Connect with us

Mundo

Prigozhin – Kadyrov: la guerra de los paramilitares de Putin expone las internas rusas ante la inminente contraofensiva ucraniana

Publicada

el

Yevgeny Prigozhin, Vladímir Putin y Ramzan Kadyrov

La retirada del grupo de mercenarios Wagner de la ciudad ucraniana de Bakhmut evidenció las diferencias entre su fundador, Yevgeny Prigozhin, y el líder checheno Ramzan Kadyrov, en un momento en que la contraofensiva ucraniana pareciera acercarse.

Durante meses, Prigozhin arremetió duramente contra el Ministerio de Defensa ruso. El líder de Wagner sostenía que desde el Kremlin no le proporcionaban el armamento necesario para hacerse con el control de Bakhmut.

Esta semana, luego de que sus tropas fueron reemplazadas por las fuerzas de Kadyrov, Prigozhin cuestionó la capacidad de las fuerzas chechenas para capturar la totalidad de la provincia ucraniana de Donetsk.

“En cuanto a la liberación de varias ciudades y pueblos, creo que tienen fuerzas para ello, pero no les merece la pena liberar toda la República Popular de Donetsk”, dijo el líder mercenario en Telegram.

Yevgeny Prigozhin es un oligarca y socio cercano del primer mandatario ruso, más conocido como “el chef de Putin”, debido a su fuerte participación en la industria gastronómica, particularmente con la concesión de los restaurantes del Kremlin. (Archivo DEF)
Yevgeny Prigozhin y Vladímir Putin (Archivo DEF)

Un viejo aliado de Kadýrov, Adam Delimjánov, recogió el guante y lo llamó a reunirse persona para aclarar sus dichos.

“Por supuesto, Yevgeny, tú no entiendes esto, y no tienes por qué entenderlo. Puedes ponerte en contacto cuando quieras y decirnos el lugar donde podemos reunirnos para explicarte lo que no entiendas”, respondió Delimjánov en Telegram.

El despliegue de las tropas de Kadyrov, que oficialmente forman parte de la guardia nacional pero responden directamente ante él, podría socavar la posición de Prigozhin tanto en el campo de batalla como en la sociedad rusa en general, afirma Thomas Grove en un artículo de The Wall Street Journal. El perodista también escribe que Moscú podría estar interesada en intensificar la enemistad entre ambos militares.

“El Kremlin también puede estar intentando romper la relación de Kadyrov con el financiero del Grupo Wagner, Yevgeny Prigozhin, y volver a enfatizar la autoridad federal sobre las fuerzas chechenas”, afirmó el Instituto para el Estudio de la Guerra esta semana.

Kadyrov se convirtió en líder de Chechenia en 2007. Se llama a sí mismo un soldado de Putin, de quien depende totalmente. Apuesta a la polémica con Prigozhin para tratar de ganarse aún más la confianza del presidente.

El presidente de Rusia, Vladímir Putin, se reúne con el jefe de la República de Chechenia, Ramzán Kadýrov, en Moscú, Rusia, el 13 de marzo de 2023. Sputnik/Mikhail Klimentyev/Kremlin vía REUTERS/Archivo
El presidente de Rusia, Vladímir Putin, se reúne con el jefe de la República de Chechenia, Ramzán Kadýrov, en Moscú, Rusia, el 13 de marzo de 2023. Sputnik/Mikhail Klimentyev/Kremlin vía REUTERS/Archivo
(SPUTNIK/)

Desde el principio de la invasión, Putin le ha dado órdenes a Kadyrov para que tome el control de Kiev, e incluso ha trascendido que su principal misión era asesinar al presidente ucraniano, Volodimir Zelensky, según alegan los funcionarios de inteligencia y seguridad ucranianos. Asimismo, el checheno ha enviado miles de soldados a las líneas del frente para cometer actos atroces contra la población civil ucraniana.

Kadyrov ha utilizado repetidamente las redes sociales para jactarse de la supuesta actuación de los combatientes chechenos contra las tropas ucranianas y para hacer otras declaraciones no confirmadas sobre la guerra en Ucrania.

Sus tropas han sido acusadas de crímenes de guerra en Ucrania. Se sabe que el propio líder acompaña a sus soldados en sus maniobras, aunque ha negado haber participado en alguna ejecución extrajudicial.

Las fuerzas chechenas participaron en el asedio de Mariupol y estaban entre las fuerzas de ocupación que mataron a civiles en los suburbios de Kiev.

Seguir leyendo:

Joe Biden se muestra cada vez más resuelto a cruzar las líneas rojas de Vladimir Putin

Estados Unidos advirtió que la guerra en Ucrania reforzó su capacidad para enfrentar las amenazas de China

Un muerto y dos heridos dejaron los bombardeos nocturnos de Rusia en la región ucraniana de Zaporizhzhia

Mundo

El Estado pagará u$s 5.342M a las cajas paraestatales en “compensación” por la transición al régimen mixto

Publicada

el

12 de julio 2024 – 12:51

Los trabajadores que ingresan al mercado laboral deben transferir un 5% de sus aportes a las AFAP, ingresos que el Estado cubrirá hasta por 40 años.

