Conéctate con nosotros

Mundo

Régimen de Maduro y oposición de Venezuela alcanzaron un acuerdo en México

Publicada

el

El diálogo político y negociación entre el régimen de Nicolás Maduro y la oposición representada por la Plataforma Unitaria de Venezuela, reinició este sábado en la Ciudad de México después de un año suspendido, donde finalmente suscribieron un primer acuerdo.

Este 26 de noviembre por la mañana se firmó el segundo acuerdo entre gobierno y oposición de ese país, indicó la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE) de México, anfitrional dle evento.

“Es un triunfo de la política y mérito a reconocer de los participantes. México es su casa. Felicitaciones !! Buenas noticias para el pueblo venezolano”, señaló la cancillería mexicana.

Las dos delegaciones suscribieron un acuerdo para descongelar alrededor de 3 mil millones de dólares de los fondos extranjeros con la intención de crear un fondo social para atender a la población más vulnerable de aquél país y darle confianza a los bancos, fondos de inversión y las entidades de crédito.

El proceso de diálogo, donde Noruega es el moderador, reinició con buenos resultados este sábado 26 de noviembre, luego de 13 meses de suspensión debido a que la delegación enviada por Maduro se levantó de la mesa en protesta por la extradición de Alex Saab a Estados Unidos en 2021.

Los términos del acuerdo parcial fueron anunciados por el jefe del equipo facilitador de Noruega, Dag Nylander, quien afirmó que el convenio permitirá lograr importantes avances para la protección de los venezolanos.

Este fin de semana, Noruega volvió a conducir la mesa de diálogo, donde las partes acordaron una ruta de nuevos acuerdos, los cuales serán flexibles.

Anuncio

El facilitador noruego precisó que Naciones Unidas apoyará la implementación del acuerdo y que se creará un grupo de veedores, con representantes de ambas partes, que le dará seguimiento a los proyectos.

Con la ayuda de Estados Unidos para descongelar los recursos, se creará un fondo social con el fin de financiar programas de salud, alimentación y educación para los sectores más golpeados por la crisis, y atender el deteriorado sistema eléctrico público.

De firmarse el acuerdo, el fondo social sería administrado por la Organización de las Naciones Unidas (ONU).

En la agenda de discusiones se incluirá el levantamiento de las sanciones económicas a Venezuela, la definición de las condiciones para las elecciones presidenciales del 2024, la liberación de presos políticos y el retiro de inhabilitaciones políticas.

El encuentro se lleva a cabo en un hotel de la avenida Paseo de la Reforma de la capital mexicana.

La delegación del régimen es liderada por Jorge Rodríguez, presidente de la Asamblea Nacional y de la otra parte, Gerardo Blyde. Ambos tienen previsto firmar este mismo sábado un “acuerdo social” que genere “un mecanismo práctico para abordar necesidades sociales vitales” en Venezuela.

Se relajan las sanciones económicas a Venezuela

La petrolera norteamericana podrá reiniciar la extracción de petróleo en Venezuela. REUTERS/Mike Blake
La petrolera norteamericana podrá reiniciar la extracción de petróleo en Venezuela. REUTERS/Mike Blake (Mike Blake/)

El gobierno estadounidense anunció este mismo sábado que autoriza a la petrolera Chevron a retomar operaciones limitadas de extracción de recursos naturales en Venezuela como resultado de la reanudación del diálogo entre el régimen venezolano y la oposición.

Esta medida, según el Departamento del Tesoro, refleja la política de largo plazo de Estados Unidos “de proporcionar un alivio de sanciones específico basado en pasos concretos que rebajan el sufrimiento del pueblo venezolano y apoyan la restauración de la democracia”.

La dictadura chavista y la oposición suscribieron el mismo en la Ciudad de México un acuerdo que prevé la creación de un fondo, que será manejado por Naciones Unidas, para atender la compleja crisis social de Venezuela en el marco de la reactivación de los diálogos.

