Conéctate con nosotros

+Noticias

Salvó a un flamenco atrapado con tanzas y envió un mensaje a los pescadores de Neuquén

Publicada

el

Monserrat Rodríguez tiene 32 años, nació en Chos Malal pero vive en Neuquén capital. Hace unos días, en la laguna de Zaina Yegua, se topó con un flamenco que estaba cubierto de tanzas de pescar y con claros signos de estar perdiendo la batalla con el cansancio. «Si lo dejaba ahí, si no lo sacaba seguramente se moría, no tenía forma de liberarse», contó a RÍO NEGRO.

Según relató, todo ocurrió la semana pasada cuando con un amigo decidieron hacer una salida de pesca a la laguna que está a unos 227 km de Neuquén capital.

«Íbamos caminando por la orilla, para buscar un buen punto para hacer tiros con la caña cuando lo vimos», contó y agregó que «nos llamó la atención como caminaba, tambaleaba y era obvio que algo le pasaba en las patas, no era el andar normal de un flamenco», explicó la joven que muchas veces vio a la especie, pero nunca de tan cerca.

«Me acerqué para ver lo que le pasaba, con mucha cautela porque se bien que es un animal silvestre y estoy al tanto respecto a la situación con la gripe aviar» narró.

Sin embargo, no fue difícil identificar el problema. «Trató de levantar una pata y no pudo, ahí noté que estaba completamente enredado con tanzas de pesca» explicó con detalle.

«En ese momento me metí al agua, que en esa zona es totalmente barro y el flamenco se dejó tomar sin problemas como sabiendo que yo no le quería hacer daño», contó la joven nacida en Chos Malal. Allí, desde la seguridad de la orilla estuvo más de media hora cortando las tanzas que atrapaban el cuerpo del ave.

«Tenía muchas tanzas en sus patas, alas y también en el cuello, incluso en uno de los tramos había una señuelo de pesca y por eso le costaba moverse» explicó con detalles. «Algunas estaban incrustadas lastimando su piel, le estaba ganando el cansancio, yo creo que no iba a durar mucho más en esa situación», dijo.

Fue así que ni bien pudo retirarle los hilos de nylon, el flamenco fue liberado en el mismo lugar y comenzó a reincorporarse con energía. «Nos quedamos varios minutos mirando como empezó a caminar con normalidad rastrillando el agua con su característica forma de mover su hermoso cuerpo, luego lo vimos irse hacia una zona alejada donde había un grupo de otros flamencos», narró Monserrat.

Monserrat es miembro de «Pesca Neuquén» un grupo de Facebook con más de 13 mil de amantes de la pesca en la provincia. Allí se comparten datos sobre puntos geográficos «con buen pique», datos de compra y venta de artículos para la actividad y también fotos de capturas realizadas durante las temporadas habilitadas para el deporte.

Anuncio

Fue ese medio el elegido por la joven para relatar lo que pasó con el flamenco herido y mandar un mensaje a todos los pescadores de Neuquén.

«Hace unos días fui a pescar a un bello lugar que tenemos en Neuquén. A lo lejos veía un flamenco que no podía volar (abría las alas intentando salir) al acercarme me di cuenta q estaba lleno de tanzas por todos lados q no le permitían moverse» dijo para resumir su encuentro y lanzó un claro «Tengamos cuidado cuando se nos enganchan las cucharitas etc… al cortar tanzas seamos cuidadosos con nuestra fauna».

En si dialogo con este medio explicó que lo que hizo no es lo más recomendable y que solo lo hizo porque el ave estaba muriendo.

«Se que lo ideal es llamar a fauna y que se haga cargo personal especializado, pero lo hice por la urgencia de la situación, si lo dejaba se iba a morir, yo no busco ser ejemplo, solo hice pública la situación para que los pescadores tengamos más cuidado a la hora de ir a nuestros ríos, lagos y lagunas», aclaró.

Temas

Para comentar esta nota debes tener tu acceso digital.
¡Suscribite para sumar tu opinión!

+Noticias

Hace 96 años los vecinos de Villa la Angostura proponían que “la nueva ciudad” llevará el nombre de un presidente

Publicada

el

Ocurrió hace 96 años al firmarse el acto de la inauguración de la oficina radiotelegráfica, el 15 de mayo de 1932, cuando se propone y queda en acta bautizar al ”Nuevo Pueblo y Ciudad Industrial general Agustín P. Justo”.  Escribe Yayo de Mendieta.

Durante 1928, arriba a la región el entonces ministro de Guerra general Agustín P. Justo. Éste se reúne con Primo Capraro y distintas personalidades de locales en el Hotel Correntoso. Al visitar la zona del “Paraje Correntoso” (hoy más conocido como Villa la Angostura), queda gratamente sorprendido y promete su apoyo para el desarrollo de la región cuando en este paraje -tomaba el nombre de “Paraje Correntoso” por tener ese nombre la Estafeta Postal- tenía apenas unos 300 habitantes

El ministro se solidariza con los pobladores y les asegura que sus reclamos serían escuchados por el gobierno nacional, y efectivamente cumplió al enviar al poco tiempo a uno de sus colaboradores personales a la zona para conocer en detalle los problemas de estos habitantes que vivían al pie de la cordillera andina y en este rincón aislado del Territorio del Neuquén (por entonces todavía no era provincia).

A través de su informe al Poder Ejecutivo Nacional, la región obtuvo, la tantas veces solicitada, línea telegráfica Bariloche-Puerto Blest, asentando en la documentación oficial de la época  “la necesidad de dotar al paraje denominado “Paraje Correntoso” con una línea telegráfica inalámbrica”.