Foto: Teledoce

El Estado uruguayo deberá transferir más 5.000 millones de dólares en las próximas décadas a las cajas paraestatales a partir de la reforma de la seguridad social y establecimiento obligatorio del sistema mixto de jubilaciones, en forma de un “financiamiento de la transición”.

Las cajas paraestatales no atraviesan buenos momentos, aunque algunas permanecen en situaciones más críticas que otras, como es el caso de la Caja de Jubilaciones y Pensiones de Profesionales Universitarios (Cjppu), por ejemplo. Por lo que, cuando la reforma de la seguridad social votada en 2023 e implementada desde agosto pasado estableció que todos los trabajadores que se incorporen al mercado laboral deben destinar el 5% de sus aportes personales a una AFAP, preocupó cómo este desvío de transferencias antes netamente destinadas a las cajas podría afectar a las instituciones en cuestión.

Ante este problema, se incluyó en el texto legal un “financiamiento de la transición” del pasaje de estos afiliados al régimen mixto, tal y como consignó el semanario Búsqueda. Éste consiste en una “compensación por la reducción de ingresos asociada a la transición” por parte de Rentas Generales, por un monto equivalente al de las transferencias realizadas por cada una de estas entidades al Banco de Previsión Social (BPS) y que tienen como destino a las cuentas de ahorro personal obligatorio de los afiliados.

El período previsto para este financiamiento es de 30 años que pueden ser extendidos por otros 10, según la situación financiera de cada caja paraestatal. Si se consideran los 40 años en total, el “flujo de aportes hacia las cuentas de ahorro individual” totalizaría unos 5.342 millones de dólares, según estimaciones que el Poder Ejecutivo entregó al Parlamento en el marco de la discusión de la reforma. En este cálculo también está incluida la Caja Notarial, a pesar de que quedó por fuera de la obligatoriedad de aportes a la AFAP, aunque su incidencia en el costo final “no es significativa”.

Asimismo, el flujo de los aportes va en aumento desde las transferencias en 2024, por 2,2 millones de dólares, hasta las de 2063 por 269 millones de dólares, según estos cálculos.

Las críticas a las transferencias del Estado

Desde la Asociación de Trabajadores de la Seguridad Social (ATSS), en tanto, criticaron fuertemente este artículo “profundamente regresivo” de la reforma de la seguridad social. Según Adolfo Bertoni, histórico dirigente sindical de la ATSS y partidario del plebiscito del PIT-CNT que se votará en octubre, la ciudadanía estará financiando a las AFAP a través de sus impuestos.

“Es regresivo, porque Rentas Generales (es decir, todo el pueblo uruguayo) va a ‘subsidiar’ o ‘compensar’ el fortalecimiento de la AFAP en el régimen jubilatorio de las cajas paraestatales, y a darle sostenibilidad financiera a las propias cajas. Es decir, es una transferencia de los que tienen menos a los que les va mejor o bastante mejor”, opinó el sindicalista.

Continuar leyendo

Mundo

Luis Lacalle Pou refuerza el eje conservador de la región con encuentros con Javier Milei y Santiago Peña

Publicada

el

El presidente Luis Lacalle Pou reforzará, las próximas semanas, la buena sintonía con dos gobiernos clave de la región, el del libertario Javier Milei en Argentina, y el del conservador Santiago Peña en Paraguay, con varios encuentros con sus pares.

Más allá de la dura consideración que el presidente de la República tuvo con Milei por su faltazo a la cumbre del Mercosur el lunes en Asunción, las relaciones entre el Ejecutivo y Buenos Aires son las mejores en muchos años.

A dos grandes triunfos para la administración de Lacalle Pou –el dragado a 14 metros en el Puerto de Montevideo y el acuerdo de cielos abiertos- se suma la afinidad en varios puntos ideológicos entre el mandatario y su par argentino.

Esa comodidad es la que ha permitido también que el Presidente nutra aún más su relación con el empresariado argentino -siempre admirador de la institucionalidad uruguaya- con sendas participaciones este año en foros como el de Llao Llao, organizado por el llamado Círculo Rojo, y la cena anual de Fundación Libertad, el think tank liberal vinculado al macrismo.

Los cruces del Río de La Plata se están volviendo frecuentes de la mano del entendimiento entre los dos gobiernos. Lacalle Pou regresará a Buenos Aires el miércoles para la conmemoración del 30 aniversario del atentado a la mutual judía de la AMIA y once días después lo hará para la inauguración de la tradicional Exposición Rural en Palermo, donde estará acompañado por el ministro de Ganadería, Agricultura y Pesca, Fernando Mattos.

En ambo casos, coincidirá con Milei y con el mandatario paraguayo, Santiago Peña, con quien el presidente de la República ha construido buenos lazos personales y bilaterales también será de la partida.

