Noticias de Bariloche
Inicio » Sociedad » Reconstruir las guerras: soldados, granadas, misiles falsos y una “misión” a treinta minutos del Obelisco

Reconstruir las guerras: soldados, granadas, misiles falsos y una “misión” a treinta minutos del Obelisco

La Asociación de Recreadores Históricos de la Segunda Guerra Mundial, interpreta además a soldados de otros conflictos como Malvinas y Vietnam (Fotos Alejandra Leston)

Entre los vagones de un viejo museo ferroviario en el límite entre Haedo y Morón, un auto bordea un paredón blanco que nadie pensaría lleva a alguna parte. Recién al llegar al final del muro se divisa la primera barrera y un puesto de guardia. Se avanza bordeando las vías del tren Sarmiento y a los pocos metros un nuevo control hace preguntas, justo antes de llegar al lugar donde la Asociación Argentina de Recreadores de la Segunda Guerra Mundial tiene su búnker.

La memoria es la mejor forma de no repetir los errores y la historia, como la memoria del mundo, la única capaz de garantizarlo. Es en parte por eso que en 2014 un grupo de coleccionistas de militaria empezó a darle forma a una idea que cruzaba la investigación, el conocimiento y la estética de un mundo que ya no existe, pero que todavía está ahí. El de las guerras del pasado.

Recreadores Argentinos Segunda Guerra Mundial
Las edades del grupo de Recreadores Argentinos van de los 14 a los 75 años

“En mi caso cuando era muy joven me interesó el tema bélico, el tema histórico. En ese momento, los años ‘70, Vietnam no era tan importante para nosotros pero sí lo era la Segunda Guerra y yo con 15 años empecé a estudiar el tema. Los más jóvenes creo que tuvieron otros disparadores, la película Rescatando al soldado Ryan o la serie Band of brothers, eso es lo que a ellos les generó la necesidad de empezar a investigar”, le explica Flavio Bertini, uno de los referentes, a Infobae, sobre los orígenes de este grupo que tiene miembros que van de los 14 a los 75 años.

Recreadores Argentinos Segunda Guerra Mundial
Muchos de los elementos que portan los recreadores realmente formaron parte de la Segunda Guerra Mundial

Son arquitectos, vendedores de diarios, estudiantes del profesorado de historia, de criminología, farmacéuticos o desocupados. Argentinos con raíces eslavas, españolas, ucranianas, entre otras, compartiendo un interés que entrecruza la pasión, la rigurosidad histórica y la investigación. Su misión es contar la guerra a partir de un par de botas, una chaqueta, antiparras, un entramado poco común, charreteras, cantimploras, el dedo en que llevan puesto el anillo o un paquete de cigarros. Lejos están de promover reivindicaciones bélicas o de incentivar apologías de guerras. Se entrenaron en responder estos cuestionamientos: su propósito es enseñar la importancia de las guerras en el devenir de la historia.

Recreadores Argentinos Segunda Guerra Mundial
Jorge Velázquez quema un corcho para pintarse la cara y convertirse en George Miller, uno de los Rangers norteamericanos que desembarcaron en Normandía en 1944

El recreador lo que hace es mostrarte la historia viva de un período de la humanidad. Nosotros nos especializamos en Segunda Guerra Mundial, pero también recreamos Malvinas y Vietnam”, dice Flavio, aunque también es verdad que el interés histórico no es el único que mueve a los recreadores. A muchos de ellos los acompañan también sus historias personales.

Recreadores Argentinos Segunda Guerra Mundial
Tomás de Pasquale recrea a un enfermo paracaidista que curó a los soldados aliados durante la Segunda Guerra Mundial

En su lecho de muerte el abuelo de Arnoldo Ibáñez le confesó a su esposa que había peleado como divisionario español para el ejército alemán durante la Segunda Guerra Mundial. “Mi abuelo quemó todo: pasaporte, uniforme, chapa de identificación y escapó. Sólo quedó una foto de él como soldado y es con esa foto con la que yo confeccioné mi uniforme”, cuenta Arnol, que tenía apenas seis años cuando su abuelo murió.

Recreadores Argentinos Segunda Guerra Mundial
Detrás de la recreación histórica, el estudio de la guerra y sus protagonistas (Fotos Alejandra Leston)

Matías Nicolás Kaczor es también el Teniente aliado norteamericano, Matt Baker. De parte de su papá su familia es ucraniana y por eso, dice, creció escuchando historias de guerra. Su tío abuelo fue prisionero en Auschwitz Birkenau, el campo de exterminio más grande del nazismo, al que llegó con sólo 16 años, tras ser capturado por la Gestapo (policía secreta alemana) por contrabandear libros. Actualmente, varios de sus primos segundos, combaten en suelo ucraniano.

