Conéctate con nosotros

Espectáculos

Tom Jones vuelve a la Argentina: el caballero galés que superó el ostracismo para convertirse en leyenda

Publicada

el

Corría 2016 y Tom Jones estaba de gira. Junto al productor Ethan Johns venía trabajando en una serie de muy buenos discos de versiones –Praise & Blame, Spirit in the room y Long Lost Suitcase-, que lo impulsaron a salir nuevamente a la ruta. Su carrera había dado un nuevo vuelco y gozaba del prestigio y la popularidad en partes similares, dos caminos que muchas veces le habían circulado en paralelo. Cuando la salud de su esposa Linda, que batallaba contra un cáncer, entró en una situación crítica. Se habían conocido en el colegio, cuando eran quinceañeros y desde entonces no se separaron. Disfrutaron juntos del éxito y sortearon los recovecos de la fama, más difíciles aún para un hombre que siempre hizo gala de su seducción.

Tom frenó la gira para estar cerca de su esposa en sus últimos días. Antes de morir, Linda le rogó que siguiera cantando a pesar de todo. Quizás para protegerlo, porque qué otra cosa podía hacer sino lo que había hecho toda su vida. Eso que empezó como un juego de niños, siguió como travesura de adolescente y terminó siendo un trabajo muy bien rentado, con ventas por encima de los cien millones y con audiencias en cada lugar del planeta.

Con Mark, el hijo de ambos como sostén, dejó su mansión en Los Ángeles por un piso en Londres y se puso a trabajar en un nuevo disco. Surrounded by time es un trabajo notable que lo devolvió al número uno de los ránkings británicos. Fue un récord para un artista tan longevo, que para colmo, visita el catálogo de músicos contemporáneos o incluso anteriores a él. Y sobre esa paradoja de este este tiempo de la industria se edifica el tour Ages and Stages, que como pocas otras veces define de manera contundente al artista y a su show. Porque si los escenarios han sido una constante en su vida, las épocas cambiaron y él supo adaptarse a cada una de ellas. A replegarse cuando lo creyó conveniente. A renacer cuando pocos lo esperaban. Y en esa permanente resurrección se presenta esta noche en el Movistar Arena de Buenos Aires, siete años después de su último show en el país.

Thomas John Woodward nació el 7 de junio de 1940 en Pontypridd, una ciudad minera al sur de Gales. Creció en una familia trabajadora en la que la música lo cautivó de pequeño: cantaba en su encuentros familiares, en el coro del colegio, y en cuanta ocasión encontrara. Cuando a los 12 lo diagnosticaron con tuberculosis, la música también fue refugio, escuchando por la radio lo que llegaba a las estaciones de la zona.

Sus comienzos formales los tuvo entrando a los ‘60, como líder de un conjunto beat de su ciudad llamado Tommy Scott and the Senators. En uno de los tantos conciertos lo vio el productor Gordon Mills, que dio inicio a su carrera profesional. Le propuso un cambio de nombre –Tom Jones proviene del filme homónimo múltiple ganador del Oscar en 1963-, se lo llevó a Londres como solista y le firmó un contrato con la célebre compañía Decca, la misma que tiempo antes había rechazado a Los Beatles y fichado a los Rolling Stones.

En poco tiempo la jugada dio sus frutos. En 1965, con su single “Is not unusual” llegó por primera vez al tope de los charts en Inglaterra y al top ten en Estados Unidos, donde se presentó en el mítico show de Ed Sullivan. La interpretación de “Thunderball”, tema homónimo de la película de James Bond , lo pusieron a tono de una escena efervescente. Fue el trampolín a su época más fructífera en cuanto a su presencia en los rankings, con títulos como “Green Green Grass of Home”, “What’s New Pussycat”, “Help Yourself” y “Delilah”.

Tom recién había pasado los 25 años y se encontraba en plenitud, pero no logró llevar su popularidad mucho más allá de las islas británicas. En Estados Unidos era el momento de los grupos, y su estilo de crooner no maridaba con la potencia de grupos como Los Beatles, Los Rolling Stones o The Who. “Estados Unidos no quería oír hablar de solistas. Me lo dijo el tipo de la discográfica, cuando llegué a Londres. ‘Esa cosa de macho a lo Elvis ya es historia’”, revelaría tiempo después en su biografía. Paradojas del destino, Elvis era fanático de Tom pese a ser una estrella cuando el galés recién comenzaba y cultivaron una amistad arriba y abajo de los escenarios.

