Conéctate con nosotros

Política y Economía

Sergio Fajardo, ex alcalde de Medellín: “El narcotráfico no es un problema de Rosario, es un problema de la Argentina”

Publicada

el

Adrián Escandar

El colombiano Sergio Fajardo es un catedrático, matemático, que no pasa desapercibido. Se expresa de manera pausada pero contundente. No rehúye a las respuestas ni las autocríticas. Hace 23 años, apenas pasaba sus 40, decidió que era momento de dejar atrás las críticas mordaces a los gobernantes de su país corrompidos por el dinero del narcotráfico y la sangre que corría por las calles. Puso en pausa el claustro y se volcó a la política. Se trasformó en un exitoso alcalde de Medellín; gobernador de Antioquía y candidato presidencial en las elecciones presidenciales que ganó el ahora cuestionado Gustavo Petro. De visita en el país, el hombre que llevó adelante un proceso de integración modelo para toda Sudamérica y de lucha contra el narcotráfico en Colombia, hizo un alto en el “1º Congreso Internacional de Integración y Desarrollo” para recibir a Infobae en el evento que contó con el apoyo del Banco Interamericano de Desarrollo (BID) y la Confederación Andina de Fomento (CAF). “En la lucha contra la corrupción y el narcotráfico se necesita la honestidad de las personas que están asociadas con el manejo del Estado”, afirmara al hablar del tráfico de estupefacientes en el país y la región. “La violencia y corrupción van de la mano en el narcotráfico”, enfatiza y asegura al hablar del flagelo de la violencia narco en Santa Fe: “El narcotráfico no es un problema de Rosario, es un problema de la Argentina” y explica por qué razón un intendente, en solitario, nunca podrá combatir la Narcocriminalidad.

Amante del fútbol en general, y de Lionel Messi en particular, Fajardo dice, distendido: “Yo quería ser arquero, hay que tapar muchos goles”.

— En un momento, en Medellín en vez de atajar pelotas tuvo que atajar balas.

— Sí, es cierto. Medellín dolorosamente a comienzos de los años 90 fue la ciudad más violenta del planeta. Hubo una época donde teníamos 375 homicidios por 100.000 habitantes, año 1991. Allá vimos la destrucción, la barbarie y el dolor. Y entonces es parte de nuestra historia, está asociada con Medellín, con Colombia, el mundo del narcotráfico, que tiene otras dimensiones muy diferentes a lo que ocurrió cuando empezó básicamente alrededor de 1980. Ya van 43 años. Y entró por Medellín y nos hizo famosos. Pero igual hemos venido avanzando. Hemos avanzado mucho en Colombia. Muchas personas muy valiosas murieron enfrentados al mundo del narcotráfico y el narcotráfico va cambiando, va mutando en las formas que ha tenido y tiene. Hoy estamos en una circunstancia muy diferente, pero sigue la lucha.

— De todos modos, los carteles siguen instalados en Colombia, en México.

— Están en otras formas. Han venido cambiando ¿no es cierto?

Sergio Fajardo ex alcalde de Medellín
Adrián Escandar

— ¿Y en qué formas han cambiado?

— Bueno, hay una estructura que tiene unos nexos de paramilitarismo, narcotráfico, que son remanentes de un proceso que se hizo en el gobierno del presidente (Álvaro) Uribe y que hubo una negociación con ese mundo del narcotráfico. Tiene presencia en diferentes partes del país. Hay uno que tiene un nombre que es el Clan del Golfo en Colombia. Y por supuesto no se ha acabado el narcotráfico, yo creo que hemos mejorado en Colombia. Todavía nos falta camino por recorrer. Todavía tiene una influencia de violencia el mundo del narcotráfico en esa Colombia que es singular en muchos sentidos porque nosotros desde los 60 había unos grupos guerrilleros, algunos todavía persisten, se avanzó hace un tiempo en un proceso de paz con varios grupos que se llamaban las FARC. Pero ese narcotráfico ha servido para las guerrillas, para la delincuencia. Eso por supuesto va mutando en diferentes formas. Van apareciendo estructuras criminales por diferentes partes que tienen una influencia de esos carteles, de ese mundo del narcotráfico. Creo que es muy diferente a lo que era hace 43 años. Ya es un fenómeno que está regado por muchas partes.

—Entre ellas En la ciudad santafecina de Rosario.

