Conéctate con nosotros

+Noticias

Qué le está pasando a nuestro mundo

Publicada

el

El presidente estadounidense Joe Biden saluda al primer ministro de Israel, Benjamin Netanyahu (Avi Ohayon/GPO/dpa)
El presidente estadounidense Joe Biden saluda al primer ministro de Israel, Benjamin Netanyahu (Avi Ohayon/GPO/dpa)
(Avi Ohayon/GPO/dpa/)

Como columnista de asuntos exteriores del Times desde 1995, una de las lecciones más duraderas que he aprendido es que hay temporadas buenas y malas en este negocio, que se definen por las grandes decisiones tomadas por los actores más importantes.

En mi primera década, más o menos, hubo muchas malas decisiones (principalmente en torno a la respuesta de Estados Unidos al 11 de septiembre), pero estuvieron acompañadas de otras mucho más esperanzadoras: el nacimiento de la democracia en Rusia y Europa del Este, gracias a las decisiones de Mikhail Gorbachev. El proceso de paz de Oslo, gracias a las elecciones de Yitzhak Rabin y Yaser Arafat. La acelerada apertura de China al mundo, gracias a las decisiones de Deng Xiaoping. La adopción de la globalización por parte de la India, gracias a las decisiones iniciadas por Manmohan Singh. La expansión de la Unión Europea, la elección del primer presidente negro de Estados Unidos y la evolución de Sudáfrica hacia una democracia multirracial centrada en la reconciliación más que en la retribución, todo ello es resultado de buenas decisiones tanto de los líderes como de los liderados. Incluso hubo señales de que el mundo finalmente comenzaba a tomar en serio el cambio climático.

En conjunto, estas opciones empujaron a la política mundial hacia una trayectoria más positiva: una sensación de que más personas estaban conectadas y eran capaces de realizar todo su potencial de manera pacífica. Fue emocionante despertarme cada día y pensar en cuál de estas tendencias apoyar como columnista.

Sin embargo, durante los últimos años he sentido lo contrario: que gran parte de mi trabajo denunciaba las malas decisiones tomadas por los grandes actores: la dictadura cada vez más estricta y la agresión de Vladimir Putin, que culminaron en su brutal invasión de Ucrania; la reversión de la apertura de China por parte de Xi Jinping; la elección en Israel del gobierno más derechista de su historia; los efectos en cascada del cambio climático; la pérdida de control sobre la frontera sur de Estados Unidos; y, quizás lo más inquietante, una tendencia autoritaria, no sólo en países europeos como Turquía, Polonia y Hungría, sino también en el propio Partido Republicano de Estados Unidos.

Para decirlo de otra manera: si pienso en los tres pilares que han estabilizado el mundo desde que me convertí en periodista en 1978: un Estados Unidos fuerte comprometido con la protección de un orden global liberal con la ayuda de instituciones multilaterales saludables como la OTAN, una China en constante crecimiento. siempre ahí para impulsar la economía mundial, y fronteras en su mayoría estables en Europa y el mundo en desarrollo: los tres están siendo sacudidos por las grandes decisiones de los grandes actores en la última década. Esto está desencadenando una guerra fría entre Estados Unidos y China, migraciones masivas del sur al norte y un Estados Unidos que se ha vuelto más poco confiable que indispensable.

Pero eso no es ni la mitad. Porque ahora que las tecnologías militares avanzadas, como los drones, están disponibles, los actores más pequeños pueden producir mucho más poder y proyectarlo más ampliamente que nunca, permitiendo que incluso sus malas decisiones sacudan al mundo. Basta con mirar cómo las compañías navieras de todo el mundo tienen que desviar su tráfico y pagar tasas de seguro más altas hoy en día porque los hutíes, miembros de tribus yemeníes de los que nunca había oído hablar hasta hace poco, adquirieron drones y cohetes y comenzaron a perturbar el tráfico marítimo alrededor del Mar Rojo y a través de el Canal de Suez.

Por eso me referí a la invasión rusa de Ucrania como nuestra primera verdadera guerra mundial, y por eso siento que la guerra de Hamas con Israel es en cierto modo nuestra segunda verdadera guerra mundial.