Elvis Presley, su esposa Priscilla y Tom Jones en una de las tantas noches de Las Vegas (Photo by Hulton Archive/Getty Images) (Getty Images/)

En cambio, se hizo profeta en su tierra, donde le ofrecieron conducir su propio programa en televisión. Con The Tom Jones Show, profundizó su faceta de entretenedor, aprovechándose de un medio en constante evolución. Por allí pasaron los artistas más destacados de su tiempo, de Peter Sellers a The Who, de Liza Minelli a una recordada actuación junto a Janis Joplin poco antes de su muerte.

El programa se grababa en Inglaterra y se veía también en Estados Unidos, y su tarea le valió una nominación al Golden Globe como mejor actor en serie de televisión. Y de alguna manera configuró el terreno para reagruparse en los años difíciles. Porque cuando logró consolidar otro hit como “She’s a Lady”, su carrera entró en un espiral descendente que pareció no tener fondo.

Anuncio

Lejos de desesperarse, se hizo fuerte en su physique du rol apto para café concert e hizo de Las Vegas su patria chica. La ciudad del pecado al fin y al cabo no era un mal plan. Se aseguró de actuar al menos una vez por semana, y mientras el resto del mundo le daba la espalda, las luces de neón y la opulencia a su alrededor le permitían maquillar la situación.

Tom Jones vendió más de cien millones de discos en sus sesenta años de carrera
Tom Jones vendió más de cien millones de discos en sus sesenta años de carrera

Hasta que empezó a asomar la cabeza. Tras la muerte de su manager y mentor, su hijo Mark tomó las riendas de su carrera. A comienzos de los ‘90 apareció en Los Simpsons y en El príncipe del rap y sintió que había una generación que podía interesarle su obra, y además de editar discos, empezó a hacer presencias. En 1996 actuó en la película de Tim Burton Mars Attacks! y se lució junto a Robbie Williams en la ceremonia de los Oscar. Y entrando en el nuevo milenio, publicó el álbum de su resurrección definitiva.

Ya sugerido desde su título, Reload, proponía una resurrección con una fórmula que con el diario del lunes parece imbatible. Una vieja gloria de la canción, en duetos con artistas de diferentes estilos y generaciones. Registró desde INXS y Lenny Kravitz hasta sus contemporáneos Ray Davies y Randy Newman. Y le dejó su gran hit global, “Sexbomb”, el único tema original del álbum registrado junto al productor alemán Mousse T, que entró a último momento en la lista para quedar en la historia.

El caballero Tom Jones y Lionel Richie junto al entonces Príncipe Carlos, en una visita oficial a Barbados en 2019 (REUTERS/Phil Noble)
El caballero Tom Jones y Lionel Richie junto al entonces Príncipe Carlos, en una visita oficial a Barbados en 2019 (REUTERS/Phil Noble) (PHIL NOBLE/)

El tema lo devolvió a los primeros planos de la canción, ratificó sus credenciales de símbolo sexual y el beat electrónico sumó un detalle más al registro de un intérprete que antes y después supo navegar entre el rhythm and blues, el rock, el pop, el soul y el country, todo con su personalísimo estilo de crooner, que llegó a las altas esferas del Reino Unido.

En 2006, la Reina Isabel II lo nombró caballero en el palacio de Buckingham por sus servicios a la música y al año siguiente actuó en un concierto homenaje a la Princesa Diana de Gales. Su popularidad volvió a experimentar un subidón en 2010, cuando fue convocado por el reality televisivo The Voice UK como uno de los coaches. Su equipo se impuso en la primera edición y solo faltó a una del programa que se volvió un clásico de la industria musical de esta era.

Tom Jones en Argentina
Tom Jones viene de editar Surrounded by time, el disco con el que se convirtió en el artista más longevo en tocar el tope de los ránkings en Gran Bretaña (Prensa Fénix) (5D4/)

Lo dicho, ni la muerte de su amada novia de la escuela logró retirarlo de los estudios de grabación ni de los escenarios. En los primeros, parece atravesar un momento de introspección y nostalgia, un ejercicio que también visitaron congéneres como Paul McCartney, Keith Richards y Rod Stewart Una práctica saludable para quienes podrían descansar en sus respectivos catálogos. Sobre las tablas no hay mayores cambios, más allá del inevitable paso del tiempo. Mantiene la energía, la seducción y el registro vocal con un sello inconfundible, que saldrá a revalidar esta noche en el Movistar Arena.

