Connect with us

Mundo

Succession: la circulación del dinero, la moral y la sangre

Publicada

el

“El caballo como emblema de la velocidad, incluso mental, marca toda la historia de la literatura, preanunciando toda la problemática propia de nuestro horizonte tecnológico”, afirma Italo Calvino en Seis propuestas para el próximo milenio. Lo que le interesa no es la velocidad física, sino su relación con la mental. Y cómo el estilo literario es capaz de reflejarlas.

Succession ha logrado, en sus cuatro extraordinarias temporadas, no sólo representar en los diálogos y la identidad visual y musical el movimiento de los cuerpos y las mentes de los personajes, sino también el de su moral. Sus itinerarios dibujan el perfil de las curvas cambiantes de una montaña rusa impulsada por los traumas y por el dinero: la savia, “el oxígeno de esta maravillosa civilización que construimos desde el barro”, como dice Ken ante el féretro de su padre.

La serie de Jesse Armstrong para HBO ha construido un imaginario de la circulación del capital y de los afectos a través del movimiento constante de sus personajes, sobre todo en cuatro tipos de medios de transporte: el vehículo blindado, el barco, el helicóptero y el avión privado. Cuatro tecnologías del privilegio.

La muerte de Logan Roy, el patriarca, que sabiamente ocurre al principio de la temporada final, dejando vía libre al desarrollo del tema que se anunció en el capítulo piloto, el de la sucesión monárquica, la coronación del nuevo rey, ocurre en pleno vuelo oceánico. El último momento feliz que, previsiblemente, compartirán los hermanos Roy tiene lugar en la casa de su madre en las islas Barbados, donde llegan también en un jet propio.

Ficción conversacional y tragicómica, esas traslaciones geográficas, de fiestas delirantes en Nueva York o un castillo francés a un balneario imposible en lo alto de una montaña del norte de Suecia, reflejan la inquietud, si no la zozobra (esa palabra con zetas que son zigzags) existencial de sus protagonistas. Personas desposeídas pese a sus incontables posesiones, con tantas residencias que no poseen hogar.

Te puede interesar: Una gran serie logra que los espectadores la amen a pesar de lo que cuenta

Jesse Armstrong escribió en 2010 un guión sobre la familia Murdoch que no fue nunca producido. Al año siguiente sí estrenó “The Entire History of You, el tercer y uno de los mejores capítulos de Black Mirror, en el que la tecnología que permite grabar todo lo que vives y revisar, por tanto, tus recuerdos, es examinada en el contexto de la pareja y los celos. Y en 2012 co-escribió, con Armando Iannucci, otro final de temporada, el de la primera de Veep: “Tears”. Esos tres proyectos –la familia de magnates de los medios, la reescritura de la memoria íntima y la disección rabiosa de la política de altísimo nivel–, en el conjunto de una trayectoria consagrada sobre todo a la comedia y a la sátira, han encontrado su realización máxima en Succession.

Succession Temporada 4 - Final (HBO)
Los hijos de Logan Roy, protagonistas centrales de la última temporada de “Succession” (Foto: HBO)

El destino de la familia Roy se puede leer en clave de declinaciones shakesperianas. La serie empieza como una versión libre El rey Lear, nos hace creer que Kendall es el héroe trágico de Hamlet, y culmina con una variación de Macbeth: triunfa el matrimonio de la violenta ambición.

Si tuviera que escoger una única escena de la temporada final sería, precisamente, una conversación entre Shiv y Tom, que mantienen en el capítulo 6 de la temporada final. Están recomponiendo la relación, después de una ruptura catalizada por la traición del marido, que prefirió apoyar al suegro en vez de a su esposa, en un cálculo desautorizado por la biología. El diálogo, ambos en pie, es magnífico. Pero el auténtico significado está en la cara de la actriz Sarah Ruth Snook, que cambia brutalmente de expresión tres veces durante unos pocos segundos, matizando, desmintiendo o amplificando las pocas sílabas que ha pronunciado. Después, en la cama, él le confiesa que su deseo, su amor, la relación entera siempre ha estado condicionada por el dinero, por el interés, por su acelerado ascenso de clase social. Y le pregunta si le querría igual, si renunciara a todo y viviera en un parque de autocaravanas. Y ella le dice sí, Tom. Y los dos comparten una sarcástica carcajada.