Se libran tanto en campos de batalla físicos como digitales, con enormes alcances e implicaciones globales. Como los agricultores de Argentina que se vieron bloqueados cuando de repente perdieron sus suministros de fertilizantes de Ucrania y Rusia. Como jóvenes usuarios de TikTok de todo el mundo que observan, opinan, protestan y boicotean cadenas globales como Zara y McDonald’s, después de enfurecerse por algo que vieron en una transmisión de 15 segundos desde Gaza. Como un grupo de hackers pro-israelí que se atribuye el mérito de cerrar alrededor del 70 por ciento de las gasolineras de Irán el otro día, presumiblemente en represalia por el apoyo de Irán a Hamas. Y muchos más.

De hecho, en el mundo estrechamente conectado de hoy, es posible que la guerra por la Franja de Gaza, que tiene aproximadamente el doble del tamaño de Washington DC, pueda decidir quién será el próximo presidente en Washington DC, ya que algunos jóvenes demócratas abandonan al presidente Biden debido a su apoyo a Israel.

Militares y carros de combate del Ejército de Israel cerca de la frontera con la Franja de Gaza (Europa Press/Contacto/Gil Cohen Magen)
Militares y carros de combate del Ejército de Israel cerca de la frontera con la Franja de Gaza (Europa Press/Contacto/Gil Cohen Magen)
(Europa Press/Contacto/Gil Cohen /)

Pero antes de volvernos demasiado pesimistas, recordemos que estas opciones son sólo eso: opciones. No había nada inevitable o predeterminado en ellas. Las personas y los líderes siempre tienen capacidad de acción y, como observadores, nunca debemos ser víctimas de la multitud cobarde y deshonesta que dice que “no tenían otra opción”.

Gorbachev, Deng, Anwar el-Sadat, Menachem Begin, George HW Bush y Volodimir Zelensky, por nombrar sólo algunos, enfrentaron decisiones insoportables, pero eligieron bifurcaciones en el camino que conducía a un mundo más seguro y próspero, al menos durante un tiempo. Otros, lamentablemente, han hecho lo contrario.

Anuncio

Para cerrar el año, es a través de este prisma de opciones que quiero reexaminar la historia que me ha consumido, y me atrevo a decir que a gran parte del mundo, desde el 7 de octubre: la guerra entre Israel y Hamas. No fue tan inevitable como algunos quieren hacer creer.

Empecé a pensar en esto hace unas semanas, cuando volé a Dubai para asistir a la cumbre climática de las Naciones Unidas. Si nunca ha estado allí, el aeropuerto de Dubai tiene algunas de las salas de espera más largas del mundo. Y cuando mi vuelo de Emirates aterrizó, estacionamos cerca de un extremo de la sala B, así que cuando miré por la ventana vi alineados en una fila perfectamente simétrica unos 15 aviones de pasajeros de larga distancia de Emirates, que se extendían a lo lejos. Y se me ocurrió la idea: ¿Cuál es el ingrediente esencial que tiene Dubai y que le falta a Gaza? Porque ambos comenzaron, en cierto sentido, como la convergencia de arena y agua de mar en intersecciones cruciales del mundo.

No es petróleo: el petróleo desempeña hoy sólo un pequeño papel en la diversificada economía de Dubai. Y no es democracia. Dubai no es una democracia y no aspira a serlo. Pero ahora está llegando gente de todo el mundo a vivir aquí: su población de más de 3,5 millones ha aumentado desde el brote de Covid. ¿Por qué? La respuesta corta es un liderazgo visionario.

Dubai se ha beneficiado de dos generaciones de monarcas en los Emiratos Árabes Unidos que tuvieron una poderosa visión de cómo los Emiratos Árabes Unidos en general y el emirato de Dubai en particular podían elegir ser árabes, modernos, pluralistas, globalizados y abrazar una interpretación moderada del Islam. Su fórmula incorpora una apertura radical al mundo, un énfasis en los mercados libres y la educación, una prohibición del Islam político extremista, relativamente poca corrupción, un fuerte estado de derecho promulgado desde arriba y un compromiso incesante con la diversificación económica, el reclutamiento de talentos y desarrollo.