Al principio éramos Colombia solo, donde todo el mundo nos miraba a nosotros. Hoy está en muchos lados y pues es una lucha que no tiene fin todavía. Insisto, hemos mejorado, todavía nos falta, pero es un fenómeno que está regado por muchas partes. México sin dudas tiene una situación muy particular. Ese mundo ha evolucionado por muchos lados. Yo leo, por ejemplo, cosas que pasan acá en la Argentina, en Rosario. Leí algunas cosas que me parecen conmovedoras, que tienen que ver con ese mundo del narcotráfico, criminalidades de diferentes formas, diferentes delitos, no es solamente la coca, (por la cocaína) ya aparece y se asocia mucho en México con el fentanilo que es otra droga que va apareciendo.

Anuncio
En Colombia la batalla contra los narcotraficantes aún continúa y se extendió a otros países como México
En Colombia la batalla contra los narcotraficantes aún continúa y se extendió a otros países como México (JUAN RESTREPO/)

— En Argentina decimos que, por ejemplo en Rosario, y en algunos lugares del Conurbano Bonaerense, estamos a un paso de ser Colombia o México. ¿Exageramos?

— Pues mire, no soy capaz de entender la dimensión de lo que ocurre en Argentina porque sería irresponsable porque no conozco las raíces de lo que está pasando acá. Pero yo recuerdo muy bien, en un momento era Colombia el único país que estaba señalado por el mundo del narcotráfico. México, que es un país que yo quiero mucho hemos visto el poder narco. Lo que yo veo de Argentina, es que si no se enfrenta, si no se entiende la dimensión del problema rápido y no se convierte en un tema de país este flagelo va a seguir avanzando. Yo fui alcalde de Medellín, gobernador de Antioquia, y un alcalde en su espacio reducido no tiene capacidad para enfrentar una fuerza de esa naturaleza. Se necesita una articulación muy grande de todos los niveles de autoridad, la Justicia, actuando de manera conjunta. Al narcotráfico se lo debe entender como un problema del país. No es un problema de Rosario, es un problema de la Argentina.

—¿Y para eso que se necesita?

Requiere, insisto, la articulación de la Justicia, la capacidad de condenar, investigar, de la policía, de la fuerza pública para enfrentar esas estructuras violentas que están detrás de ese narcotráfico, y de la sociedad para entender la dimensión de lo que significa el consumo. Se tiene que mirar, avanzar hacia un problema de salud pública para entenderlo desde esa perspectiva y de luchar contra la corrupción que es uno de esos efectos laterales que hacen daño imperceptible muchas veces, pero es tremendo. Entonces va pasando que ocupa territorios la venta de drogas, nosotros decimos el microtráfico, el menudeo, se van convirtiendo en empresas criminales territoriales pequeñas asociadas con tentáculos con grandes grupos y es un problema para el país. Estoy seguro de eso.

El gobierno nacional envió escuadrones de Gendarmería a Rosario para intentar frenar la violencia narco REUTERS/Agustin Marcarian
El gobierno nacional envió escuadrones de Gendarmería a Rosario para intentar frenar la violencia narco REUTERS/Agustin Marcarian (AGUSTIN MARCARIAN/)

— Bueno, matan por el territorio.

— Claro que sí. Y tienen unas estructuras de la criminalidad. Tienen unos territorios y se dan confrontaciones cuando se encuentran en los territorios y hay conflictos. Entonces esto va mutando, van mirando, se van ajustando de múltiples formas. Antes era el espectáculo de la riqueza que tenían. Después se van disfrazando, mimetizando dentro de la sociedad. Todo eso pasa y es un problema, quiero ser reiterativo, este es un problema de toda la sociedad, no es un problema de un barrio, de una ciudad o de un grupo pequeñito.

— Entiendo, lo que quiere decir, el intendente de Rosario solo no puede hacer nada.

— Nunca, nunca podrá.

— El gobernador solo tampoco.

— Tampoco. Y con el Presidente, gobernador, intendente y toda la estructura del Estado también es difícil. Pero si no están juntos los desbordan.

— Que es lo que está pasando ahora en Argentina.

— Por ejemplo, leía algo antes de venir acá que decía que, de hecho, lo leía en periódicos este fin de semana acá en la Argentina: se contaba cómo los niños en las escuelas de Rosario que hay niños que ya no van a la escuela. Que están diseñando mecanismos para protegerse. ¿Usted se imagina lo que significa para esa generación de niños y niñas en Rosario? Pero son argentinos y eso sucede en muchas partes. Nosotros eso no lo podemos tolerar. Argentina no lo puede tolerar. Yo nunca he estado en Rosario, pero sí alcanzo a percibir la dimensión de lo que ocurre y eso no puede ser.

Anuncio

— Para que quede claro, y por su experiencia como alcalde de Medellín y gobernador de Antioquía al narcotráfico no se puede atacar, como ocurre en Argentina, solo con las fuerzas de seguridad y encima divididas, sin ponerse de acuerdo, entre nación, gobernación e intendencia.