Desde The Sopranos o Deadwood, HBO ha sabido mantener vivo el espíritu Teleshakespeare. Pero entre los diálogos de esas series y los de Succession hay una diferencia radical, es decir, de raíz: la familia Roy habla con un vocabulario propio, configurado en la infancia y la adolescencia de los protagonistas, lleno de sobrentendidos, diminutivos, palabrotas, insultos tan retorcidos como absurdamente cariñosos. Un lenguaje más emocional que semántico. Lo que Natalia Ginzburg –amiga de Calvino– llamó un “léxico familiar”.

Logan, Shiv y Roy se abrazan en el tercer episodio de la última temporada de 'Succession'
Logan, Shiv y Roy se abrazan luego de la noticia conmocionante de la cuarta temporada de “Succession” (Foto: HBO)

Ese lenguaje privado y corporativo, el de quienes han mamado en casa el campo semántico de los abogados y las multinacionales, por momentos críptico, se complementa por la banda sonora, que dibuja el cardiograma de la serie y le imprime el ritmo mental que nos ha seducido. La puntuación incluye tanto los primeros planos de ciertos rostros desencajados hasta los planos aéreos de coches y helicópteros, pasando por esa música idiosincrática que surge y se sumerge como un submarino o una ballena.

Aunque el trasfondo dramático remita al teatro isabelino, el conjunto de la serie incide en un tema estrictamente contemporáneo: el cambio de paradigma tecnoeconómico, entre los medios de comunicación tradicionales y los nuevos poderes digitales. Estos son representados por Lukas Matsson, una especie de Daniel Ek o Elon Musk sueco, cuyo personaje es interpretado por Alexander Skarsgård.

En lo que parece un guiño crossmedia, pues el papel más conocido de ese actor es el de vampiro en True Blood, el CEO de GoJo, la gran plataforma tecnológica que aspira a absorber la corporación Waystar Roco de la familia Roy, le envía bolsas de su propia sangre a una subordinada. Pero el gesto trasciende la broma intertextual. También Roman, Tom o Greg envían a través de sus teléfonos móviles contenidos inmorales, abusivos, machistas; Roman: fotos de sus propios genitales.

Te puede interesar: La gran ficción del capitalismo y su núcleo de impunidad

La circulación del capital, nos recuerdan esos gestos pornográficos, no es sólo de cuerpos que unen los espacios laborales con los del lujo a través de carísimos vehículos, ni de dinero que fluye por las autopistas bancarias y de los fondos de inversión, también es de mensajes y actitudes, de abusos laborales y personales, de chistes y humillaciones.

Kendall Roy en el último episodio de 'Succession'
Kendall Roy y su mirada perdida, una de las últimas imágenes del último episodio de “Succession” (Foto: HBO)

El gran logro de Successión ha sido ser capaz de explorar todas esas dimensiones paralelamente. Escribió Leopardi y lo cita Calvino: “La rapidez y la concisión del estilo agradan porque presentan al espíritu una multitud de ideas simultáneas, en sucesión tan rápida que parecen simultáneas, y hacen flotar el espíritu en tal abundancia de pensamientos o de imágenes y sensaciones espirituales, que este no es capaz de abarcarlos todos y cada uno plenamente, o no tiene tiempo de permanecer ocioso y privado de sensaciones”.

Esa ha sido, precisamente, mi experiencia como espectador de la última temporada de la serie, la mejor (si asumo que la memoria traiciona y que han pasado cinco años desde el estreno de la primera). El clímax máximo tal vez se encuentre capítulo 9, “La Iglesia y el Estado”, uno de los mejores de la historia de la televisión.

Siguiendo el esquema clásico del descenso a los infiernos, empieza en las altas esferas, en el estratosférico apartamento de Roman, y acaba con él, arrastrándose por el suelo pavimentado, en plenas protestas ciudadanas durante el ascenso al poder, que él mismo ha propiciado, de un presidente trumpista. Es la única vez que el hijo menor, el más herido de los tres, camina sin escolta por las calles de Nueva York. Y es atropellado por el populacho.

Succession Temporada 4 - Final (HBO)
“Con los ojos abiertos” es el título que llevó el episodio final de “Succession” (Foto: HBO)

Entre un extremo y otro, el funeral plantea el enfrentamiento final entre Siobhan y Kendall; incluye algunos de los momentos más memorables de la historia miserable de la maternidad; nos regala una escena sobre las viudas, oficiales y oficiosas del difunto; nos muestra la tumba de toda la familia (el futuro de los vivos); retrata la política estadounidense con una acidez que sólo podría firmar un británico (la democracia de Estados Unidos no tiene más de medio siglo, pues no lo fue hasta que votaron los afroamericanos, de modo que “es casi tan madura como la de Botswana”); y encima nos hace reír con chistes que sólo entendemos nosotros (el obsceno precio del panteón).