Hay un millón de cosas que uno podría criticar sobre Dubai, desde los derechos laborales de los numerosos trabajadores extranjeros que llevan el país hacia los auges y caídas del sector inmobiliario, la sobreconstrucción y la falta de una prensa verdaderamente libre o de libertad de reunión, por nombrar sólo algunas. Pero el hecho de que los árabes y otros sigan queriendo vivir, trabajar, jugar y empezar negocios aquí indica que los líderes han convertido su promontorio intensamente caluroso en el Golfo Pérsico en una de las encrucijadas más prósperas del mundo para el comercio, el turismo, el transporte, la innovación, transporte marítimo y golf: con un horizonte de rascacielos, uno de ellos de más de 800 metros de altura, sería la envidia de Hong Kong o Manhattan.

Y todo se ha hecho a la sombra (y con la envidia) de una peligrosa República Islámica de Irán. Cuando visité Dubai por primera vez en 1980, todavía había tradicionales dhows (barcos a vela árabes de velamen triangular y bajo calado) de pesca de madera en el puerto. Actualmente, DP World, la empresa de logística emiratí, gestiona la logística de carga y las terminales portuarias en todo el mundo. Cualquiera de los vecinos de Dubai (Kuwait, Qatar, Omán, Bahrein, Irán y Arabia Saudita) podría haber hecho lo mismo con sus costas similares, pero fueron los Emiratos Árabes Unidos quienes lo lograron tomando las decisiones que tomaron.

Recorrí el lugar de la conferencia climática global de la ONU con la ministra de Estado para la cooperación internacional de los Emiratos Árabes Unidos, Reem al-Hashimy, quien supervisó la construcción de la enorme Expo City 2020 de Dubai, que fue reutilizada para albergar el evento. En las tres horas que pasamos caminando, nos detuvieron al menos seis o siete veces jóvenes emiratíes vestidas con túnicas negras en grupos de dos o tres, que me preguntaron si podía hacerme a un lado por un segundo mientras se tomaban selfies con Reem o si yo sería su fotógrafo. Ella era su modelo de estrella de rock: esta mujer no perteneciente a la realeza, educada en Harvard y Tufts, que desempeñaba un papel de liderazgo como contratista del gobierno.

El embajador de Emiratos Árabes para Israel, Mohamed Al Khaja, saluda al presidente Isaac Herzog en la ceremonia de apertura de la sede diplomática del reino en Tel Aviv, el 14 de julio de 2021 (REUTERS/Amir Cohen/Archivo)
El embajador de Emiratos Árabes para Israel, Mohamed Al Khaja, saluda al presidente Isaac Herzog en la ceremonia de apertura de la sede diplomática del reino en Tel Aviv, el 14 de julio de 2021 (REUTERS/Amir Cohen/Archivo) (AMIR COHEN/)

Compárese eso con Gaza, donde los modelos a seguir hoy son los mártires de Hamas en su guerra interminable con Israel.

Entre las cosas más ignorantes y viles que se han dicho sobre esta guerra de Gaza está que Hamas no tuvo otra opción, que sus guerras con Israel que culminaron el 7 de octubre con una masacre asesina, los secuestros de israelíes de tan solo 10 meses hasta 86 años de edad y la violación de mujeres israelíes podrían de alguna manera excusarse como una fuga justificable de hombres reprimidos.

No.

Vayamos al archivo: en septiembre de 2005, Ariel Sharon completó una retirada unilateral de todas las fuerzas y asentamientos israelíes de Gaza, que Israel ocupó en la guerra de 1967. En poco tiempo, Hamas comenzó a atacar los cruces fronterizos entre Gaza e Israel para demostrar que incluso si Israel desapareciera, el movimiento de resistencia no había terminado. Estos puntos de cruce eran un salvavidas para el comercio y el empleo, e Israel finalmente redujo el número de cruces de seis a dos.