Espectáculos

Zoe se quebró en llanto en Gran Hermano por las críticas a su mamá: “Es difícil estar en mi lugar”

Publicada

el

Tras su salida de Gran Hermano, Zoe no pudo correrse del centro de la polémica. Constantemente, la jugadora recibe opiniones sobre las acciones de su madre. Desde su estrategia hasta la posibilidad de que su ingreso la perjudicara en la placa final. Con ese panorama, y la carga de estres que este generó, la joven terminó por explotar este viernes en el debate de La noche de los ex (Telefe). Al borde del llanto, con las lágrimas cayendo por su cara, la exparticipante reveló cómo se sentía.

Todo comenzó cuando La Gata Noelia, la amiga de Emmanuel que recientemente abandonó la casa, comenzó a disparar contra la madre de Zoe por sus dichos: “Le voy a hablar a Aixa y le voy a pedir, por lo que la quiero a Zoe, que no hable más de mí. Tengo dos audios, que me mandaron hoy, hablando re mal de mí. Y hablando de su hija también, y son de ella. Así que aprovecho para decirle que la gente también me banca a mí. Y me manda cada cosita, que cuando yo empiece a sacar…”.

Con el correr de los segundos, y mientras escuchaba la forma en la que la cantante de cuarteto se refería a su madre, la joven comenzó a emocionarse. Al ver cómo sus ojos se ponían llorosos, Noelia reculó y expresó: “Y me los voy a guardar. ¿Sabes por qué? Porque sé que no le hice nunca nada. Posiblemente no le caí bien a Aixa. Sí la respeto. Si ella piensa que yo soy todo eso que ve ahí está perfecto. Pero yo pienso que ella (Zoe) es maravillosa, se lo dije y sigo por ahí. Que la mamá de Zoe haga lo que quiera, que no me joda más. Y no la quiero lastimar a Zoe. Entonces me guardé los mensajes y no los traje”.

Zoe no pudo correrse del centro de la polémica. Constantemente, la jugadora recibe opiniones sobre las acciones de su madre

Fue entonces cuando la hermanita aprovechó para interrumpir el debate y defender a su madre: “Creo que si dejan de hablar de mamá ella va a dejar de hablar de ustedes”. Al escuchar el tono de su voz, Robertito Funes Ugarte le preguntó si se encontraba bien. Pero lejos de desviar el foco del tema, Daniela Celis volvió a preguntar: Zoe, ¿cómo tomás todo esto, lo que ves la repercusión de tu mamá en las redes y vos acá?”. Después de intentar reunir algo de fuerza, Zoe intentó ocultar su llanto y dijo: “Y mira, todavía no hablé con ella, ya lo voy a hacer. Yo creo que los familiares juegan afuera”.

Nuevamente, al ver las lágrimas de la joven, el conductor le preguntó: “¿Estás bien? Porque tenés los ojos re llorosos”. Fue así que pidió a la producción un vaso de agua y unas toallitas para sus ojos. Mientras tanto, Alfa aprovechó para comentar: “La criticaban cuando no reaccionaba. Ahora que reacciona y se pone mal, la critican también. Déjense de joder. Que era una planta, que se ganó el auto y no decía nada. Ahora se pone mal”.

Tras unos segundos, en los que aprovechó para reponerse y calmarse, Zoe expresó: “Es un poco difícil estar en mi lugar y ver como todos opinan”. Al sentirse identificada, Noelia le habló: “Pero tu mamá también opinó. Me dejó a mí como una sucia. Entonces te estoy respetando. Te respeté dentro de la casa. Me banqué miles de cosas. Les limpié todos los cajones, le limpié los microondas, les lavé los platos, les cociné. Yo no lo hice para que la gente lo vea. Yo soy así en mí vida. Entonces que me traten de sucia porque no tiré una cadena…No es contra tuyo, porque te veo llorar. No quiero que llores, se terminó acá”.

Zoe quebró en llanto tras las críticas a su mamá
Zoe no soportó las críticas a su mamá y rompió en llanto (Captura de video)

Con la situación ya en calma, la amiga de Emmanuel continuó: “Te pido perdón si hablé algo de tu mamá, que tu mamá también después se retracte de lo que dijo de La Gata y está todo bien. Entiendo que no me quiera, porque cada uno con su estilo, pero a mí tampoco me gusta ver que me tratan de sucia cuando yo aporté un montón desde el día uno. Después me di cuenta que no era el lugar. Me fui a la mierda, dije no voy a estar está fregando acá no agradecen nada. Bueno, chau”.