Anuncio

SEGUIR LEYENDO:

Ricardo Monreal reiteró su postura por su posible candidatura presidencial: “Estoy en ese proceso de decisión”

Así exhibieron a Servidores de la Nación ofreciendo transporte para asisitir a la marcha de AMLO

“Testamento”: Héctor Bonilla grabó una emotiva canción sobre su muerte

Mundo

Creer es ver

Publicada

el

Ilustración de Akshita Chandra/The New York Times; Fotografías de Getty Images

Lo más sorprendente del reciente viaje de Tucker Carlson a Rusia no fue su servil entrevista con Vladimir Putin, sino sus días efusivos sobre lo maravilloso que es Moscú. Pero claro, él era un invitado especial del país que inventó las aldeas Potemkin (incluso si la historia original es dudosa), y asegurarse de que solo viera cosas buenas debe haber sido fácil.

Imagine, por ejemplo, que trajera gente a Nueva York y se asegurara de que todo lo que vieran fuera el Upper East Side, cerca del Museo Metropolitano de Arte. Se llevarían la impresión de que Nueva York es una ciudad muy limpia y de aspecto elegante.

La verdad es que, si bien partes de Moscú ofrecen a una pequeña élite un estilo de vida opulento, Rusia en su conjunto está más que destartalada. Alrededor de una quinta parte de los hogares ni siquiera tiene baños interiores. Para muchos rusos, la vida es pobre, desagradable, brutal y corta: la esperanza de vida es sustancialmente menor que en Estados Unidos, a pesar de que la esperanza de vida en ese país ha disminuido y está por detrás de la de otros países avanzados.

De todos modos, mientras elogiaba a Moscú, Carlson destrozaba las ciudades estadounidenses, especialmente Nueva York, donde, dijo, “no se puede usar el metro” porque “es demasiado peligroso”. Sin duda, hay algunos neoyorquinos que temen tomar el metro. Sin embargo, de alguna manera, antes de la pandemia había alrededor de 1.700 millones de pasajeros cada año (sí, tomo el metro todo el tiempo) y el número de pasajeros, aunque todavía deprimido por el aumento del trabajo desde casa, se ha ido recuperando rápidamente.

El presidente ruso Vladimir Putin participa en una entrevista con el presentador de televisión estadounidense Tucker Carlson en Moscú. Sputnik/Gavriil Grigorov/Kremlin vía REUTERS
El presidente ruso Vladimir Putin participa en una entrevista con el presentador de televisión estadounidense Tucker Carlson en Moscú. Sputnik/Gavriil Grigorov/Kremlin vía REUTERS (SPUTNIK/)

Es posible, por supuesto, que Carlson nunca haya viajado en el metro de Nueva York, o al menos no desde los días en que Nueva York tenía alrededor de seis veces más homicidios cada año que hoy en día. En esto podría parecerse a Donald Trump, quien probablemente no ha realizado vuelos comerciales en décadas, declarando el otro día que los aeropuertos de Estados Unidos, que tienen colas molestamente largas en seguridad pero tienen muchas más comodidades que antes, nos hacen parecer como una “nación del tercer mundo”.

Ah, y aunque las estaciones de metro de Nueva York no tienen lámparas de araña como las de Moscú y, a veces, sí tienen ratas, el sistema hace su trabajo y, como he escrito, juega un papel enormemente positivo en la vida de la ciudad.

Pero los derechistas parecen inamovibles en su convicción de que Nueva York es un infierno urbano (sólo el 22 por ciento de los republicanos la consideran un lugar seguro para vivir o visitar) a pesar de que es una de las ciudades más seguras de Estados Unidos.

En términos más generales, existe una sorprendente desconexión entre las percepciones de los estadounidenses sobre la delincuencia en el lugar donde viven (relativamente pocos, de ambos partidos, lo consideran un problema grave) y su evaluación mucho más pesimista de la nación en su conjunto. Esta desconexión existe para ambos partidos, pero es mucho más amplia para los republicanos.

Esto es parte de un fenómeno más amplio. Estados Unidos se ha convertido en un país en el que, para muchas personas, especialmente pero no sólo de la derecha política, creer es ver. Las percepciones sobre cuestiones que van desde la inmigración hasta la delincuencia y el estado de la economía están impulsadas por posiciones políticas y no al revés.