La presencia de este ministro, causó un favorable impacto entre los pobladores, hecho que queda demostrado cuando, en el acto fundacional de la estación Radiotelegráfica que se realizó un domingo al mediodía del 15 de mayo de 1932,  se propuso la moción, por iniciativa de Primo Capraro, de bautizar al pueblo naciente como ”Nuevo Pueblo y Ciudad Industrial general Agustín P. Justo”.

A tal efecto se forma una Comisión para que sea oficializada esta denominación y sea comunicada al General; la comisión estaba integrada por los vecinos: Exequiel Bustillo, Carlos Pacheco Santamaría, Antonio Lynch (h), Manuel de Uribelarrea, Ernesto Jewell, Primo Capraro y el ingeniero Horacio Anasagasti. Se nombró presidente a Primo Capraro y secretario a Horacio Anasagasti. Este último ausente en el acto (Presidente de la Comisión del Parque Nacional del Sud) habiendo sido consultado verbalmente por el vecino Primo Capraro, estuvo conforme en que se denominara al pueblo en la forma indicada, y se le pasaría la comunicación consiguiente y el acta para que la firme.

Sin embargo, al reunirse con el militar en Buenos Aires, “desistió con amabilidad de la honrosa designación”, razón por la cual la naciente localidad, mantuvo el nombre de “Paraje Correntoso”, hasta que recién el 30 de noviembre de 1938 Exequiel Bustillo, como Presidente de Parques, la bautizara como Villa la Angostura, no reconociéndolo como un pueblo, sino como una villa turística que dependía de la jurisdicción de Parques Nacionales.

Se recuerda que los vecinos de Villa la Angostura tuvieron que interceder judicialmente para “independizarse” como villa turística de Parques Nacionales y empezar a depender como pueblo del Territorio Nacional del Neuquén, lucha que recién se logró cuando el Presidente Domingo Perón firmó el decreto para que esta localidad dejara de depender de la administración de Parques Nacionales.

Yayo de Mendieta

Anuncio

Villa la Angostura

Seguí leyendo...

+Noticias

Los Brigadistas del Parque Nacional Huapi temen que se les caigan sus contratos

Publicada

el

Ariel Dattoli, brigadista de incendios forestales en Parques Nacionales, al trazar un panorama de la actualidad en el sector, resaltó que quienes ocupan ese rol ven amenazada su fuente laboral, y apuntó a las dificultades que encuentran al realizar sus tareas con escaso personal.

“Somos muy pocos a nivel nacional, alrededor de cuatrocientos para las cincuenta y cinco áreas protegidas. Además, tenemos contratos precarios. Todos, el cien por ciento, somos contratados, y en cualquier momento podemos quedar desafectados, porque, unilateralmente, el Estado puede desvincularnos”, sostuvo.

“Desde el Directorio de Parques Nacionales dijeron, en una reunión mantenida con el Consejo Directivo de la Asociación Trabajadores del Estado (ATE), que nos van a renovar los contratos hasta el 31 de diciembre de 2024, pero que están trabajando en que los brigadistas volvamos a desempeñarnos por tres meses, es decir que los contratos ni siquiera serían por un año, como lo son ahora”, manifestó Dattoli, quien, al respecto, explicó que antes eran tomados trimestralmente, pero en 2013 habían conseguido que el vínculo fuese anual. En tal sentido, debe tenerse en cuenta la especificidad de las tareas. “Nos capacitamos todo el año para que, cuando llegue el momento de una intervención, sepamos cómo trabajar con mayor seguridad en una actividad de riesgo”, detalló.

De esa forma, indicó que, por ejemplo, en Bariloche el vínculo laboral sólo sería por la temporada de verano. En ese punto, apreció que “nada asegura que en invierno no haya un incendio”, y añadió: “Más allá de eso, no sólo nos dedicamos a situaciones de fuego. En la Patagonia también realizamos búsqueda y rescate de personas en zonas agrestes. Tenemos un promedio de alrededor de quince incendios por temporada y en todo el año unas cincuenta evacuaciones de montaña a visitantes, tanto en invierno como en verano”.

Dattoli, además, explicó: “El sistema de emergencias de Parques es federal. Ante los incendios que hubo en Patagonia, vino gente del norte para reforzar. Y ahora, en invierno, que es la temporada seca allá, si hay fuego en aquel lugar, los brigadistas que trabajan acá irán para ayudar”.

Cabe recordar que el sábado a las 16, en la Intendencia del Parque Nacional Nahuel Huapi, se realizará un abrazo simbólico a la entidad como forma de visualizar la problemática que envuelve a la totalidad de los trabajadores.

Anuncio
Seguí leyendo...

+Noticias

Viernes de rock, folck, reggae y cumbia en la Biblioteca Osvaldo Bayer

Publicada

el

Se presenta el dúo musical de Fabiana y Miguel, con 40 años de trayectoria, y hoy en viaje por América desde la Patagonia, recorriendo el continente en su automóvil, llevando su proyecto “Canciones que Viajan” de pueblo en pueblo.

Han estado muy presentes en la historia de La Bayer, y nos acompañarán el viernes interpretando variadas canciones de bandas argentinas, uruguayas y españolas con ritmos de folk, rock, reggae y cumbia, con guitarra, armónica, voces y percusión en cajón peruano, versionanando los temas con arreglos de fuerza vocal.

Realizaron más de 130 presentaciones en su andar viajero de los últimos 6 años, actuando en 14 países del continente americano desde el 2017.

Les esperamos para disfrutar de esta noche con amigues 🫂

Este es un ciclo autogestivo creado para potenciar la cultura comunitaria aportando a la ampliación de la biblioteca.

Seguí leyendo...
Anuncio

+Vistas