Para cerrar el tema, La Tora, exparticipante de la edición anterior, agregó con el objetivo de defender a Aixa y transmitirle tranquilidad a Zoe: “Yo creo que uno como madre siempre intenta hacer lo mejor”.

Anuncio
Seguí leyendo...

Espectáculos

El explosivo cruce de Ximena Capristo con Romina Uhrig al aire: “¡No me rompas y bajá un cambio!”

Publicada

el

Si hay peleas dentro de la casa de Gran Hermano 2023, también hay enfrentamientos fuera de ella. En La Noche de los Ex protagonizaron un cruce muy fuerte Ximena Capristo con Romina Uhrig en plena discusión acerca de la relación entre Zoe, quien estaba en el estudio, con su madre Aixa. La discusión fue tomando temperatura durante toda el programa y hacia el final, terminaron chocando.

“Nadie está bardeando a la madre de Zoe. Lo único que dije, y mucha gente lo piensa, como Lu y como muchos, que los comportamientos de la madre no estaban bien, como por ejemplo como le habló a Zoe. Es lo que vi”, fue el comentario de la exdiputada que, luego de varios roces, derivó en un encontronazo. Basto que la esposa de Gustavo Conti expresara su disconformidad con su opinión.

“Bueno, Negra. ¿¡Pero para qué estamos acá?!”, le terminó gritando la participante de la edición anterior del ciclo y la exvedette se despachó con todo. “¡Pará, pará, pará! A mí bajame la vocecita. ¡Conmigo, bajá un cambio!”, le lanzó. “Yo no te estoy bardeando”, buscó defenderse la exparticipante de Bailando 2023.

Romina Uhrig y Ximena Capristo se pelearon en La Noche de los Ex de Gran Hermano por el vínculo que tienen Zoe y su madre (Foto: Telefe)

“Vos me estás interrumpiendo desde el primer momento que arrancamos el programa. ¡No me rompas las pelotas!”, siguió Ximena, enojadísima. “Yo estoy hablando y nadie te está rompiendo las pelotas”, murmuró por lo bajo Romina, mientras la ex “chica Sofovich” aseguraba que Zoe tenía naturalizada la relación con su mamá. “Eso lo saben ella y su madre”, señaló. Pero la discusión siguió.

“Bajá vos el tonito. Yo te estoy hablando muy bien y dejame opinar. Somos libres de opinar”, siguió la concursante de GH 2022, mientras la Negra seguía firme con su postura. “Para mí la madre no perjudicó a la niña”, afirmó, mientras señalaba a la concursante.

“¿Para qué estamos acá? Vos tenés tu pensamiento y yo el mío. Acá nadie te está atacando”, continuó Romina, molesta mientras que Ximena la seguía. “Recién me la tiraste… Así que bajemos un cambio todos”, se despachó, mientras intervenía Robertito Funes para poner paños fríos.

romina uhrig ximena capristo gran hermano 2023
“¡No me rompas las pelotas!”, le lanzó Ximena Capristo a Romina Uhrig en el ciclo de Gran Hermano 2023 (Foto: GH, Telefe)

Unos minutos antes las exparticipantes del reality show, Ximena fue parte de la segunda temporada y Romina de la del año pasado, ya habían tenido varios cortocircuitos. Uno fue por la postura que tomó Noelia La Gata de evitar los enfrentamientos con Furia. La cantante estaba en el piso y mientras una elogiaba su postura, otra quería que “saque las garras”.

“Para qué confrontar si todos los que confrontaron se fueron, Negra. Está barbaro”, señaló la expareja de Walter Festa, momento en el que la ganadora de Patinando por un sueño reaccionó en la previa de lo que terminaría siendo su gran estallido. “¡Hoy la tenés conmigo, Romina! ¡No me dejás hablar y me pisás!”, le dijo. “No me importa si opinás lo mismo que yo o no”, cerró la otra, picante.

Hace pocos días Ángel de Brito dio detalles del romance que estaría viviendo Romina. “Él estuvo en El Hotel de los Famosos y es un ex Combate, él es Damián Ávila. Ahora está trabajando en el programa de mi amiga Laurita Fernández”, comenzó diciendo el conductor del ciclo, Ángel de Brito y acto seguido, agregó: “Ella seguro me lo va a desmentir, pero Ávila empezó una relación con nuestra querida Romina Uhrig. ¡Él cambio que metiste de Festa a este! Me encanta la pareja”, aseveró.

Anuncio
Seguí leyendo...