Sergio Fajardo ex alcalde de Medellín
“No me corresponde a mí estar hablando de la Argentina, pero sin dudas, aquí he estado en estos días y es una confrontación permanente. Aquí hay una confrontación todo el tiempo, a todas horas” observa el ex gobernador de Antioquia, Colombia Adrián Escandar

— Sin dudas que no. Sin dudas que no. Y nosotros sabemos bastante de eso. Y, por ejemplo, cuando yo fui alcalde de Medellín que hicimos una revolución, fue el primer movimiento cívico alternativo que llegó al poder, empezó por cambiar la forma de la política. Enfrentamos con transparencia la corrupción. Construimos confianza con la ciudadanía. Y sabíamos que teníamos que prevenir la violencia. Nosotros habíamos visto la violencia en su peor forma y evitar que jóvenes, porque además son hombres jóvenes los que entran al mundo de la ilegalidad y la criminalidad, cómo evitar que entren a ese mundo. Hay que trabaja para prevenir. Eso significa construir oportunidades para los jóvenes. Significa entender el contexto. Pasamos al barrio. Entender en qué condición está en la comunidad que viven. Trabajar con el individuo las carencias que tiene, la vulnerabilidad que tiene. Trabajar con la persona, trabajar con su familia. Ser conscientes de que esto no es un problema que hay por allá unos barrios donde hay pobres que son violentos. Esto es un tema de toda la sociedad. Articular todo eso se puede hacer y se tiene que hacer. Necesitamos la Justicia que funcione. Necesitamos por supuesto la fuerza pública para enfrentar a esos poderes violentos. Pero tenemos que construir oportunidades. Eso es inexorable.

MEDELLÍN, COLOMBIA
“Medellín fue la más violenta de la tierra. Yo nunca hablaba de eso sino de vamos a ser los más educados. Estamos pasando de la destrucción a la capacidad que tenemos, la inteligencia que nosotros tenemos”, dice Sergio Fajardo, ex alcalde de Medellín .

— Imagino que además de la prevención del delito, la educación, el trabajo y el tema de la salud pública son factores imprescindibles.

— Por supuesto. Y eso tiene expresión local. Yo creo que el mundo de los alcaldes, las alcaldesas en los espacios, es fundamental para todo esto, pero requiere la integración del gobierno nacional con el gobierno departamental estatal y los alcaldes locales. Yo vengo del mundo de la educación. Nosotros hicimos el proyecto, la frase que distinguía el trabajo nuestro en Medellín era “Medellín la más educada”. Era un reto que nos estábamos poniendo nosotros. Medellín fue la más violenta de la tierra. Yo nunca hablaba de eso sino de vamos a ser los más educados. Estamos pasando de la destrucción a la capacidad que tenemos, la inteligencia que nosotros tenemos. Y eso pasa por la educación, la ciencia, el conocimiento, llegar a construir, a sacar lo mejor de la gente. Eso es lo que hacemos los profesores. Nosotros tenemos que sacar lo mejor de las personas.

—Y lo dice usted, que es un catedrático, un matemático que se volcó a la política pero que ejerce la docencia del más alto nivel.

—Luis Caffarelli, matemático argentino recibió el premio Nobel de las matemáticas (el 23 de mayo pasado). En Argentina ha habido personas extraordinarias en el mundo de la ciencia. Argentina ha tenido una ventaja muy grande con una educación pública que era ejemplar para América Latina. A nosotros el talento nos sobra. Nosotros nos podemos parar en cualquier lugar del mundo por nuestros talentos y nuestras capacidades. Pero como sociedad no hemos estado a la altura de sacar lo mejor de nuestras personas.

Sergio Fajardo ex alcalde de Medellín
“En las escuelas de Rosario hay niños que ya no van a la escuela. Que están diseñando mecanismos para protegerse. ¿Usted se imagina lo que significa para esa generación de niños y niñas en Rosario?, se pregunta el ex candidato presidencial de Colombia Adrián Escandar

— En Argentina es muy difícil cuando no hay unidad ni siquiera dentro del propio gobierno.

