querían por eso”, completó en BDV.

35. Asegura que no perdonaría “la deslealtad. La mentira. Ir por atrás, sobre todo entre amigos. O que se metan conmigo, con mi trabajo. Jamás me metería con el trabajo de otro”.

"Gracias a ustedes porque me hicieron muy feliz, me llevo el mejor recuerdo de cada uno. Vengo acá con alegría, para mí esto no fue un trabajo nunca. Gracias de todo corazón, los quiero mucho y ustedes saben lo que valoro a las personas que se esfuerzan. Les deseo el mejor de los éxitos a todos. Luchen por lo que quieren hacer, esto es el arranque de una gran experiencia", le dijo Laurita Fernández a los participantes de Combate
“Gracias a ustedes porque me hicieron muy feliz, me llevo el mejor recuerdo de cada uno. Vengo acá con alegría, para mí esto no fue un trabajo nunca. Gracias de todo corazón, los quiero mucho y ustedes saben lo que valoro a las personas que se esfuerzan. Les deseo el mejor de los éxitos a todos. Luchen por lo que quieren hacer, esto es el arranque de una gran experiencia”, le dijo Laurita Fernández a los participantes de Combate

36. No tolera dejar desprolijos los potes de, por ejemplo, queso crema. No soporta dejar la montañita, la marca de la cuchara. Tiene que dejar todo lisito, llano.

37. De sus defectos, le molesta su ansiedad.

38. “Admiro a las mujeres poderosas: Madonna, Susana (Giménez). Poderosas por su fuerza, caballos que van para adelante. Y me siento identificada porque sí, tengo un tren atrás y me encanta avanzar. Es maravilloso sentirse así, poderosa y empoderada”. (Revista Watt).

39. Cabré quería regalarle un perfume que a ella le gustaba. Como ya no se consigue compró dos que le parecían similares. Pero a ella ninguno le gustó y se los volvió a dar. “Ahí aprendí que nunca más un perfume”, contó el actor en la mesa de Mirtha Legrand.

40. Deseo hacer esto toda mi vida. Entiendo que es un camino largo, que habrá años de más explosión, otros quizás más tranquilos. Mi idea es, si Dios quiere, hacer esto toda mi vida. Seguir conduciendo, que me gusta mucho. Seguir haciendo obras como Departamento de soltero. O volver a hacer musicales, porque me fascina bailar y cantar. Es eso. Y dejarme sorprender”. (Infobae).

Laurita Fernández
“Hubo momentos donde resigné mucho dinero, la posibilidad de muchas cosas económicas, por optar por hacer que quería hacer”, afirma Laurita Fernández

SEGUIR LEYENDO:

Inés Stork, la mamá de Laurita Fernández, en una charla íntima: “Por las únicas que daría la vida es por mis hijas”

Laurita Fernández, íntima: la convivencia con Nico Cabré, su relación con Rufina, las ganas de ser mamá

Categorías

Hora actual en
San Carlos de Bariloche, Argentina