Se espera, además, que los tres presidentes, cercanos por sus ideas sobre la actividad privada y el libre mercado, aunque con disensos sobre el rol del Estado, coincidan en París con motivo de la inauguración de los Juegos Olímpicos.

Los encuentros de Lacalle Pou con Milei, no obstante, siguen manteniéndose informales, puesto que aún no se ha logrado concentrar un encuentro bilateral entre ambos mandatarios. El libertario argentino realizó esta semana su primer viaje a un país de la región, eligiendo a Brasil como destino para una reunión con el expresidente Jair Bolsonaro.

Continuar leyendo

Mundo

La reestructuración de deudas busca ser “una solución y no un parche”, aseguró Bárbara Mainzer

Publicada

el

El problema del sobreendeudamiento de los uruguayos viene estando sobre la mesa del debate desde hace meses, principalmente de la mano del plebiscito por una deuda justa que busca lograr Cabildo Abierto, ya para las elecciones departamentales. Sin embargo, la novedad más reciente y significativa fue el anuncio del lanzamiento de un programa voluntario de refinanciamiento por parte de los principales bancos, administradoras de créditos y estudios de cobranza del país. “Es una solución crediticia para 786.302 personas, una oportunidad para que puedan refinanciar en condiciones extraordinarias y recuperen el crédito”, explicó la directora de la Asociación de Bancos Privados del Uruguay (ABPU), Bárbara Mainzer.

Más de 780.000 personas no es un número para nada menor, y es la población más vulnerable, calificada en categoría 5 o como deudor irrecuperable, que desde el jueves puede acceder a un plan de refinanciamiento de su deuda —en créditos de consumo— en cuotas y sin considerar en el monto a pagar los recargos y multas aplicados por el atraso de los compromisos; es decir, solo el préstamo original. Los montos menores a 5.000 pesos, incluso, podrían ser completamente condonados.

“Este es un ejemplo de coordinación extraordinario, porque si mirás crisis anteriores, uno de los grandes problemas era la falta de coordinación entre los bancos y los deudores”, destacó Mainzer en diálogo con Radio Carve, haciendo especial énfasis en el trabajo entre el sector privado y el sector público, con la participación del Banco Central del Uruguay (BCU) y el Ministerio de Economía y Finanzas (MEF).

“Buscamos una solución que atienda a la población más vulnerable, que no comprometa el orden jurídico y respete los balances de las instituciones financieras. Porque el presidente del Banco Central lo decía: resolver un problema ahora para complicar el crédito mañana no es una buena solución”, añadió.

Para Mainzer, los uruguayos tienen la oportunidad de recuperar el crédito, lo que no es un tema menor, por lo que instó a aprovechar la oportunidad de “pagar en condiciones excepcionales” que solo estará disponible por cuatro meses —hasta el 15 de noviembre—, y a la cual, durante julio, solo se podrá acceder a través de la página web soluciondeuda.com.uy.

“Hay una preocupación constante por el tema de los deudores, porque ¿de qué estamos hablando? De personas que tomaron un crédito con la vocación y la voluntad de pagarlo, y un evento inesperado hizo que no pudieran abordar esos pagos. Pero no son fáciles las soluciones. Desde el lado de la industria y con un rol clave del Banco Central y el Ministerio de Economía como coordinadores, más y más empresas de la industria se sumaron a la iniciativa, por un lado; y por otro lado, lo estamos combinando con otras iniciativas para que esto sea una solución y la gente no reincida y pueda afrontar sus compromisos”, explicó Maizer, describiendo la propuesta sobre tres ejes: “coordinación pública-privada, trabajo para focalizar esto en la población más vulnerable, y medidas adicionales para que esto sea una solución y no un parche”.

¿Se puede mejorar la calificación crediticia?

Según señaló la directora de APBU, el programa voluntario de refinanciación supone, también la posibilidad de que las personas que comiencen a pagar sus deudas mejoren, en paralelo, su calificación crediticia, para abrir así la posibilidad de volver a tomar crédito en el futuro. Así, a partir del 15% del pago de la deuda refinanciada —en cuotas y sin recargos—, ya comienza a limpiarse el historial, y “si se extingue la deuda, esa marca deja de estar”, aseguró.

Sin embargo, desde la Asociación de Empleados Bancarios del Uruguay (AEBU), insistieron en que el pago de las deudas no cambiará la situación de las personas que están en el Clearing de Informes. “Este es un registro del Banco Central y que básicamente se aplica para el sistema financiero. No implica que la gente sea cambiada de categoría en el Clearing de Informes, de hecho, este es una empresa privada que le brinda servicios a los clientes, y que califica a los uruguayos por su capacidad de pago. Estas medidas podrán cambiarle un poco la categoría, pero no lo van a sacar, porque es un historial de como se comporta el ciudadano en cuanto a sus deudas”, apuntó Pablo Andrade, consejero del sindicato, a Radio Carve.

Continuar leyendo

+Vistas