— Es muy difícil, sin dudas. No me corresponde a mí estar hablando de la Argentina, pero sin dudas, aquí he estado en estos días y es una confrontación permanente. Aquí hay una confrontación todo el tiempo, a todas horas, viendo todos los programas que he visto en estos días, leyendo los periódicos, es una confrontación. Y desde eso nunca va a poder brillar la Argentina que tiene unos recursos naturales extraordinarios. Son los políticos quienes toman las decisiones más importantes de la sociedad nos gusten a nosotros o no. Yo no vengo del mundo de la política, yo era un profesor universitario que a los 43 años empezó a participar en política. Construimos un movimiento cívico en Medellín por fuera de la estructura política tradicional. Llegamos al poder. Transformamos. Nos juntamos personas de las organizaciones sociales, ONG, mundo académico, cultura, emprendimiento, y dijimos todos queremos transformar, y nos atrevimos. Es un camino muy duro. La política tiene mucha complejidad, pero es fabuloso cuando se puede hacer la política porque uno puede ver que se puede transformar la sociedad.

— Sin hacer personalismos, el problema también ocurre cuando la sociedad está harta de los políticos tradicionales y por eso votan por alguien fuera de la política pero que no sabe nada de política y cuando llega al poder…

— Peor. Mire, hay una insatisfacción muy grande con los políticos y la política. Un hastío. Todos son iguales. Todos prometen lo mismo. Todos son ladrones. A mí todavía me cuesta trabajo decir que soy político y ya llevo 23 años en la política. Pero esa imagen es cierta en muchos sentidos ¿sí? En la política hay una cantidad de vicios que están asociados con esa palabra que desaparece en las discusiones: corrupción. La corrupción está detrás. Y la corrupción tiene que ver con el poder. Con el hacer lo que sea, como sea, para tener poder, para decidir sobre otras personas, para enriquecerse. Eso pasa mucho. Y cuando la ciudadanía ve que todos los políticos hacen promesas idénticas, identifica a todos los políticos como iguales.

Gustavo Petro y Sergio Fajardo
Bogotá, 25 de mayo de 2018. El canal Caracol organizó el último debate presidencial. En la foto: Gustavo Petro y Sergio Fajardo. (Colprensa – Luisa González). (Luisa González/)

—Comenzamos hablando sobre este tema de la Argentina, pero se repica en toda nuestra región

— Vuelvo a lo que decía antes, sacar lo mejor es la tarea de los maestros es muy difícil. Sacar la rabia es muy fácil: lo pongo a usted, lo insulto, lo maltrato, digo una mentira, y destruyo. Entonces esto es así, así es esa parte de la política. Y aparecen otros que vienen de otro mundo que desprecian esa política, conectan con la gente en ese malestar, en esa insatisfacción y después yo voy con este, no importa, todos los otros no han servido para nada, todos son iguales, una manga de ladrones, todos tramposos. Y aparece uno que dice: “yo no, yo soy diferente y tengo la solución para todos sus problemas”. Y mucha gente dice “yo voy con este. Me da igual. Porque la vida que he tenido con estos no ha significado nada. Mire cómo estamos”. Y eso es un peligro. Pero es responsabilidad de los políticos. La política se puede hacer bien. Se puede hacer con decencia. Se puede hacer con dignidad. Ser servidor público tiene que ser un honor en nuestra sociedad. Gobernar es muy difícil, pero en este mundo de esa política que se ha creado, con excepciones porque hay gente valiosa, está el peligro de que llegue uno que promete cualquier cosa, habla distinto, con otra mirada, con otro pelo, con otra condición, y la gente dice “este es distinto a los demás” y lo vota. Y por ahí gana. Y ahí se escribe otro capítulo peor todavía para el país.

Seguir leyendo:

Larreta encabezó un locro en La Matanza y desafió: “Con el cuchillo entre los dientes le vamos a ganar a Kicillof y a Espinoza”

Anuncio

Los movimientos sociales participarán del acto del 25 de mayo donde CFK será la única oradora

Política y Economía

La economía real sigue en modo “Panic Show” y se dilata la Ley Bases

Publicada

el

El mercado ya comenzó a mostrar los primeros síntomas de dudas respecto al programa económico del gobierno nacional. La decisión de aplicar un fuerte ajuste fiscal para mostrar superávit, al tiempo que se genera una feroz licuación de ingresos, dejó a la actividad económica con indicadores de recesión. Lo graficó la última medición del Estimador Mensual de Actividad Económica que reflejó un desplome del 8,4% en marzo y de un 5,3% en el primer trimestre. Para poner en contexto, son los peores registros desde la salida de la pandemia, en diciembre de 2020.

En ese marco ya se escuchan dudas sobre la viabilidad de la terapia de shock del gobierno. Y es que hubo shock en el plano cambiario, en el plano comercial, también hubo una fuerte batería de medidas en lo fiscal y en la gestión de las tasas.

Los cuadrantes que los analistas y asesores de inversión les muestran a sus clientes y a dueños y ejecutivos de empresas tienen varias facetas “en verde”, pero la economía real sigue en estado crítico.