Para tomar un tema al que obviamente he dedicado mucho tiempo: durante los años de Biden, la mayoría de las medidas de confianza del consumidor han sido mucho más bajas de lo que cabría esperar, dadas las medidas estándar del desempeño de la economía. Esto sigue siendo cierto, a pesar de que el sentimiento ha aumentado sustancialmente en los últimos meses. Existe prácticamente todo un género de análisis dedicado a argumentar que la gente en realidad tiene razón al sentirse mal con la economía por una cosa u otra.

Anuncio

Así que aquí va un consejo profesional: ignoren a cualquiera que diga que los estadounidenses están deprimidos en la economía sin darse cuenta de que la realidad es que los republicanos están deprimidos.

Escribí sobre esto la semana pasada, pero permítanme aclararlo nuevamente usando datos y gráficos ligeramente diferentes. La encuesta de consumidores de Michigan, ampliamente citada, proporciona datos sobre el sentimiento desglosados por afiliación partidista, aunque ha sido una publicación mensual regular solo desde 2017. Prefiero centrarme en el índice de condiciones económicas actuales, ya que las personas pueden legítimamente tener expectativas diferentes, dependiendo de Quien esta a cargo. Así es como se ve este índice, utilizando promedios móviles de tres meses para cancelar parte del ruido estadístico:

Los demócratas parecen sentir que la economía ahora es tan buena como a fines de 2019, que es lo que cabría esperar, dado que la tasa de desempleo es aproximadamente la misma y la inflación solo un poco más alta. Los republicanos, sin embargo, han pasado de la euforia sobre la economía bajo Donald Trump a una visión muy crítica bajo el presidente Biden.

El Presidente de los Estados Unidos, Joe Biden, señala mientras baja del Air Force One, durante su llegada a los Ángeles, California, EE.UU., el 20 de febrero de 2024. REUTERS/Kevin Lamarque IMÁGENES TPX DEL DÍA
El Presidente de los Estados Unidos, Joe Biden, señala mientras baja del Air Force One, durante su llegada a los Ángeles, California, EE.UU., el 20 de febrero de 2024. REUTERS/Kevin Lamarque IMÁGENES TPX DEL DÍA (KEVIN LAMARQUE/)

¿Qué pasa con los independientes? No importa: en su mayor parte, se inclinan hacia un partido u otro y se comportan como partisanos.

Ahora bien, esta comparación no prueba que las percepciones negativas de la economía tengan que ver exclusivamente con el partidismo (tal vez las cosas realmente estén algo mal y el partidismo demócrata esté manteniendo las cifras), aunque los demócratas no parecen experimentar el tipo de cambios de humor que experimentan los blancos. La Cámara cambia de manos, cosa que hacen los republicanos. Pero, como mínimo, cualquier debate sobre el sentimiento económico que no tenga en cuenta el partidismo está omitiendo una parte clave de la historia.

Como escribí la semana pasada, la naturaleza de creer para ver de la opinión pública puede significar que las percepciones de la economía, y tal vez de la delincuencia, no importarán mucho para las elecciones de este año: los estadounidenses que creen que las cosas van terribles probablemente no lo harían. Han votado por los demócratas, pase lo que pase. Pero para adoptar una visión más amplia: ¿Cómo vamos a funcionar como país cuando un gran número de personas simplemente ven una realidad diferente a la del resto de nosotros?

© The New York Times 2024

Seguí leyendo...

Mundo

La guerra en Ucrania dejó más de 10.300 muertos en casi dos años y destrozos por 480.000 millones de dólares

Publicada

el

Soldados se defienden en Ucrania. Foto. EPA/Sergey Dolzhenko
Soldados se defienden en Ucrania. Foto. EPA/Sergey Dolzhenko
(SERGEY DOLZHENKO/)

El presidente de Rusia, Vladimir Putin, ordenó el 24 de febrero de 2022 la invasión de su país vecino, Ucrania, en lo que desde Moscú tratan de enmascarar como una “operación militar especial” que, sin embargo, se avecina ya a su segundo aniversario con cifras que superan los 10.300 civiles muertos y una destrucción que requeriría una inversión de más de 450.000 millones de euros (485.000 millones de dólares) y años de trabajo.

