Noticias de Bariloche
Inicio » Cripto » ¿Puede el bolívar digital de Venezuela convertirse en una CBDC?

¿Puede el bolívar digital de Venezuela convertirse en una CBDC?

Hechos clave:

A inicios del mes de octubre entró en vigencia el bolívar digital en Venezuela, la nueva denominación de la moneda fíat del país caribeño. Si bien el nombre se presta a confusiones, no se trata de una moneda digital de banco central (CBDC, por sus siglas en inglés), pero ¿puede serlo?  

Para contestar esa pregunta, CriptoNoticias conversó en exclusiva con el ingeniero en computación y director CEO de Blokchain Hub Venezuela, Luis Gilberto Caraballo. Sostiene que sí es posible llevar la moneda a CBDC, siempre que se cree una blockchain sobre el bolívar digital “para hacerlo transparente”.  

Es optimista al considerar que el bolívar puede llegar a ser una “moneda digital respaldada por el banco central”, pero advierte que el “manejo ligero” del concepto de activo digital a nivel de gobierno complica la tarea y “genera confusión” en la población. 

Por tanto, el experto cree indispensable, para avanzar en ese sentido, el tener que “limpiar” esos aspectos conceptuales. Además, desde su óptica, hay que educar en Venezuela sobre el tema de las criptomonedas y blockchain, así como crear centros educativos donde se use la tecnología, todo en aras de convertir al bolívar en una moneda digital. 

“Yo insistiría en la creación de varias academias (…) y con el bolívar intentaría hacer el trabajo sobre blockchain para hacerlo confiable, transparente”. 

Luis Gilberto Caraballo, ingeniero venezolano experto en blockchain. 

¿Y hay la infraestructura para una CBDC venezolana? 

Consultado sobre si Venezuela tiene actualmente la infraestructura necesaria para sostener a un bolívar digitalizado, Caraballo recalcó que no, pero defendió que es algo que “se construye”, pues los países “no lanzan eso (las CBDC) de un día para otro”.  

Citó, para ello, los ejemplos de Bahamas, cuyo proyecto, el Sand Dollar, se viene desarrollando desde 2017; así como de China, donde el yuan digital se estudia desde 2018.  

Y volviendo a Venezuela, aclaró que en ese país ya hay “camino recorrido” en el tema de las monedas virtuales y que no cree que todo este mal hecho.  “Simplemente es hacer algunos ajustes y cambios”, apuntó. 

“No es solo la CBDC, es el ecosistema, la regulación, lo que hay detrás. Es una estructura que hay que crear completa, para las áreas comercial, pública, de intercambio y servicios. Esto, para que tenga una capacidad mucho más amplia. Si no se hace de esa manera, habrá elementos que causen cortocircuitos en la sociedad”.  

Luis Gilberto Caraballo, ingeniero venezolano experto en blockchain. 

El petro, el token que el gobierno usa para gastos públicos 

Conversamos con Caraballo sobre el petro, el token creado por el gobierno venezolano en 2017 y que estaría respaldado por los costos de materias primas, entre las que destaca el petróleo. 

Tras prometerse como una salida a las sanciones de Estados Unidos (EE. UU.) y un impulso a la economía local, el activo pasó de ser altamente promocionado a usarse escasamente. De hecho, en organismos públicos toman solo su precio como referencia para el pago de trámites, pero poco se recibe como medio de pago.  

Hay casos aislados en que sí puede ser usado para pagar. Fue noticia en días pasados que el Aeropuerto Internacional de Maiquetía, principal terminal aéreo de Venezuela, está trabajando en la habilitación de botones de pago con criptoactivos, entre los que destacan bitcoin (BTC), Dash y, por supuesto, el petro. 

Pero, ¿en qué más se utiliza? Según el experto, ahora mismo, el petro solo es empleado por el gobierno de Nicolás Maduro para, entre otras cosas, para cerrar tratos en temas comerciales de índole público y pago de servicios.  

“El petro está siendo respaldado para transacciones comerciales que tienen que ver con pago de combustible de aviones, aduanas, acuerdos comerciales; y por supuesto, para todo lo que tiene que ver con las bonificaciones que el Estado da a los ciudadanos”.  

Luis Gilberto Caraballo, ingeniero venezolano experto en blockchain. 

Caraballo agrega que el criptoactivo tiene respaldo en un mercado secundario (determinado por la oferta y la demanda) muy complejo, que depende de muchos factores geopolíticos: el petrolero. 