Anuncio

En enero de 2006, los palestinos celebraron elecciones con la esperanza de dar legitimidad a la Autoridad Palestina para gobernar Gaza y Cisjordania. Hubo un debate entre funcionarios israelíes, palestinos y de la administración Bush sobre si se debería permitir que Hamas se presentara a las elecciones, porque había rechazado los acuerdos de paz de Oslo con Israel.

Yossi Beilin, uno de los arquitectos israelíes de Oslo, me dijo que él y otros argumentaron que no se debería permitir que Hamas se postulara, como lo hicieron muchos miembros de Fatah, el grupo de Arafat, que había abrazado Oslo y reconocido a Israel. Pero el equipo de Bush insistió en que se permitiera a Hamas postularse sin abrazar Oslo, esperando que perdiera y ésta sería su refutación definitiva. Desafortunadamente, por razones complejas, Fatah presentó números irrealmente altos de candidatos en muchos distritos, dividiendo el voto, mientras que Hamas, más disciplinado, presentó listas cuidadosamente seleccionadas y logró ganar la mayoría parlamentaria.

Hamas se enfrentó entonces a una decisión crítica: ahora que controlaba el parlamento palestino, podía trabajar dentro de los Acuerdos de Oslo y el protocolo de París que regía los vínculos económicos entre Israel, Gaza y Cisjordania, o no.

Hamas decidió no hacerlo, lo que hizo inevitable un choque entre Hamas y Fatah, que apoyaba a Oslo. Al final, Hamas expulsó violentamente a Fatah de Gaza en 2007, matando a algunos de sus funcionarios y dejando claro que no respetaría los Acuerdos de Oslo ni el Protocolo de París. Eso llevó al primer bloqueo económico israelí de Gaza, y a lo que serían años de ataques intermitentes con cohetes de Hamas, aperturas y cierres de puestos de control israelíes, guerras y altos el fuego, todo lo cual culminó el 7 de octubre.

galeria anuario america 2023 octubre
Soldados israelíes recorren el kibutz Kfar Aza, uno de los arrasados por las milicias de Hamas el 7 de octubre (Thomas COEX / AFP) (THOMAS COEX/)

Estas fueron decisiones fatídicas. Una vez que Sharon sacó a Israel de Gaza, los palestinos quedaron, por primera vez en la historia, con control total sobre un pedazo de tierra. Sí, era una porción empobrecida de arena y agua de mar costera, con algunas zonas agrícolas. Y no era el hogar ancestral de la mayoría de sus residentes. Pero era suyo y podían construir lo que quisieran.

Si Hamas hubiera abrazado Oslo y hubiera elegido construir su propio Dubai, el mundo no sólo se habría alineado para ayudar e invertir en él, sino que habría sido el trampolín más poderoso imaginable para un Estado palestino en Cisjordania, en el corazón de la Patria ancestral palestina. Los palestinos se habrían demostrado a sí mismos, a los israelíes y al mundo lo que pueden hacer cuando tengan su propio territorio.

Pero Hamas decidió en cambio hacer de Gaza un trampolín para destruir a Israel. Para decirlo de otra manera, Hamas tenía una opción: replicar Dubai en 2023 o replicar Hanoi en 1968. Eligió replicar Hanoi, cuya red de túneles Củ Chi sirvió como plataforma de lanzamiento para la ofensiva del Tet del 68.

Hamas no está simplemente involucrado en una lucha anticolonial pura como la nieve contra Israel. Sólo los idiotas útiles de Hamas en los campus universitarios estadounidenses creerían eso. Hamas está inmerso en una cruda lucha de poder con Fatah sobre quién controlará Gaza y Cisjordania, y está inmerso en una lucha de poder en la región –junto con otros partidos y regímenes pro-Hermanos Musulmanes (como Turquía y Qatar)- contra pro- Monarquías occidentales como Arabia Saudita, Jordania, Kuwait y los Emiratos Árabes Unidos y regímenes militares como el de Egipto.