Espectáculos

Caramelito Carrizo lleva al teatro la lucha de su hermano Martín en una obra catártica: “Se trata sobre cómo seguir”

Publicada

el

Cecilia “Caramelito” Carrizo presenta su obra “Solo te lo quería decir”, dedicada a su hermano Martín Carrizo, fallecido en enero de 2022 (Foto: Gentileza)

El 11 de enero de 2022 y tras una larga lucha contra una Esclerosis Lateral Amiotrófica (ELA) que le había sido diagnosticada seis años antes, murió Martín Carrizo. La noticia del fallecimiento del baterista de Gustavo Cerati y el Indio Solari, entre muchos otros proyectos, fue dada a conocer por su hermana, Cecilia Caramelito Carrizo, quien estuvo a su lado durante el tratamiento.

Dos años y algo más después de este triste desenlace, Cecilia vuelve al teatro con una obra en donde le expresa a su hermano mayor todo lo que quedó en su tintero emocional. Solo te lo quería decir es un unipersonal que tendrá dos funciones en el Teatro Picadero los próximos jueves 6 y 13 de junio. Y se trata de una carta en la que le cuenta a Martín cómo fue su vida a su lado.

“Cuento toda mi vida, cómo fue nacer a su lado, vivir hasta que él murió y acompañarlo, acompañarnos desde el primer día, en todo lo que fue nuestra infancia, en nuestro recorrido artístico y laboral, porque hicimos cinco discos juntos. Con todo lo que nos tocó vivir, estar siempre juntos, muy unidos. El último tiempo que a él le tocó vivir, a través de una enfermedad muy difícil y dura, yo estuve pegada a su lado. ¿Qué nos pasó en todo ese tiempo? ¿Qué me pasó a mí con lo que a él le pasaba?”, resume Cecilia en diálogo con Teleshow.

La dramaturgia está enmarcada en esta carta que incluye poemas que Cecilia escribió mientras Martín luchaba contra su enfermedad, pero también hay canciones de la infancia compartida entre ambos (de Sui Generis y Los Abuelos de la Nada) e incluso temas que escribieron juntos para los discos que ella lanzó como Caramelito. “Son todas canciones que hoy se resignifican”, dice ella.

El conmovedor mensaje de la hija de Martín Carrizo
Martín Carrizo junto a sus hijos Milena, Benja y Miranda (Foto: Instagram)

Poner todo esto en escena es muy movilizante para mí. Y motivador, también. Porque fue revelador encontrarme de nuevo con estas situaciones que cuento. O redescubrir cómo se manifestaba él conmigo y yo con él. Es todo lo que quedó en mí, prácticamente diseñado para seguir sin él, toda esta cosa de la dignidad de la persona y la autoridad sobre sí y sobre mí, que era mi hermano mayor. Es algo que traspasa a todo, el cuerpo, la enfermedad, las situaciones más extremas y la bandera que flamea es la dignidad, la seguridad y la claridad de las decisiones. Martín es un ejemplo tan valioso para mí, que también me resulta lindo que el resto de las personas lo tome para su vida”, dice Cecilia. “Esto duele muchísimo porque es darse con un dolor hasta el momento desconocido, pero todo se trata de cómo se puede seguir, ¿no?”.

Carrizo escribió esta obra que codirige junto a Agusta Bermúdez. Dentro de este relato hay imágenes potentes con la vida de los dos hermanos, atravesada por la convivencia fraternal, pero también en la pelea contra la enfermedad. “Cuento todo lo que me pasó desde que nací a su lado. Que supe que vino al hospital con un pantaloncito rojo, porque me lo contaron millones de veces. Y que me trajo la cajita de mis primeros aritos. También circunstancias de cuando estábamos en Estados Unidos, yo acompañándolo en su tratamiento, yendo todos los días a la clínica, él le poniéndole el cuerpo. Pero, ¿qué me pasaba a mí por dentro? Y ahí entran los poemas. Porque lo que me pasaba a mí, no se lo contaba a él. No me interesaba decirle qué me pasaba a mí. Yo estaba a su servicio, para su necesidad, para su deseo. ‘Ceci, ¿no me vas a buscar una pizzita a Banchero?’, me pedía. Y yo iba a buscársela, porque estaba para eso y no para decirle que me dolía el alma”, dice y se le quiebra la voz.

—Al margen de estos poemas, ¿hay algo más que te quedaste sin decirle?