Según datos de Naciones Unidas, las primeras oleadas de ataques rusos sobre el territorio ucraniano dejaron una cifra de más de 4.200 civiles muertos tan solo en el primer mes de hostilidades. Pasado ya más de medio año desde la invasión, las cifras disminuyeron notablemente pero se mantienen todavía a día de hoy en cifras que superan los más de cien civiles muertos al mes.

La inmensa mayoría de civiles han perdido la vida por el impacto de misiles, si bien es cierto que existe también un pequeño porcentaje de personas que han fallecido por la explosión de minas esparcidas por las Fuerzas Armadas rusas a su paso por el territorio ucraniano. Esto hace de Ucrania uno de los países con más explosivos diseminados en su territorio.

De hecho, la situación al respecto es tal que los aliados de Ucrania no solo han suministrado a Kiev capacidades militares o equipos básicos, sino que también han destinado una nada desdeñable cantidad de dinero y material para apoyar los esfuerzos ucranianos por retirar las minas en su territorio.

Aunque en un primer momento las tropas rusas irrumpieron en Ucrania por varios frentes, con el paso del tiempo y gracias a los avances ucranianos, los enfrentamientos entre ambos bandos parecen haber quedado enmarcados en el extremo oriental del país, si bien la Fuerza Aérea rusa sigue poniendo en alerta a todo el territorio ucraniano.

Los incesantes bombardeos rusos han causado un nivel de devastación tal que varios organismos internacionales, como Naciones Unidas, la Comisión Europea o el propio Banco Mundial, han cifrado en unos 452.000 millones de euros el precio de la reconstrucción de Ucrania durante la próxima década.

De acuerdo con la última evaluación rápida de daños y necesidades de Ucrania (ERDN3), desde el estallido de la guerra hasta el pasado 31 de diciembre, en torno al diez por ciento del parque de viviendas del país ha resultado parcialmente dañado o destruido, lo que fomenta el desplazamiento forzoso de la población.

(Foto: Franco Fafasuli)
Guerra Ucrania Rusia. Destrozos y Civiles muertos (Foto: Franco Fafasuli) (Franco Fafasuli/)

Según datos de la Organización Internacional para las Migraciones (OIM), cerca de 1,4 millones de edificios residenciales han sufrido daños, y cerca de un tercio de ellos presentan un nivel de destrucción que se considera irreparable. Así, la cifra de desplazados internos asciende hasta los 3,7 millones de personas.

Refugiados y necesitados

La invasión rusa de Ucrania ha provocado una guerra a las puertas de Europa como hacía años no ocurría y, como consecuencia directa, ha motivado que cientos de miles ucranianos opten por abandonar su país huyendo de la guerra y buscando en otros países europeos unas mejores condiciones de vida.

En un primer momento, la respuesta de gran parte de Europa fue positiva y en varios países se facilitó la llegada de refugiados ucranianos. Más de seis millones de ucranianos pusieron rumbo a otros países europeos, mientras que cerca de otro medio millón pusieron rumbo a otros países del mundo, sobre todo a Estados Unidos y Canadá.

Anuncio

Entre los principales destinos europeos de los refugiados ucranianos, además de Rusia, destacan Alemania, con casi 1,4 millones de ucranianos; Polonia, con otros 956.000; Reino Unido, con 250.000 refugiados en su territorios; y España, que ha dado cobijo a más de 192.000 personas procedentes de Ucrania.

Según datos de Naciones Unidas, más allá de los seis millones de personas que abandonaron el país, casi la mitad restante de los ciudadanos que a día de hoy residen en Ucrania, unos 14,6 millones de personas, se encuentran en situación de necesidad para poder satisfacer sus necesidades.

La Oficina de la ONU para la Coordinación de Asuntos Humanitarios (OCHA) ha destacado que cerca de 8,5 millones de personas son objetivo directo de la organización para este año 2024, con lo que elevan hasta los 3.100 millones de dólares (algo menos de 2.900 millones de euros) el presupuesto necesario para tal fin.