En un encuentro privado, analistas de Cohen Inversiones plantearon que el resultado de esta terapia de shock impactó muy negativamente en la actividad real, en los salarios, el empleo y la pobreza. La contracara son otros planos, como el comercio exterior con una acumulación de reservas sostenida; también hubo buenas noticias en las cuentas fiscales (con superávit fiscal del primer cuatrimestre record), y se generaron luces verdes en el mercado monetario (por la reducción de los agregados monetarios), en los precios (caída de la inflación) y en el plano cambiario con una importante baja de la brecha.

¿Viene gradualismo? Pero las dudas sobre la sostenibilidad de esta estrategia está planteada. Y se incrementó con la suba del dólar paralelo que se vivió esta semana, dejando la brecha con el oficial en torno al 40%.

“Creeríamos que para el segundo semestre se presentan diferentes desafíos que tal vez exijan una política de gradualismo o sintonía fina de la política económica para hacer sostenibles en el tiempo los resultados logrados. Mirando el nivel de actividad, hay que remarcar que van 7 meses consecutivos de caída. Desde el 2004 que es la serie que toma Indec no se han visto tantos meses seguidos de caída”, sostuvo el analista Jerónimo Montalvo.

Las mayores caídas interanuales se están viendo en Construcción (29,9%), Industria (19,6%), Comercio (16,7%), Bancos (15,2%), Impuestos (11%).

“No nos animamos a decir que la actividad tocó piso porque hay signos mixtos, pero el piso podría empezar a verse con los indicadores de mayo. El segundo trimestre sigue cayendo por arrastre y el crecimiento en el producto llegaría en el tercer trimestre. No vemos que haya una recuperación en V, sino una U o algo incluso más ralentizado, recuperando en tercer trimestre, pero cerrando el año con caída de la actividad del 4%”, remarcó.

Un dato alentador podría venir por el lado de los precios, en caso de que se mantenga esta dinámica que podría traducirse en una inflación del 5,5% para mayo e ir reduciendo para llegar a los meses de fin de año en torno al 3,5%. Así la anual rondaría los 135%.

Anuncio

Por el lado de las tasas la sensación es que tras una baja sustancial como la que aplicó el Banco Central en los últimos meses “ya se encontró el umbral en el que ya no es neutral la baja de tasas. Esto repercutió en la brecha que volvió a valores del 40%, que en comparativa son valores de inicio de febrero y son alertas que hay que seguir de cerca. Es una cuestión de calibración y sintonía fina para la segunda parte del año. Creemos que al menos por un tiempo un 40% de tasa va a quedar bien”, dicen en Cohen.

Industria preocupada y sin gas. La producción manufacturera es uno de los sectores a los que más le está costando la reactivación. Lejos de eso, en varias empresas locales volvieron las suspensiones y los retiros voluntarios.

“La situación es alarmante con un enorme riesgo de colapso del sistema productivo. La capacidad industrial se encuentra en un preocupante 45%, el consumo interno ha disminuido en más del 20% y ya se observan los primeros cierres, suspensiones y despidos”, señalan desde Apyme. La delegación Córdoba de esta entidad estuvo convocando a movilizarse en contra de Milei, quien ayer visitó la capital provincial en el marco de la celebración por el 25 de Mayo.

En la Unión Industrial de Córdoba reconocen un escenario de recesión preocupante, aunque advierten que es el costo que se debe pagar para ajustar variables y contener la suba de precios.

“Estamos en un marco recesivo y son efectos colaterales de los ajustes que tenemos. Y si estamos haciendo ajustes es porque antes estaba desajustado. Cuando no había un plan de ajuste el planteo era la inflación. Para no tener inflación tenías que hacer un ajuste, que hoy está pasando básicamente por la eliminación del déficit. Después se podrá analizar cuánto hay de motosierra y cuánto de licuadora, pero la moneda tiene dos caras. Este ajuste es el costo que estamos pagando por no haber hecho las cosas bien durante mucho tiempo. Yo noto esto. La inflación va bajando y nos queda la recesión, pero no se puede hacer una reducción de la tasa de la inflación a través del achicamiento del déficit que tenía el Estado sin pasar por esta recesión”, marca Luis Macario, presidente de la UIC.

En las últimas horas algunas empresas asociadas a la UIC ya recibieron la notificación de que es posible que sufran cortes en los suministros de gas para priorizar la demanda doméstica. El dato no deja de ser preocupante: con la actividad a media máquina es de esperar que la restricción energética se profundice si hay una reactivación de la economía.