En esa lucha, Hamas quería que Gaza quedara aislada y en conflicto con Israel porque eso le permitía mantener su férreo control político e islamista sobre la franja, renunciando a las elecciones y controlando todas las rutas de contrabando de entrada y salida, que financiaban sus túneles y su maquinaria de guerra. y el estilo de vida de sus líderes y leales, tanto como el actual régimen islámico de Irán necesita su hostilidad con Estados Unidos para justificar su férreo control sobre la sociedad iraní y el control de todo su contrabando por parte de la Guardia Revolucionaria. Tanto como Hezbollah necesita su conflicto con Israel para justificar la construcción de su propio ejército dentro del Líbano, controlar su contrabando de drogas y no permitir que gobierne ningún gobierno libanés hostil a sus intereses, sin importar quién sea elegido. Y tanto como Vladimir Putin necesita su conflicto con la OTAN para justificar su control del poder, la militarización de la sociedad rusa y el saqueo de las arcas estatales por parte de él y sus compinches.

Esta es ahora una estrategia común para consolidar y mantener el poder para siempre por parte de una sola facción política y disfrazarlo con una ideología de resistencia. No es de extrañar que todos se apoyen unos a otros.

El presidente iraní Ebrahim Raisi y su par ruso, Vladimir Putin (
Europa Press/Contacto/Iranian Presidential Website)
El presidente iraní Ebrahim Raisi y su par ruso, Vladimir Putin (
Europa Press/Contacto/Iranian Presidential Website)
(Europa Press/Contacto/Iranian Pr/)

Hay mucho que criticar sobre la ocupación israelí de Cisjordania, a la que siempre me he opuesto. Pero, por favor, ahórreme la tontería de Harvard Yard de que esta guerra tiene que ver con los inocentes, los colonizados oprimidos y los malvados, los opresores colonizadores; que Israel era el único responsable del aislamiento de Gaza; y que la única opción que Hamas tuvo durante años fue crear un “skyline” subterráneo de túneles de hasta 230 pies de profundidad (contra Dubai) y que su única opción el 7 de octubre fue el martirio.

Hamas nunca ha dejado de estar más interesado en destruir el Estado judío que en construir un Estado palestino, porque ese objetivo de aniquilar a Israel es lo que ha permitido a Hamas justificar su control indefinido del poder, a pesar de que Gaza sólo ha conocido la miseria económica desde que Hamas se hizo con el control. control.

Anuncio

No les hacemos ningún favor a los palestinos que realmente quieren y merecen un Estado propio fingiendo lo contrario.

Los habitantes de Gaza saben la verdad. Datos recientes de encuestas reportados por AFP indican que en vísperas del 7 de octubre, “muchos habitantes de Gaza eran hostiles a Hamas antes del brutal ataque del grupo contra Israel el 7 de octubre, y algunos describieron su gobierno como una segunda ocupación”.

A medida que se afloje el control de Hamas sobre Gaza, predigo que escucharemos muchas más voces de Gaza sobre lo que realmente piensan de Hamas, y esto será embarazoso para los apologistas de Hamas en las universidades estadounidenses.

Pero nuestra historia sobre los gobiernos y las opciones no termina ahí. Benjamin Netanyahu, el primer ministro que más tiempo ha estado en el cargo (16 años) también tomó decisiones. E incluso antes de esta guerra, hizo otras terribles, para Israel y para los judíos de todo el mundo.

La lista es larga: antes de esta guerra, Netanyahu trabajó activamente para mantener a los palestinos divididos y débiles fortaleciendo a Hamas en Gaza con miles de millones de dólares de Qatar, mientras trabajaba simultáneamente para desacreditar y deslegitimar a la Autoridad Palestina más moderada en Ramallah, comprometida con Oslo y la no violencia en Cisjordania. De esa manera, Netanyahu podría decirle a cada presidente estadounidense: Me encantaría hacer las paces con los palestinos, pero están divididos y, además, los mejores no pueden controlar Cisjordania y los peores controlan Gaza. ¿Entonces que quieres de mi?

