Noticias de Bariloche
Inicio » Nacionales » +Noticias » Turismo espiritual: 6 destinos de ensueño para vivir la energía de lo sagrado

Turismo espiritual: 6 destinos de ensueño para vivir la energía de lo sagrado

Para los judíos es la ciudad del rey David, para los musulmanes es la tercera ciudad más sagrada del Islam y para los cristianos, el lugar en el que Jesús vivió su pasión y resucitó (Foto: Oficina de Turismo de Jerusalén)

Viajar a un nuevo destino ha sido durante mucho tiempo una forma de práctica espiritual. No solo refresca y renueva el sentido de asombro, sino que está intrínsecamente unido a la idea del cuidado personal y la perspectiva para dar rienda suelta a reacomodamientos personales.

Algunos destinos espirituales se han construido sobre la base de sistemas de creencias específicos, y algunos se conocen como tales simplemente en función de la energía y la vibración. Muchos sitios siguen siendo sagrados para ciertas comunidades, con miles de años de historia y significado atribuidos a ellos. Sin embargo, como ocurre con tantas comunidades que tienen una conexión espiritual más profunda, la mayoría de los sitios espiritualmente significativos dan la bienvenida a personas de todas las creencias que son respetuosas y comprometidas con una comprensión más profunda.

Esta saga invita a encontrarse con un viaje de otro modo, con alimento al espíritu. Una experiencia de la que, inevitablemente, se vuelve diferente.

1-Cabo Reinga, Nueva Zelanda

TURISMO ESPIRITUAL
Sagrado para los maoríes, el cabo Reinga se considera el “lugar de salto de los espíritus” hacia el más allá (Foto: Turismo Nueva Zelanda)

Tradicionalmente conocido como Te Rerenga Wairua, está situado en el extremo norte de la Isla Norte de Nueva Zelanda. Sagrado para los maoríes, el cabo Reinga se considera el “lugar de salto de los espíritus”, ya que los locales creen que las almas de los maoríes recientemente fallecidos usan el cabo como un lugar para partir de la tierra y entrar en el más allá.

Un manantial cercano en la ladera, Te Waiora-a-Tāne (las ‘aguas vivas de Tāne’), era un área importante para los entierros ceremoniales maoríes. Las aguas de manantial natural representan una limpieza del espíritu. Es un entorno hermoso y encantador. Las olas chocan contra las rocas cuando el mar de Tasmania se encuentra con el océano Pacífico, un faro guía el camino y la vista se extiende por millas. Como este es un lugar sagrado, los maoríes piden que no se coma en el cabo Reinga y que “se deje la tierra tranquila”.

TURISMO ESPIRITUAL
Cabo Reinga es zona de encuentro entre dos mares (Foto: Turismo Nueva Zelanda)

Es la experiencia más septentrional de Nueva Zelanda. Permite ser testigo del encuentro de dos océanos. El faro de Cape Reinga es un ícono de Nueva Zelanda. Fue construido por primera vez en 1941 y encendido durante mayo de ese año. Fue el último faro tripulado que se construyó en ese país. Fue operado por una persona hasta 1987, cuando se automatizó por completo. Ahora se opera de forma remota desde Wellington. La potente baliza de 50 vatios del faro, que penetra la niebla y se puede ver a 19 millas náuticas, funciona con baterías que se recargan con células solares.

Las dunas de arena en esta región son enormes y se extienden por millas, haciendo sentir como transportado a la superficie de otro planeta. Es el lugar perfecto para probar un deporte único y emocionante: el sandboard.

2-Jerusalén, Israel

TURISMO ESPIRITUAL
La ciudad vieja de Jerusalén fue declarada Patrimonio de la Humanidad por la Unesco en 1981 (Foto: Oficina de Turismo de Jerusalén)

Para los judíos es la ciudad del rey David y en la que su hijo Salomón levantó el Templo, cuya destrucción aún duele a los creyentes, que lo demuestran ante el Muro de los Lamentos. Para los musulmanes es la tercera ciudad más sagrada del Islam después de La Meca y Medina, y, para los cristianos, el lugar en el que Jesús vivió su pasión y resucitó. Probablemente ningún otro lugar del mundo sea tan apasionante como esta ciudad tan espiritual en la que se superponen las huellas de las principales religiones monoteístas del mundo.