De esos 2.900 millones de euros que la OCHA considera necesarios para cumplir con sus objetivos, hasta la fecha se han financiado apenas un diez por ciento, unos 340 millones de dólares (más de 315 millones de euros). Con esta tendencia, a finales de año se habrá financiado apenas un 77 por ciento del objetivo fijado por la ONU.

Con esta cifra, Naciones Unidas vería disminuida su capacidad para recaudar fondos en comparación con el año anterior, cuando recibió hasta 2.700 millones de dólares (unos 2.500 millones de euros), aunque esto supuso menos del 69 por ciento del objetivo fijado a comienzos de 2023.

Un soldado ucraniano herido recibe ayuda en un lugar dado como Avdivka, región de Donetsk, Ucrania. 3ª Brigada de Asalto/Handout via REUTERS
Un soldado ucraniano herido recibe ayuda en un lugar dado como Avdivka, región de Donetsk, Ucrania. 3ª Brigada de Asalto/Handout via REUTERS (3RD ASSAULT BRIGADE/)

Estados Unidos se convirtió en aquel año en el principal donante de este fondo para Ucrania, con más de 1.000 millones de dólares, casi un 37,5 por ciento de la cantidad total. La Unión Europea, a través de su departamento de ayuda humanitaria y protección civil de la Comisión Europea, financió otros 328 millones, cerca del 12,1 por ciento del total.

Daños culturales, sanitarios y periodistas muertos

Más allá de la destrucción de edificios residenciales, gubernamentales y tierras de cultivo, los incesantes ataques rusos sobre Ucrania dejan un reguero de devastación también en edificios culturales, centros de educación o sanitarios.

Según datos de la Organización de Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO), las Fuerzas Armadas rusas han dañado parcialmente o destruido más de 340 espacios culturales o religiosos, incluidos 127 lugares de culto y 150 edificios históricos.

Por zonas territoriales, la región de Donetsk es donde se concentra la mayoría de este tipo de edificios afectados por los ataques rusos, con hasta 88 instalaciones dañadas. Tras Donetsk se sitúa la región de Kharkiv, con otros 56 espacios culturales y religiosos siniestrados.

La tercera región más afectada es la de Odesa, ubicada en el sur de Ucrania y cuyo centro histórico fue declarado por Naciones Unidas como Patrimonio Mundial en Peligro. Este territorio acumula cerca de medio centenar de los edificios patrimoniales devastados.

Anuncio
Fuerzas ucranianas abriendo fuego de artillería contra las tropas rusas. (Incendio, Rusia, Ucrania) EFE/EPA/STR
Fuerzas ucranianas abriendo fuego de artillería contra las tropas rusas. (Incendio, Rusia, Ucrania) EFE/EPA/STR
(STR/)

Por otro lado, cerca de 3.800 instituciones educativas se han visto afectadas por los bombardeos ucranianos, 365 de las cuales han quedado completamente destruidas, de acuerdo con informes del Ministerio de Educación y Ciencia de Ucrania.

En lo que respecta a instalaciones sanitarias, la Organización Mundial de la Salud informó a mediados de febrero de que, hasta la fecha, se habían verificado ataques contra cerca de 1.600 centros sanitarios ucranianos desde el estallido de la guerra.

Finalmente, los ataques del Ejército ruso contra territorio ucraniano también deja 14 periodistas muertos, según UNESCO. Sin embargo, recientemente el Sindicato Nacional de Periodistas de Ucrania elevó esta cifra hasta los 16 fallecidos.

De acuerdo con el presidente del citado sindicato, Sergi Tomilenko, el balance total de profesionales de la comunicación muertos en el marco de la guerra asciende hasta los casi 80, incluyendo en esta cifra los periodistas muertos en el frente en acto de servicio para las Fuerzas Armadas.

(Con información de Europa Press)

Seguí leyendo...