Que Roman sea arrollado por la masa tiene un significado profundo que atraviesa toda la serie. El triunfo de Mattson, tras humillar a la princesa Shiv, tras humillar también a su marido y padre de su futuro hijo o hija Tom, investido rey títere, supone la consagración del nuevo paradigma tecnológico. Con él, la democracia se venga de la aristocracia, al tiempo que se vuelve ella misma aristocrática. Los delitos de los Roy proscribirán, los GoJo también quedarán impunes. Todo cambia para que siga más o menos igual.

Shiv deberá acostumbrarse a su nuevo rol: el apellido de la familia millonaria como consorte del apellido sin lustre del nuevo rico. Kendall tendrá que imaginar un nuevo futuro, alternativo al que prefiguró desde los siete años, cuando su padre le dijo que sería su sucesor en una tienda de golosinas. Roman irá a terapia o se suicidará.

Nunca sabremos qué les ocurrirá. Al contrario que en las tres obras maestras de Shakespeare, no mueren físicamente en un final cerrado. Pero, al igual que en ellas, Succession entierra en su escena final el viejo mundo, con sus discutibles certezas, para inaugurar, con sus luces y sus sombras, uno nuevo, incierto, terriblemente inestable.

Anuncio

Seguir leyendo

Alberto Manguel reinventa su biblioteca en Lisboa

Menos Amazon y más círculos de lectores

De “Succession” a “Rain dogs”, hay familias y familias en la viña del Señor

Mundo

Fallo informático global: ¿Qué pasó y qué revela sobre la infraestructura de internet?

Publicada

el

Un error en el software de Microsoft, atribuido a una actualización defectuosa de CrowdStrike, provocó una interrupción masiva afectando a aeropuertos, bancos y servicios en todo el mundo. Las máquinas Windows quedaron atrapadas en un “estado de reinicio”, mostrando la “pantalla azul de la muerte”.

Aerolíneas como Iberia y Air France-KLM operaron manualmente, y bancos en varios países informaron fallos en sus sistemas. Esto expone la fragilidad de la infraestructura informática global y la dependencia de servicios críticos de seguridad.

Lee también: Una falla informática global afecta a hospitales, aeropuertos y más

George Kurtz, director ejecutivo de CrowdStrike, explicó: “Habían atribuido el problema a un ‘defecto encontrado en una única actualización de contenido’ del software de seguridad que ofrece para el sistema operativo Microsoft Windows en las computadoras”.

Microsoft emitió un comunicado diciendo: “Estamos al tanto de un problema que afecta a los dispositivos Windows debido a una actualización de una plataforma de software de terceros. Anticipamos que se resolverá próximamente“.

Ciaran Martin, profesor de la Escuela de Gobierno Blavatnik de la Universidad de Oxford, comentó: “Esta es una ilustración muy, muy incómoda de la fragilidad de la infraestructura básica de Internet del mundo”.

Ajay Unni, director ejecutivo de StickmanCyber, añadió: Las herramientas de seguridad informática están diseñadas para garantizar que las empresas puedan seguir operando en el peor escenario posible de una filtración de datos, por lo que ser la causa principal de una interrupción global de TI es un desastre absoluto“.

La interrupción también afectó a sistemas de reservas médicas en el Reino Unido, el servicio de noticias de la Bolsa de Londres y operaciones en aeropuertos de Singapur, Hong Kong e India.

Los sistemas comenzaron a restablecerse gradualmente, pero la magnitud de la interrupción subraya la importancia de la seguridad y resiliencia en la infraestructura de Internet.

Continuar leyendo

Mundo

Los tradicionales autos clásicos en Cuba dejan paso a las motos eléctricas chinas

Publicada

el

Por Alien Fernández.– Omar Cortina es un cubano que a diario se traslada entre su trabajo en un hotel del Estado hasta su hogar, además, se mueve en la búsqueda de alimentos y otros bienes básicos para llegar a fin de mes.

Pero después de comprar la semana pasada en Cuba una moto eléctrica china puede ahora dejar de lado el agotador transporte público de su lista de preocupaciones diarias.

“Las motos eléctricas están solucionando muchos problemas en Cuba. Es una solución buena y una de las más económicas”, dijo Cortina a Reuters orgulloso de exhibir su nuevo scooter verde lima.

Las calles de Cuba han cambiado poco en las seis décadas desde la revolución de 1959 del exlíder Fidel Castro: Abundan los viejos coches estadounidenses con los escapes llenos de hollín, compartiendo los abundantes baches y un ligero tránsito.

