Noticias de Bariloche

Se cumplen 100 años de la fundación de la escuela 44

La escuela 44 de Puerto Moreno cumple 100 años de fecunda actividad educativa. “A la escuela siempre la sostienen los docentes, eso no se debe olvidar nunca y siempre se hizo todo en comunidad, con la familia”, dijo la docente Cecilia Rodríguez Beveraggi y agregó: “yo la siento muy mía”.

“Siempre de alguna manera estuve ligada a la vida de la escuela ya que trabajé 18 años allí, como profesora de Educación Física, maestra de grado, secretaria y vicedirectora, desde 1984 hasta agosto de 2001. Luego pasé como directora a Colonia y después ya me jubilé”. La docente realizó declaraciones a través del programa “Mano y contramano” que se emite de lunes a viernes de 15 a 17 por El Cordillerano Radio (93.7).

“La seño” Cecilia explicó que “viví y vivo en la casa que recibió a la escuela acá en la zona. Fue creada por el Ministerio de Nación para la localidad de Pilcaniyeu en 1920, un 11 de agosto, esa es la fecha de fundación y en 1928 por falta de matrícula en esa zona, la decisión fue trasladarla a un lugar cercano, donde hiciera falta”.

Ya en Bariloche, la historia se comenzó a escribir de otra manera “acá, en esta zona había gente que venía de Península San Pedro y de Colonia Suiza, ellos no tenían escuela y por eso se eligió Puerto Moreno como un punto centro. La casa donde funcionó, mi abuelo se la había comprado a Otto Goedecke cuando hacía el Camino Internacional, que era un camino a Chile”.

Asimismo mencionó que “entonces como la casa quedó vacía, le preguntaron a mi abuelo si él la prestaba para la ocupación de la escuela. Él ya en esa época decía “esto va a ser para largo”, les dijo: ‘bueno yo se las alquilo por un valor nominativo de 1 peso’ con un contrato de alquiler para que quedara algo escrito y funcionó en esa casa hasta el año 1974 y que es ahora el lugar donde yo vivo”.

Contó la docente que “en ese año entre la comunidad y el Ejército compraron una casa de lo que era el desarme de Cerros Colorados y El Chocón, el Ejército la trajo y la compañía de Ingenieros armó el edificio y ahí empezó a funcionar la escuela en el mismo lugar donde está ahora”.

Ya en 1995 se hizo el edificio nuevo, “pero fue muy divertido porque creo que en 1991 nosotros hicimos una fiesta para los que ahí trabajábamos ‘por los 70 años del edificio provisorio’, un poco para llamar la atención. Invitamos desde el presidente, que en esa época era (Carlos) Menem, hasta el último funcionario de la provincia de Río Negro”.

Rodríguez Beveraggi refirió que la primera edificación “era precaria, se hizo el nuevo edificio porque era una escuela que no tenía ya posibilidad de dar clases allí adentro, era muy pequeñita, eran habitaciones cerradas, algunas no tenían ventilación propia, era difícil trabajar allí y para los chicos no era sano”.

Cecilia fue profesora de Educación Física con chicos de jardín hasta séptimo grado, “a mí siempre me gustaron los chicos de edad primaria, por eso hice el profesorado de enseñanza primaria, tuve primer grado, segundo, cuarto, sexto y séptimo. Lo único que no me gustaba era dar Matemáticas en sexto y séptimo, yo era más de Sociales y Lengua”.

Con hermosa nostalgia contó que “durante esos años hubo maestros muy comprometidos con la escuela, no quisiera dejar de mencionar a la señora de Williams que fue directora, Blanca Mesin, Mirna Enevoldsen, Graciela Garisoain, después fue directora muchísimos años una gran amiga, María Elena Bardín”, mucha gente realmente valiosa. Muy linda época, fue una escuela muy familiar, nos conocíamos todos. Se pudo hacer mucho”.
La escuela tiene característica de estar en un lugar que tiene una naturaleza muy hermosa, “aunque a veces hemos tenido inconvenientes porque está pegada a la ruta, pero el lugar es precioso, al costado hay una parte que sigue siendo de la estructura vieja que es biblioteca y los chicos la utilizan mucho. Todavía sigue siendo un barrio muy lindo”.

Consideró que “lo más lindo que me ha tocado en la vida, después de ser mamá, es haber sido maestra, la docencia es vocación, yo viví de la docencia gracias a Dios, fue mi vocación, si no te gusta tenés que hacer otra cosa y la escuela de Puerto Moreno fue mi experiencia más linda, con maestros y profes todo muy lindo. Sigo viviendo en la misma zona, yo la siento muy mía”.

Por último, informó la docente que “al edificio principal luego se le hizo una sala de computación y más tarde hacia el lado del lago se agrandaron otras instalaciones”.

Categorías

Hora actual en
San Carlos de Bariloche, Argentina