Mundo

David Cameron realizó la primera visita de un ministro de Exteriores británico a Paraguay en 160 años

Publicada

el

El Secretario de Asuntos Exteriores británico, David Cameron, le da la mano al Presidente de Paraguay, Santiago Peña, en el palacio de gobierno ‘Palacio de los López’, en Asunción, Paraguay, el 20 de febrero de 2024. REUTERS/Cesar Olmedo (CESAR OLMEDO/)

El ministro de Exteriores de Reino Unido, David Cameron, ha realizado este martes la primera visita de un jefe de la diplomacia británica a Paraguay en 160 años de relaciones bilaterales, y se ha reunido con el presidente paraguayo, Santiago Peña, así como miembros de su gabinete, en Palacio de Gobierno, en la capital del país latinoamericano, Asunción.

“Es la primera vez que un ministro de Exteriores de Reino Unido visita Paraguay, después de 160 años de relaciones. Es un gran placer estar aquí. Hay muchas coincidencias entre Reino Unido y Paraguay”, ha afirmado en declaraciones recogidas por la Agencia de Información Paraguaya (IP) tras la reunión con Peña, en referencia a la postura ante la invasión rusa de Ucrania o el conflicto palestino-israelí.

Por su parte, el mandatario paraguayo ha destacado que ha recibido a Cameron “para conversar sobre el fortalecimiento de las relaciones bilaterales, el futuro de las relaciones entre el Mercosur y Reino Unido y los grandes desafíos en materia de política exterior”. “Estrechamos vínculos con el mundo. Paraguay está decidido a ser un protagonista en el escenario internacional”, ha aseverado.

“Reino Unido y Paraguay están trabajando juntos para impulsar el crecimiento ecológico y la prosperidad de nuestros pueblos. Mantenemos nuestro firme compromiso de apoyar a Ucrania y defender la democracia y los Derechos Humanos en todo el mundo”, ha señalado el ministro de Exteriores británico a través de su perfil en la red social X, anteriormente conocida como Twitter.

Por su parte, su homólogo paraguayo, Rubén Ramírez, ha destacado la presencia de inversiones inglesas en proyectos de hidrógeno verde, así como el aporte de Paraguay en la generación y exportación de energía limpia y renovable. Ambas autoridades han expresado su interés por aumentar el comercio bilateral.

El Secretario de Asuntos Exteriores británico, David Cameron, le da la mano al Ministro de Asuntos Exteriores de Paraguay, Rubén Ramírez, tras una conferencia de prensa en el palacio de gobierno 'Palacio de los López', en Asunción, Paraguay, el 20 de febrero de 2024. REUTERS/Cesar Olmedo
El Secretario de Asuntos Exteriores británico, David Cameron, le da la mano al Ministro de Asuntos Exteriores de Paraguay, Rubén Ramírez, tras una conferencia de prensa en el palacio de gobierno ‘Palacio de los López’, en Asunción, Paraguay, el 20 de febrero de 2024. REUTERS/Cesar Olmedo (CESAR OLMEDO/)

Cameron, que visitó este lunes a las Islas Malvinas, afirmó que espera que el territorio quiera seguir bajo administración del Reino Unido “mucho tiempo, posiblemente para siempre”.

Asimismo, según informó la agencia de noticias AP, Cameron se refirió a los habitantes del archipiélago: “Mientras quieran ser parte del Reino Unido son absolutamente bienvenidos y los apoyaremos y ayudaremos a protegerlos y defenderlos absolutamente, en lo que a mí respecta, por el tiempo que quieran. Y espero que sea por mucho, mucho tiempo, posiblemente para siempre”.

La visita del funcionario del Reino Unido a Malvinas es la primera que un canciller británico realiza desde 2016. Se concretó un mes después de que se reuniera con el presidente de Argentina, Javier Milei en Suiza, durante el Foro Económico Global en Davos.

A diferencia de otros presidentes, Milei tiene en cuenta a los habitantes de las islas del Atlántico Sur que pertenecen a la Argentina. En ese contexto, el jefe de Estado argentino propone una salida similar al acuerdo negociado por Inglaterra con China respecto a Hong Kong.

(Con información de Europa Press)

Anuncio

Seguí leyendo...
Anuncio

+Vistas