En su análisis Macario reconoce que hay varias luces verdes en el panel de control de la macro: reducción del déficit, baja de la inflación, balanza comercial positiva, reducción de las tasas de interés.

“El tipo de cambio relativamente estable, ahora con un poco de ruido porque la liquidación de la cosecha está más lenta. El tipo de cambio no se tiene que atrasar, pero si hacen un salto discreto del tipo de cambio otra vez alimentas la rueda inflacionaria. El tema es que cuando empieza a haber brecha comienzan los problemas. En la macro hay buenas señales, pero desde la micro hay muchos problemas. La micro está dañada y está padeciendo. El apretón monetario fue tan importante que hay menos plata en la calle, eso se traduce en menos compras y luego en menos producción. Es clave que haya una reducción en la inflación para que mejore el ingreso real de la gente”, dice.

El otro plano que preocupa al sector industrial es la continuidad de los problemas de competitividad para exportar “porque estamos llenos de impuestos distorsivos”.

26-5-24macro2

Sin Bases se complica. A manera de mensaje directo a la dirigencia política desde la UIC remarcan que para que la recuperación sea sostenible se requieren reformas de fondo. Básicamente, la aprobación de un paquete de leyes como el que plantea la Ley Bases.

Anuncio

“Para que haya crecimiento económico hay que votar la Ley Bases porque no es la panacea, pero hay muchos instrumentos para que se incentive la producción. Hay cosas cuestionables, como los blanqueos y moratorias, que son cosas injustas, pero por ahí son necesarias porque este país ha tenido cosas injustas y obliga al sector privado y al ciudadano común a hacer cosas que en otro país no las hace. Pero acá las hace por supervivencia. La reforma laboral no es la ideal, pero es la posible, con una parte importante como la eliminación de las multas. Hoy hay desincentivos y se ha fracasado con el régimen actual., con 40% de empleados de forma informal”, apunta.  

-¿Esta demora de la Ley Bases está ralentizando la recuperación?
-Yo creo que sí. Veamos el tema del RIGI, que es polémico, pero está planteado para inversiones muy importantes generando un régimen de incentivos. Y tenemos que hacer eso en este país porque nosotros hemos defaulteado todos los préstamos y contratos, no hemos dado seguridad jurídica y no somos dignos de confianza. Y la confianza la ganas en el tiempo. La plata va donde está segura. Si hubiéramos sido confiables no haría falta RIGI. Como no lo somos es el precio que tenes que pagar para tratar de que venga a instalarse alguien. A lo mejor no es el mejor régimen, pero arranquemos, porque cuando se instala una industria se derrama todo alrededor. No se puede vivir en recesión y hay que entender algo fundamental, este país va a salir por la creación de empleo y crecimiento del sector privado. Yo no comulgo con todo lo que dice Milei, pero lleva 6 meses y no pudo sacar una ley. Hay efectos no deseados, por supuesto. No me gusta que se pelee con los presidentes del mundo, ni como trata a los legisladores. Hay falta de experiencia y mala praxis, pero no hay una salida gratuita.

Seguí leyendo...

Política y Economía

¿Luna Park mata Pacto de Mayo?

Publicada

el

Javier Milei está concentrado en exacerbar la mística libertaria. Con su libro como excusa, ha elevado el nivel de sus rivales, demostrando que no se conforma con enfrentarse a figuras de cabotaje como Cristina Kirchner. En su lugar, ha optado por internacionalizar su discurso, incorporando a líderes de la talla de Pedro Sánchez en sus críticas. Otro éxito de esta estrategia es haber logrado la tapa de la revista Time. Mientras tanto, no descuida el mercado interno, ya que de manera casi simultánea organizó un excéntrico acto en el emblemático Luna Park. Fue una puesta en escena orientada a reivindicar con firmeza y convicción las ideas libertarias.

Este esfuerzo por consolidar su imagen y liderazgo contrasta, de manera aguda, con el desempeño de la economía argentina. El gobierno descansa en el rotundo éxito para eliminar el déficit fiscal y, derivado de ello, en una rápida desaceleración de la inflación. Sin embargo, la realidad económica y social del país sigue dando señales de una crisis muy profunda.

El Instituto Nacional de Estadística y Censos (INDEC) confirmó que la actividad económica en marzo cayó un 8,4% en comparación interanual y un 1,4% respecto a febrero. Estos datos son la consecuencia de una contracción significativa en diversos sectores económicos. Por su parte, la producción industrial, un pilar esencial para el crecimiento económico, sigue en declive.