El primer ministro de Israel, Benjamin Netanyahu, durante una reunión con militares en el norte del país (Amos Ben-Gershom/GPO/dpa)
El primer ministro de Israel, Benjamin Netanyahu, durante una reunión con militares en el norte del país (Amos Ben-Gershom/GPO/dpa)
(Amos Ben-Gershom/GPO/dpa/)

El objetivo de Netanyahu siempre ha sido destruir la opción de Oslo de una vez por todas. En eso, Bibi y Hamas siempre se han necesitado mutuamente: Bibi para decirle a Estados Unidos y a los israelíes que no tenía otra opción, y Hamas para decirle a los habitantes de Gaza y a sus nuevos e ingenuos partidarios en todo el mundo que la única opción de los palestinos era la lucha armada liderada por Hamas.

La única salida a esta destrucción mutuamente asegurada es traer alguna versión transformada de la Autoridad Palestina en Cisjordania –o un nuevo gobierno de tecnócratas palestinos designado por la OLP– en asociación con Estados árabes moderados como Egipto, Jordania y Arabia Saudita. Pero cuando le planteo eso a muchos israelíes en este momento, me dicen: “Tom, no es el momento. Nadie quiere oirlo.”

Eso me da ganas de gritar: No, es exactamente el momento. ¿No lo entienden? El mayor logro político de Netanyahu ha sido persuadir a los israelíes y al mundo de que nunca es el momento adecuado para hablar sobre la ocupación moralmente corrosiva y cómo ayudar a construir un socio palestino creíble para quitársela de las manos a Israel.

Él y los colonos desgastaron a todos. Cuando cubrí el Departamento de Estado a principios de la década de 1990, los funcionarios estadounidenses describían habitualmente los asentamientos en Cisjordania como “obstáculos para la paz”. Pero esa frase fue abandonada gradualmente. La administración Trump incluso decidió dejar de llamar territorio “ocupado” a Cisjordania.

La razón por la que insisto en hablar de estas opciones ahora es porque Israel está rodeado por lo que yo llamo los portaaviones terrestres de Irán (a diferencia de nuestros portaaviones): Hamas, Hezbollah, los hutíes y las milicias chiítas en Irak. Irán está empujando a Israel a una guerra en múltiples frentes con sus representantes. Realmente me preocupo por Israel.

Pero Israel no tendrá la simpatía del mundo que necesita ni los múltiples aliados que necesita para enfrentar a este pulpo iraní, ni los socios palestinos que necesita para gobernar cualquier Gaza post-Hamas, ni el apoyo duradero de su mejor amigo en el mundo, Joe Biden, a menos que esté dispuesto a elegir un camino a largo plazo para separarse de los palestinos, con un socio palestino mejorado y legítimo.

Anuncio

Biden ha estado gritándole eso al oído a Netanyahu en sus llamadas privadas.

Por todas estas razones, si Netanyahu sigue negándose porque, una vez más, políticamente, no es el momento adecuado para él, Biden también tendrá que elegir entre los intereses de Estados Unidos y los de Netanyahu.

Netanyahu se ha propuesto socavar la piedra angular de la política estadounidense en Oriente Medio durante las últimas tres décadas: el marco de Oslo de dos Estados para dos pueblos que garantiza un Estado palestino y la seguridad israelí, al que ninguna de las partes hizo nunca todo lo posible. Destruir el marco de Oslo no redunda en interés de Estados Unidos.

En resumen, esta guerra es tan fea, mortal y dolorosa que no sorprende que tantos palestinos e israelíes quieran centrarse únicamente en la supervivencia y no en cualquiera de las opciones que los llevaron hasta aquí. La escritora de Haaretz, Dahlia Scheindlin, lo expresó maravillosamente en un ensayo reciente:

“La situación actual es tan terrible que la gente huye de la realidad como huye de los cohetes y se esconde en el refugio de sus puntos ciegos. No tiene sentido mover los dedos. Lo único que queda por hacer es intentar cambiar esa realidad”.

Para mí, elegir ese camino siempre estará a tiempo.