Según dice, esa característica lo hace inviable, desde el punto de vista de la compraventa libre, porque mantiene paridad con la canasta petrolera. Ante eso, expone, “el gobierno lo ha tenido que impulsar con regulaciones y diferentes decretos, que se dictan para lograr cierta comercialización”, pero el resultado no ha sido el esperado.  

El petro puede funcionar si se ancla a otro activo  

Según el ingeniero, el petro no ha servido de ayuda para los venezolanos que afrontan una economía hiperinflacionaria, aunque reconoce que, corrigiendo algunos aspectos clave, puede lograrse que el activo sea apto para la comercialización digital.  

Aclara que, contrario a lo estimado, en Venezuela hay una mayor adopción de otros criptoactivos, que son de compraventa libre, recordando lo que dice el reciente informe de Chainalysis, que ubica a esa nación entre las que más usan criptomonedas. Precisa que se debe a la pérdida de poder de compra de la moneda local, “porque hay una hiperinflación galopante”.  

“Además, es una economía dolarizada de facto, debido a que el venezolano busca otros activos donde guarecerse, y los criptoactivos  han sido usados por excelencia para eso”, sugirió.  

En todo caso, afirma que el petro puede rescatarse, anclándolo a otro activo más estable, como el oro, algún commodity o minerales preciados, “que sirvan como valor referencial”.  

La minería de Bitcoin en Venezuela en franco avance 

Consultamos a Caraballo sobre la actividad de minería de criptomonedas en Venezuela, país con serios problemas de electricidad y donde es recurrente la falta de energía, aunque también sea muy barata.  

Afirmó que hay importantes granjas de minería en el estado Aragua (centro), así como en otras regiones al interior de ese país, las cuales se mantienen en proceso de extracción a cada momento. Destacó que el sector en Venezuela tiene, por lo menos, 8 años de desarrollo.  

Esas granjas, vale acotar, operan con base en un acuerdo energético que estableció los paramétros a seguir para la minería de Bitcoin, y que fue alcanzado por los mineros en conjunto con la Superintendencia Nacional de Criptoactivos (Sunacrip) y la estatal Corporación Eléctrica Nacional de Venezuela (Corpoelec) en diciembre del año pasado, tal como lo reportamos en CriptoNoticias. 

“Hay mejoras en los algoritmos, en los dispositivos, hay de todo, un avance tecnológico”, refirió. “Pero lo importante es que las operaciones se tienen que ir ajustando. Los organismos reguladores irán ahondando en esos temas”, añadió.  

Caraballo resalta la supervisión estatal en ciertas granjas y las regulaciones que se han ido estableciendo, pues, “como todo proceso, lleva su tiempo. No pasa nada más en Venezuela”. 

“El uso indebido de electricidad, en zonas urbanas e industriales, genera problemas de manejo eléctrico y ese es un tema de gran sensibilidad porque ha impactado a varios estados”.  

Luis Gilberto Caraballo, ingeniero venezolano experto en blockchain. 

De hecho, fue noticia en agosto pasado que la Policía Nacional Bolivariana (PNB) había incautado 17 equipos para minar bitcoin y detenido a una mujer de 39 años por presunto contrabando, según lo informamos en su momento. 

Venezuela, el país en crisis con gran uso de criptomonedas 

En medio de una dura hiperinflación y la más profunda crisis de su historia, Venezuela se encuentra en el top 10 del Índice Global de Adopción de Criptomonedas de la firma Chainalysis. Se ubica en el puesto número 7, registrando además una de las tasas de comercio peer-to-peer (P2P) más altas.  

Pero todo por necesidad. De acuerdo con la firma, en la nación caribeña, casi el 3% del volumen total de las transacciones son P2P, y, por lo general, son operaciones pequeñas, tal y como lo informamos en CriptoNoticias. “Lo que indica una mayor adopción de base impulsada por la necesidad”, estiman.  

Según Luis Caraballo, bitcoin ha tenido una aceptación “muy importante” en el venezolano, aunque destaca que últimamente “han surgido muchos criptoactivos”, los cuales están teniendo “bastante impulso” en el país caribeño. 

Así, solamente queda aguardar cómo se desarrolla la innovación tecnológica y financiera en Venezuela, donde las criptomonedas van ganando cada vez mayor protagonismo, dejando de lado, quizás sin querer, al golpeado bolívar. 

Categorías

Hora actual en
San Carlos de Bariloche, Argentina