El Índice de Producción Industrial del INDEC reportó una caída del 14,8% en el primer trimestre en comparación con el mismo período de 2023. El consumo, otro indicador clave de la salud económica, también ha mostrado una tendencia alarmante a la baja. Consultoras privadas informan que el consumo cayó un 17,5% en abril respecto al mes anterior, medido en unidades de ventas.

A esto se agrega que la baja de la inflación se sostiene no sólo por la prudencia fiscal sino por estrategias más controvertidas. Entre las más polémicas se pueden destacar las de posponer la recuperación de las tarifas de los servicios públicos y la de aferrarse a micro devaluaciones diarias que implican incrementar un 2% mensual el tipo de cambio oficial. Como los ajustes van debajo de la inflación mensual y lo seguirán siendo en los próximos meses, la preocupación por la pérdida de competitividad va en ascenso.

A estos planteos, el Presidente, con mucho énfasis, ha respondido que los problemas de competitividad no se corrigen con la devaluación. Su argumentación es que se requieren reformas estructurales para mejorar la productividad. Esta es la manera genuina de ganar competitividad y evitar un salto cambiario que van a reactivar inflación y profundizar el deterioro de los salarios y jubilaciones.

El Luna Park no sustituye el Pacto de Mayo
La causa primaria de los muchos problemas que padece la Argentina radica en la irracionalidad de la organización del sector público. En su conformación abundan las superposiciones y en su administración las malas prácticas. Por eso los déficits financieros y de gestión que crónicos y generalizados. Estos déficits no son el resultado de factores exógenos, sino de la propia conformación y funcionamiento del aparato estatal.

Para cambiar el Estado hay que reconfigurar el régimen federal. Se trata de un desafío enorme que demanda determinación, visión a largo plazo y asumir la complejidad de que se necesita coordinación, confianza y colaboración entre distintos niveles de gobierno. Llevamos décadas de decadencia fruto del bloqueo que generan los intereses contradictorios y las consabidas resistencias.

En este punto aparece la principal y crucial contradicción. Es correcto el diagnóstico del gobierno de que las soluciones no pasan por acelerar el crawling peg, sino por acelerar la implementación de transformaciones estructurales. Pero las transformaciones que necesita la Argentina no se logran gracias al liderazgo planetario de las ideas libertarias, ni con actos simbólicos, tapa de Time o conflictos con España. El ejemplo de esta semana de un Senado mañoso, rosquero y reticente al cambio es extremadamente ilustrativo.

Anuncio

Para avanzar en las tan imprescindibles como postergadas reformas se necesita la habilidad para vencer resistencias. Si el oficialismo sigue concentrado en la mística y no en desarrollar esas habilidades, las posibilidades de salir rápido de la crisis se debilitan. Dicho de manera cruda, el acto en el Luna Park no sustituye al Pacto de Mayo.

(*) Coordinadora de Investigaciones de Idesa

Seguí leyendo...

Política y Economía

Salud inaccesible: se desploman la inversión y la venta de medicamentos

Publicada

el

La pobreza tiene diferentes aristas. El Observatorio de la Deuda Social de la UCA insiste en todos sus informes en el carácter “multidimensional”, que va más allá de medir los índices por el nivel de ingresos en los hogares. 

También debería medirse por la capacidad de una persona de acceder a derechos como alimentación y salud, servicios básicos, vivienda digna, medio ambiente saludable, educación, empleo y seguridad social. La realidad, entonces, va más allá de los números que reveló el último informe de esta universidad: el 55% de los argentinos es pobre, mientras el 18% está en la indigencia.

El acceso a la salud parece ser uno de los indicadores que, aunque no se mida en cifras oficiales, se sigue complicando: según el Sindicato Argentino de Farmacéuticos y Bioquímicos (SAFYB) la venta de medicamentos de venta libre cayó el 35% de diciembre a abril, y el 20% en el caso de los medicamentos sin receta. En términos reales eso significa que muchas personas dejaron de realizar sus tratamientos médicos, con todo lo que eso puede implicar para su salud y para un sistema ya resentido. 

Esto no les gusta a los autoritarios

El ejercicio del periodismo profesional y crítico es un pilar fundamental de la democracia. Por eso molesta a quienes creen ser los dueños de la verdad.

La caída en las ventas, que se extiende a otros rubros muy sensibles como los alimentos (leche, pan, y carne mostraron bajas significativas en los últimos meses) está relacionada con la pérdida del poder adquisitivo de los salarios y el paralelo aumento de muchos de estos productos.