Pero la repentina llegada de los vehículos eléctricos -ya habitual en el país – ha demostrado ser una bendición para muchos en una nación con escasez de transporte azotada por la crisis económica.

cuba

Reuters

El combustible en Cuba casi siempre escasea, con filas en gasolineras que a veces se han extendido largas horas y también días. A principios de este año, el incremento de los precios significó que un tanque de 40 litros de gasolina puede costar el salario mensual promedio de un trabajador estatal, fuera del alcance de la mayoría de los cubanos.

El transporte público no es nada agradable. Hay muchos menos autobuses en La Habana y la mitad de las rutas se han recortado, según medios estatales, según medios estatales.

Un auge global en la fabricación de vehículos eléctricos han ayudado a impulsar la demanda a las empresas como Caribbean Electric Vehicles (Vedca), dice su director, Julio Oscar Pérez.

cuba

Reuters

La firma, una empresa conjunta entre el inversor chino Tianjin Dongxing Industrial y fabricante estatal cubano de motos Minerva, ha producido más de dos mil scooters, bicicletas, así como mini camionetas y triciclos en Cuba con piezas chinas.

“Creo que estamos llegando a un punto de inflexión”, dijo Pérez a Reuters en una entrevista. “Es decir, no solo verlo como una alternativa a la movidad, sino a otras alternativas que existen y que hoy son la limitante de combustible”, añadió.

En un día laboral en la planta de la empresa en las afueras de La Habana, algunos de los 64 empleados de Vedca ensamblaban piezas de plástico, colocando los cables y tuercas en una línea de montaje ordenada, mientras otros saludaban a clientes que llegaban para recoger sus motos.

El gobierno dio luz verde recientemente a importaciones mucho más caras de vehículos eléctricos, incluso Teslas de lujo, aunque pocos en Cuba puede permitirse esos beneficios.

“Dentro de unos años todo el transporte prácticamente será eléctrico”, dijo Cortina satisfecho de poder ir y venir a su trabajo sin las molestias de usar la transportación pública.

Anuncio
Continuar leyendo

Mundo

Brasil suspende exportaciones de carne aviar, ¿se abre una oportunidad para Uruguay?

Publicada

el

19 de julio 2024 – 21:20

El gobierno de Lula da Silva tomó la decisión por un brote de la enfermedad Newcastle y podría beneficiar al sector en el país.

Reuters

El gobierno de Brasil suspendió preventivamente las exportaciones de carne aviar y productos avícolas a 44 países, tras confirmar un brote de la enfermedad Newcastle en el sur del país, de manera que se abre una oportunidad para las colocaciones del sector en Uruguay.

El Ministerio de Agricultura y Ganadería del país vecino declaró “el estado de emergencia zoosanitaria” en Rio Grande do Sul, por un foco de la enfermedad en “aves de corral comerciales” y advirtió que no afecta a “productos sometidos a tratamientos térmicos como termoprocesados, cocidos y procesados”, que suelen tener destino a Uruguay, así como a Argentina, Sudáfrica, Chile y la Unión Europea”.

El gobierno que encabeza Lula da Silva precisó que la suspensión de las exportaciones de carnes y productos avícolas busca garantizar “la transparencia del servicio oficial brasileño”, frente a los países importadores. Las suspensiones deben durar por lo menos 21 días y las restricciones varían en productos y áreas dependiendo del acuerdo comercial con cada uno de los países.

Cómo vienen las exportaciones de carne aviar en Uruguay

Mientras la industria avícola le reclama medidas al gobierno, las colocaciones de carne aviar lograron un máximo de 5 años durante los primeros dos meses de 2024, con un total de 380 toneladas vendidas a destinos como Argentina, Macao, Congo, Gabón, Benín, Guinea y países de Asia.

Sin embargo, datos del Instituto Nacional de Carnes (INAC) reflejan que en lo que va del año se vendieron 538 toneladas por 475.000 de dólares, una cifra inferior a la registrada en el mismo período de 2023, con exportaciones por 753.000 dólares (639 toneladas).

Con la salida transitoria del mercado de uno de los grandes jugadores, se abre la posibilidad para el sector, que en los últimos meses avanza en diferentes mercados, como el de las garras de pollo.

En ese sentido, el gobierno manifestó su intención de generar una corriente exportadora sustentable, buscando establecer el producto en mercados de alta exigencia como China, Hong Kong, Singapur, Arabia Saudita y Emiratos Árabes Unidos.

Continuar leyendo

+Vistas