© The New York Times 2023

+Noticias

Nuestra historia del siglo XVII: Convocan a una misa a 20 años del regreso de Nuestra Señora del Nahuel Huapi

Publicada

el

Fue un 4 de junio del 2004 cuando una réplica de la imagen, que estuvo entronizada en la Misión jesuítica “Nahuelhuapi” -ubicada en la actual Península Humul entre 1670 y 1717- cruzó por Villa la Angostura para quedarse definitivamente en la Catedral de Bariloche. Fue Exequiel Bustillo quien hiciera construir esta Catedral precisamente en su memoria. Un poco de historia por Yayo de Mendieta

Un poco de historia

La iglesia Santa María de Loreto de Achao fue, a partir de 1666, la emisora de las misiones jesuitas que llegaron a nuestra región y en esta iglesia chilota se encuentra la imagen original de Nuestra Señora del Nahuel Huapi.

La “Misión Nahuelhuapi” dejó precedentes históricos invalorables, no solo para la provincia de Neuquén, sino para toda la Patagonia. A partir de la misión se introdujeron por primera vez las ovejas y vacas en la Patagonia.

También fue la primera vez que hubo una biblioteca en la historia de la Patagonia, que llegó a tener más de 300 libros originales a principios de 1703.

Y fue el primer asentamiento de la Iglesia Católica en forma permanente en la historia de toda la Patagonia, más allá de la increíble historia de la imagen de Nuestra Señora del Nahuel Huapi, la primera imagen entronizada en toda la Patagonia, en cuyo honor Exequiel Bustillo construyó la Catedral de San Carlos de Bariloche y que hoy se busca su puesta en valor en la tierra neuquina.

Los cuatro jesuitas que estuvieron a cargo de la misión fueron asesinados, y dos de ellos aún hoy sus cuerpos están enterrados a orillas del Nahuel Huapi.

Foto: Así es el interior de la réplica de la Iglesia de Achao que se pretende construir en Villa la Angostura cuyo proyecto ejecutivo fue aprobado por el CFI.

Resumen de lo que fue la Misión Nahuel Huapi (1670- 1717)

Anuncio

Seguí leyendo...

+Noticias

La Biblioteca del Mallín convoca a todos los niños de nivel primario a participar de un Concurso Internacional de Pintura y Dibujo

Publicada

el

La Biblioteca del Mallín invita a todos los pequeños artistas de Villa la Angostura a participar del  Encuentro Internacional de Dibujo y Pintura Infantil organizado por el Museo de Bellas Artes MOA en Atami (Japón), con el objetivo de cultivar la sensibilidad emocional de los niños y enriquecer su mente.

Desde hace 15 años se presentan en el MOA los dibujos de los chicos de Villa la Angostura que desde las Escuelas preparan sus trabajos y ahora también pueden entregarlos directamente en la Biblioteca del Mallin, de Lunes a Jueves de 9 a 17 hs.

Este Encuentro artístico de Obras Infantiles está diseñado para alentar a los niños a utilizar su sensibilidad para expresar lo que les interesa mediante la pintura, a través de la interacción con la naturaleza, el medio ambiente, la sociedad y otros.

Las obras deben ser originales (sin copiar otros dibujos o personajes) aplicando las técnicas de acuarela, acrílico, témpera, crayón, marcadores de color y/o collage, con tema libre, acompañados de un relato que cuente qué los inspiró o qué desean transmitir.

INDICACIONES PARA LA PARTICIPACIÓN:

Edad del participante: de 6 a 12 años
Tema: El tema es LIBRE, para priorizar la creatividad y la espontaneidad propias del niño o niña.

Fecha límite para entrega de Dibujos: 12/6/2024.

Presentación:

  1. a) Hoja blanca Canson No.6
  2. b) Materiales a utilizar: acuarelas, témperas, acrílico, crayón, marcadores de color, collage. (Evitar el uso de lápices de colores).
  3. c) Participará 1 (una) obra por cada participante.
  4. d) TODOS los dibujos deben incluir los siguientes Datos del Participante:
  5. a) Nombre y Apellido del Autor
  6. b) Título de la Obra
  7. c) Número de documento – Fecha de nacimiento – Edad
  8. f) Nombre y contacto del Padre / Madre / Tutor
  9. g) Relato del autor (qué fue lo que inspiró el dibujo realizado)

Este último requisito es imprescindible, ya que cada obra se evalúa tanto por el dibujo como por el mensaje que transmite.