La caída en ventas indica que muchas personas abandonan sus tratamientos 

Según el Centro de Economía Política Argentina (CEPA) los medicamentos más utilizados por personas mayores aumentaron un 40,9% solamente en diciembre, y en cinco meses un 150,8%. Para marzo, algunos de esos medicamentos aumentaron hasta un 560% de manera interanual. En el informe señalan que “entre esos 10 productos se encuentran un venotónico utilizado para aumentar tonicidad de las venas, que aumentó 560%, y un antiagregante plaquetario utilizado para reducir el riesgo de morbilidad y mortalidad en  pacientes con antecedentes de infarto de miocardio, angina de pecho, angioplastía coronaria, ACV no hemorrágico, que aumentó 538%”.

El acceso a la salud y los medicamentos está íntimamente relacionado con los niveles de ingresos. Según los últimos datos de la UCA, que evaluaron la evolución de este indicador de 2010 a 2022, para este último año el 41,9% de las personas en estratos sociales más bajos no accedía a cobertura de salud ni a medicamentos mientras este porcentaje se reducía considerablemente en los estratos medio alto (1,4%) y medio bajo (28%). 

Anuncio

Los salarios son determinantes a la hora de medir la pobreza, pero no deberían ser el único factor a tener en cuenta. Desde el Observatorio de la Deuda Social afirman que “si bien existe cada vez mayor consenso respecto a que la pobreza es multidimensional, la práctica habitual ha sido la definición de metas de erradicación basadas en umbrales monetarios, lo cual ha sido justificado por problemas de disponibilidad de información y principalmente por las dificultades para consensuar una medida multidimensional”. 

Entre las medidas que se requieren para disminuir la pobreza multidimensional y mejorar el acceso a la salud, las obras de infraestructura también resultan fundamentales. Pero, según el Observatorio, el déficit de acceso a la red de cloacas y agua segura afecta al 37,7% y al 20% de los niños y niñas en Argentina. 

El acceso a la salud está relacionado con los niveles de ingreso

Así, señalaron, “los problemas ambientales y el déficit de servicios públicos en los barrios están interrelacionados, ya que la falta de desagües, por ejemplo, puede propiciar la propagación de enfermedades graves como el dengue”.

En cuanto al presupuesto destinado por el Estado a salud, de enero a fines de mayo (según los últimos datos Presupuesto Abierto) el Gobierno ejecutó apenas el 2,17% del Programa de Fortalecimiento de la Capacidad del Sistema Público de Salud, y no ejecutó aún ningún peso de los 21 mil millones previstos para el Programa de Fortalecimiento de la Infraestructura Social, del Cuidado y Sanitaria.

A la par del desfinanciamiento, se produce la desregulación. No solamente de las prepagas (que en muchos casos deberán retrotraer los aumentos que se produjeron después del DNU 70/2023) sino también en otras cuestiones básicas como la atención a personas con discapacidad.

Esta semana diferentes organizaciones de pacientes manifestaron su preocupación por un proyecto de decreto con el que, señalan, “se pretende desregular el nomenclador del sistema único de prestaciones básicas de discapacidad” que determina un valor único para los servicios de atención integral de las personas con discapacidad. Señalaron que, de prosperar esta medida –tal como ocurrió con las obras sociales–, las prestadoras definirán los valores al libre albedrío. “La vigente ley garantiza que las personas con discapacidad, independientemente de la cobertura que tengan puedan acceder en las mismas condiciones a las prestaciones que necesiten, evitando desigualdades y garantizando el acceso a la salud a las personas con discapacidad de la Argentina”.

Además, advirtieron que si las coberturas se vuelven diferenciales “se crearán situaciones de inequidad y exclusión dependiendo de la cobertura de salud y rompiendo el principio del sistema único de prestaciones básicas”.

“Si cada cobertura médica va a definir el precio que va a pagar por la prestación de discapacidad, lo que va a significar es que los que paguen más van a tener mejores prestaciones, los que paguen menos van a tener peores prestaciones”, explicó a PERFIL Johana Bauer, de Esclerosis Múltiple Argentina (EMA). 

“Cuando uno ya tiene la discapacidad o tiene un diagnóstico de una enfermedad, no es tan fácil estar cambiando. Si uno tiene PAMI, tiene PAMI y no puede cambiar de PAMI. Entonces, si PAMI decide pagar dos pesos por la prestación, de repente las personas que tengan PAMI no van a tener el mismo servicio que puede llegar a tener una persona que tiene otra cobertura médica que pague mejor”. 

Anuncio

Con este decreto, agregó Bauer, “no va a haber un número básico incluso para los prestadores, para los profesionales que trabajan y brindan estos servicios, lo que deja en una situación muy complicada a todo el sistema que trabaja en discapacidad”.

Seguí leyendo...
Anuncio

+Vistas