Recreadores Argentinos Segunda Guerra Mundial
En el grupo todos conocen al detalle la vestimenta y es inevitable no corregirse uno a otro precisiones históricas

El conflicto bélico entre Rusia y Ucrania también impactó en el mundo de los recreadores. “En Europa, que están mucho más cerca de lo que está ocurriendo, se suspendieron un montón de recreaciones. En algunos momentos en los que se recrea o se caracteriza al ejército soviético, hoy por hoy no está tan bien visto. La gente que ve el evento está más sensible”, comparte Flavio.

Recreadores Argentinos Segunda Guerra Mundial
En el mundo de la recreación detalles como el dedo en que se usa un anillo o la marca de una caja de cigarros, se vuelven tan importantes como la indumentaria

“Me parece que la gente es la que va sintiendo cosas e indudablemente te va diciendo ‘esto sí’ y ‘esto no’. Es un momento para cuidarse, para estar atentos, principalmente porque hay gente que la está pasando muy mal”, agrega, con la conciencia de que la recreación tiene mucho de sensibilidad y que los temas que tocan, duelen.

Recreadores Argentinos Segunda Guerra Mundial
Luciano Rey se prepara para interpretar a un soldado norteamericano

Es por eso, en parte, que el grupo tomó hace ya tiempo una decisión a pesar de la verdad histórica: tapar las cruces esvásticas. “Esta todo censurado por una decisión grupal, el fin de la Asociación no es politizar, aunque sea históricamente correcto mostrar el uniforme en su totalidad, elegimos no mostrarlo porque podría ofender a alguien”, explica Santiago Parisi, en la piel de Wolfgang Wehner, un subsargento alemán de la guerra temprana.

Los recreadores, además, tienen presente y son muy cautelosos respecto de las consultas que les llegan acerca de sus uniformes. Saben que esta información, en manos equivocadas, podría ser perjudicial, por ejemplo en el caso de llegar a grupos que promueven o reivindican movimientos fascistas. En Argentina, la ley N°23.592 sobre actos discriminatorios decreta en su artículo tercero la pena de un mes a tres años de prisión para quien participe de una organización o realice propaganda de ideas de superioridad racial. Divulgar o vender este tipo de simbología, podría considerarse que infringe la ley.

Recreadores Argentinos Segunda Guerra Mundial
Marcos Blazevac junto a una caseta de guardia alemana

Esta semana el grupo estuvo pintando una caseta de guardia alemana. No la hicieron para ellos, la construyeron porque el próximo 13 de agosto estarán en una exposición en La Rural y piensan en que la gente pueda sacarse una foto. A pesar de esto la estructura, los materiales, la pintura, el diseño y los colores, responden a una verdad histórica infranqueable que ellos ya hicieron parte de su rutina.

Una vez recreamos una foto del conflicto de Malvinas y era tan realista que la terminamos encontrando circulando en grupos de veteranos, como si realmente la imagen hubiera sido sacada en 1982″, cuenta Flavio, que lleva como alterego el nombre de Conrad Berter, un soldado alemán.

Recreadores Argentinos Segunda Guerra Mundial
En la Asociación se tomó la decisión de eliminar, a pesar de ser un error en materia histórica, las cruces esvásticas de los uniformes alemanes

Los uniformes, los accesorios, las telas, las medallas, las armas, se buscan en tiendas virtuales, ferias y casas de resagos militares, con ojos de historiador. Lo que no se consigue se fabrica, se construye, se confecciona, un trabajo de artesanía a cargo de cada integrante del grupo, que luego someterá la pieza a la evaluación de sus compañeros. Los que pueden darse el lujo, compran piezas originales. La recreación es un gusto caro.

“Este casco estuvo en la guerra en Europa. Lo conseguí de forma excepcional, fue porque un coleccionista argentino un día decidió abocarse únicamente a cascos argentinos y se deshizo de todo el resto de su colección. Se dio entonces que yo pude hacerme de este”, cuenta Jorge Velásquez, ya dentro de los borceguíes de George Miller, uno de los Rangers norteamericanos que actuaron el 6 de junio de 1944 en las playas de Normandía.

Recreadores Argentinos Segunda Guerra Mundial
Santiago Parisi es Wolfgang Wehner, subsargento alemán de la guerra temprana

En otros casos las piezas les llegaron heredadas y caben en un bolsillo, como en el caso de Alejandro Longobardi, que del mueble personal de su abuelo, piloto de la Fuerza Aérea italiana durante la guerra, sacó una “multiherramienta”, antecedente de la navaja suiza. De lo que a simple vista parece un mango de madera virgen, el recreador saca un picahielos y varias hojas de acero, que hoy son parte de su caracterización. “Para mí es el recuerdo de alguien a quien yo quería mucho”, comparte.