Cabe destacar que en este Encuentro de obras infantiles no se busca la competitividad, sino que se realiza para desarrollar la voluntad de crear una obra, la sensibilidad de los niños que quieren apreciar la vida y amar al prójimo, conducir a que los niños tengan su sueño y fortalecer los vínculos familiares y comunitarios para formar una sociedad que le dé importancia a las cosas esenciales de la vida, más allá de la prosperidad material.

En el encuentro de obras infantiles, participaron más de 450.000 niños de 406 ciudades, incluyendo 13 países de Asia, Europa y América, convocados por el Museo de Bellas Artes de MOA de Atami, Japón, inaugurado en 1982 de acuerdo con los lineamientos del Maestro Okada.

Anuncio

Mokichi Okada fue un filósofo, artista, coleccionista de arte y realizador japonés, cuya visión artística se enfocó en el poder de la belleza en relación a la educación, el cultivo de los sentimientos humanos a través de la apreciación de obras de arte, flores y paisajes naturales, convencido de que ello produce consecuentemente felicidad a la sociedad.

Para consultas, pueden comunicarse al 294-439-0009, enviando mensaje a través de las redes sociales: Facebook: Biblio del Mallin / Instagram: @bibliotecadelmallin o personalmente en Bv. Quetrihué 1053 – de 9 a 17 hs.

Para saber más acerca de las actividades de esta Biblioteca pública, abierta a toda la comunidad, o sumarse a la Fundación Amigos de la Biblioteca del Mallín, los invitamos a visitar la página web www.bibliotecadelmallin.org.ar

Seguí leyendo...

+Noticias

Catorce taekwondistas de Villa la Angostura participarán en la Copa del Mundo 2024

Publicada

el

Son alumnos de la escuela  Chon Ji Vla que conduce el Sabumnim y director de la escuela Pablo Arias. Arias realizó, junto a su alumno Juan Pablo Baeza, una capacitación que se realizó en Buenos Aires. 

Del 24 al 26 de Mayo se realizo en Pilar, provincia de Buenos Aires, el 175 ° IIC (Curso de Instructor Internacional) de Taekwon Do ITF. El mismo fue dictado por el Comité Técnico de la ITF compuesto por Maestros/ras y grandes Maestros:  Virginia Dionisi, Paul Mcphaill, Ung Kim Lan, Héctor Marano, Pierre Laquerre, y Jurek Jedut. Asistieron 800 Instructores, Maestros y Grandes Maestros se Argentina, Uruguay, Paraguay y Chile.

Siempre en el camino de la superación y el conocimiento 2 integrantes de la escuela CHON JI VLA se hicieron presentes en dicho curso. El Sabumnim y director de la escuela Pablo Arias y su alumno ( y también Sabumnim) Juan Pablo Baeza fueron parte de este importante Evento. Como siempre todo esto es posible gracias al apoyo y acompañamiento de nuestro Maestro (V III DAN) Eduardo Martin Barile.

Por otro lado aprovechamos para contarles que la escuela CHON JI VLA concreto la inscripción de 14 competidores y 2 coach para la próxima Copa del Mundo que se llevará a cabo en la ciudad de Mar del Plata del 28 de octubre al 2 de noviembre de este año.

Los competidores inscriptos son: Juan Pablo Baeza, Ramiro Ercoli, Jazmín Ruiz, Kiara Molina, Ignacio Collueque, Maia Ruiz, Tiziano Del Mónaco, Jasmín Altamirano, Aldana Altamirano, Daniel Ayala, Guillermo Gentinetta, Delfina Agüero Johans Galeano y Andrés Rivera. Y los coach Pablo Arias y Walter Ercoli.

“Desde la Escuela queremos agradecer a comerciantes y público en general por colaborar y ser parte de este proyecto y les comentamos que seguiremos realizando eventos para poder abaratar costos de Traslado y Hospedaje. Toda colaboración es bienvenida”, destacó Pablo Arias.

Anuncio
Seguí leyendo...
Anuncio

+Vistas