—No, porque teníamos una relación muy franca, con el mejor de los diálogos. Cualquier discusión podía ser sobrellevada. Teníamos una conexión que nos entendíamos con la mirada, con la energía. Y por eso también pudimos trabajar tanto tiempo juntos y nos llevamos siempre tan bien, nos podíamos decir todo. Las mejores y las peores cosas. No me quedó nada por decirle, pero cuando yo me sentaba a escribir mis poemas, no quería decirle a él lo que escribía en esos cuadernos. Es ahora que yo le digo: “Solo te lo quería decir”, porque se lo estoy diciendo en el escenario. Porque estoy, como digo en el texto, “reemplazando a aquella que murió con su noticia”.

Caramelito y Martín Carrizo
“En la obra cuento todo lo que me pasó desde que nací a su lado. Que supe que vino al hospital con un pantaloncito rojo, porque me lo contaron millones de veces. Y que me trajo la cajita de mis primeros aritos”, dice Cecilia sobre Martín

—¿Creés que Martín te va a estar escuchando?

Sin dudas, recontra creo. Todo el tiempo se me aparece. En el último ensayo pasó una cosa tremenda. Era la primera vez que hacíamos la pasada completa. Por lo tanto, era la primera vez que en el contexto de los ensayos yo llegaba hasta el final. Y hay una frase final que yo digo, que la terminé de decir y sonó una batería. Te lo juro por Dios. Con Agusta ya habíamos hablado que esas cosas nos encantan. Y Ramiro Bermúdez, que es asistente de dirección y hermano de ella, nos dijo: “La puta madre, a mí no me gusta esto”. Pero fue increíble, no sabemos de dónde salió el ruido, de una ventana, de un vecino… ¡No entendíamos nada! No había una batería en el lugar. Vino del fondo, que hay un patio, y estaba todo en silencio, porque yo estaba diciendo el texto en el escenario. Se escuchaba mi voz, nada más. Fue impresionante.

—En todo este tiempo, me imagino que tuviste muchas señales de él.

Anuncio

—Sí, hay un montón de cosas que siento que son sus señales. Cosas que me pasan con mis sobrinos, con los hijos de él. Por ejemplo, yo había terminado de escribir esto y una de las canciones que incluyo para decir que se resignificó la letra porque parece como si se lo hubiera escrito hoy a él, es una que se llama “Tu fiel compañía”. Está incluida en el texto y un día, cuando yo terminé de escribirlo, me llama Mile, la hija del medio de él, y me dice: “Estuve con esta canción en la cabeza, no me preguntes por qué”. Y es un tema que ni siquiera es de su época. “La tuve que buscar en YouTube para ver cómo era, para escuchar la letra”, me dijo. Esas cosas están. A ellos todo el tiempo también les pasa, y a mi mamá… ni te digo.

Martin-Carrizo-caramelito
Martín y Cecilia, los hermanos Carrizo (Foto: Instagram)

“A mí esas señales me encantan. Es un dolor infinito, no tenerlo. No te digo que me conforman esas señales, no pasa por ahí. Pero ante la circunstancia de que él se murió y yo no puedo hacer que vuelva, saber que él está, adentro mío, me gusta. Y además me da como gracia, porque él era muy gracioso, muy carismático, muy del chiste. Pero no de la pavada, sino muy elocuente, pícaro”, dice Cecilia.

—¿Cómo imaginás que vas a hacer para no quebrarte en medio de la función?

—De hecho es algo que estamos trabajando mucho. Le estamos poniendo el cuerpo, el alma y las emociones para darle importancia a lo que quiero contar. Porque si yo me quiebro en situaciones en donde no puedo seguir hablando, me da tanta pena, tanta impotencia, no poder terminar de contarte lo que te estoy contando. En el texto está todo el tiempo la voz de Martín y hay una parte de cuando yo iba a todas las notas a hablar de su caso. Yo hice mil notas y lloraba mucho. Iba reconcentrada y armadita, pero lloraba. Y él me decía: “Basta, Cecilia, no llores más. ¿No te das cuenta de que después estos hijos de puta ponen de título: ‘El drama del hermano de Caramelito’? Vos concentrate y no llores” (se ríe). Y te juro que escucho la voz de él diciéndome: “Basta, no llores”. A él no le gustaba que le dijeran “el hermano de Caramelito” y lo de “el drama”. “Esto no es un drama, yo voy a salir adelante, vamos a encontrar la manera”, me decía. Él le estaba poniendo todo, entonces me pedía que no llorara.

Seguí leyendo...
Anuncio

+Vistas