Los recreadores no sólo participan de exposiciones y muestras. Este domingo, 29 de mayo, por ejemplo, viajarán hasta un campo en Ingeniero Alan, cerca de Berazategui, para una sesión fotográfica. A eso se suman experiencias alejadas de los flashes, las miradas y las preguntas históricas, como irse a acampar o a escalar caracterizados. Se llevan carpas de la época, uniformes y lo hacen simplemente por el gusto de pasar el día en la piel de un soldado, de mirar el horizonte bonaerense pensando que se trata del frente de Vorónezh y aprender.

Recreadores Argentinos Segunda Guerra Mundial
Al fondo Arnoldo Ibáñez viste el uniforme de divisionario español en las filas alemanas, fácil de distinguir por la camisa azul

“Agregar al trekking el uso de indumentaria de hace 80 años a veces suma dificultad, pero también te enseña por ejemplo cómo se humedece el paño de lana con la nieve o que las polainas son útiles. Está bueno conocer cómo se enfrenta el uniforme a las adversidades”, cuenta Leonardo Arko, que al igual que muchos de sus compañeros, siente que convirtió el hobbie de la recreación en una responsabilidad. “Ahora siento que enseñamos historia y de alguna forma estamos obligados a enseñarla bien”, dice.

Durante sus incursiones en exteriores, en caso de cruzarse con algún civil a destiempo que los saque con una mirada de extrañeza de 1945 y los traiga de vuelta y sin escalas al 2022; la respuesta es siempre la misma: “Estamos filmando un documental”.

Los recreadores argentinos

Recreadores Argentinos Segunda Guerra Mundial
Tomas de Pasquale: Representa a un enfermero paracaidista de la división 326 de Estados Unidos, en la división 101 (Fotos Alejandra Leston)
Recreadores Argentinos Segunda Guerra Mundial
Oscar Abouchain: Representa a un integrante de la Resistencia Francesa. Lleva con él un subfusil Sten inglés
Recreadores Argentinos Segunda Guerra Mundial
Iván Yurovik es también Otto Werner, soldado alemán, aunque también ha interpretado a combatientes soviéticos, norteamericanos e italianos, entre otros
Recreadores Argentinos Segunda Guerra Mundial
Leonardo Arko, colecciona trajes de montañista alemán
Recreadores Argentinos Segunda Guerra Mundial
Santiago Parisi es Wolfgang Wehner, subsargento alemán de la guerra temprana, detalle que delata su pantalón gris, a diferencia del de color verde que se utilizó durante la guerra media o tardía
Recreadores Argentinos Segunda Guerra Mundial
Marcos Blazevac es Marcus, él recrea a un eslavo que combate en el ejército alemán. Entre su indumentaria lleva una lata a la espalda, que es por lo que la mayoría de la gente pregunta. En diálogo con Infobae, nos saca la duda: dentro se cargaba la máscara de gas
Recreadores Argentinos Segunda Guerra Mundial
Luciano Rey es Lucky, un soldado del bando norteamericano. Para su recreación lleva en el rostro el camuflaje hecho a mano con un corcho quemado
Recreadores Argentinos Segunda Guerra Mundial
Alejandro Longobardi es Alexander y representa a un soldado de la Wehrmacht, fuerza de defensa alemana entre 1935 y 1945
Recreadores Argentinos Segunda Guerra Mundial
Arnoldo Ibáñez representa a un divisionario español del ejército alemán, identificables principalmente por la bandera en el casco y el uso de camisas azules debajo del uniforme
Recreadores Argentinos Segunda Guerra Mundial
Jorge Velásquez es George Miller y representa a uno de los Rangers norteamericanos que actuaron el 6 de junio de 1944 en las playas de Normandía. Su recreación incluye un casco original de ese año
Recreadores Argentinos Segunda Guerra Mundial
Claudio Cornide interpreta a un tanquista de Estados Unidos durante el último período de la guerra, en 1945
Recreadores Argentinos Segunda Guerra Mundial
Flavio Máximo Bertini interpreta a Conrad Berter, uno de los referentes alemanes
Recreadores Argentinos Segunda Guerra Mundial
Eduardo del Teso interpreta, a sus 75 años, a un cabo alemán o a un francotirador ruso según corresponda y es el miembro de más edad de la organización

Fotos Alejandra Leston

SEGUIR LEYENDO:

Categorías

Hora actual en
San Carlos de Bariloche, Argentina