La ciudad vieja de Jerusalén fue declarada Patrimonio de la Humanidad por la Unesco en 1981. Desde que Israel se hizo con el control de la Ciudad Vieja de Jerusalén en 1967, esta goza de plena libertad religiosa para todas las confesiones, al igual que en todo el país.

La Ciudad Vieja alberga muchas de las atracciones más buscadas de Jerusalén, incluido el Muro Occidental, la Iglesia del Santo Sepulcro y el Monte del Templo. Originalmente construida por el rey David en 1004 a. C., la Ciudad Vieja amurallada comprende cuatro áreas distintas: el Barrio Judío (o Cardo), el Barrio Musulmán, el Barrio Cristiano y el Barrio Armenio. Cada barrio emana su propia atmósfera única, con sitios religiosos, tiendas y ofertas gastronómicas que reflejan su herencia respectiva. Sin embargo, las sinuosas callejuelas y las antiguas plazas de piedra de la Ciudad Vieja permiten la mezcla entre estas culturas, creando un ambiente muy ecléctico.

Es fácil perderse (tanto metafórica como geográficamente) en la Ciudad Vieja, pero asegúrese de prestar atención a sus límites. Se puede acceder a la Ciudad Vieja desde siete entradas: la Puerta Nueva, la Puerta de Damasco, la Puerta de Herodes, la Puerta de los Leones, la Puerta del Estiércol, la Puerta de Sion y la Puerta de Jaffa. Cada puerta marca una era significativa de la historia de Jerusalén. Por ejemplo, la Puerta de Jaffa es donde se encuentra la Torre de David (el principal punto de defensa de la ciudad).

3-Borobudur, Indonesia

TURISMO ESPIRITUAL
Con un telón de fondo de una exuberante jungla, Borobudur, se encuentra en la isla indonesia de Java (Foto: Embajada de Indonesia)

Con un telón de fondo de una exuberante jungla, Borobudur se encuentra en la isla indonesia de Java y fue construido a partir de dos millones de bloques de piedra en forma de un mandala gigante, un diagrama de un universo perfecto. En la verdadera visión budista, la estructura es una pirámide de escalones que los fieles suben en el sentido de las agujas del reloj, con el centro de la estructura representando el Nirvana. Caminar los escalones de Borobudur es una peregrinación simbólica que hace sentir profundamente la energía única del lugar. Las vistas son increíbles.

Construido entre los años 750 y 850 por los reyes de la dinastía Sailendra, el gigante de piedra de origen incierto y vigilado por el volcán Merapi es el centro espiritual de Indonesia y forma parte del Patrimonio de la Humanidad de la Unesco.

TURISMO ESPIRITUAL
Borobudur fue declarado Patrimonio de la Humanidad por la Unesco (Foto: Embajada de Indonesia)

Si bien la entrada del templo se abre oficialmente a las 6 a.m., los “cazadores” del amanecer podrían estar en las cercanías alrededor de las 5 para capturar el impresionante templo desde la oscuridad hasta el amanecer. A medida que las luces descubren lentamente cada parte del templo desde la plataforma, las estatuas, las estupas y las tallas, todo se convierte en una vista impresionante.

Este sitio del Patrimonio Mundial de la UNESCO se encuentra aproximadamente a 40 kilómetros al noroeste de Yogyakarta, aproximadamente a una hora en automóvil desde Yogya. Construido alrededor de los siglos VIII y IX durante el reinado de la dinastía Syailendra, el encanto de Borobudur radica en su diseño arquitectónico único. Cubre un área enorme, que mide 123 por 123 metros. Alrededor de las plataformas hay 72 estupas, cada una de las cuales contiene una estatua de Buda.

4-Camino de Santiago, España

TURISMO ESPIRITUAL
Se utilizó originalmente como una senda para que los peregrinos llegaran a la ciudad de Santiago de Compostela donde (se supone) está enterrado el apóstol Santiago (Foto: Camino de Santiago.org)

Una ruta de senderismo de renombre mundial, el Camino de Santiago se utilizó originalmente como una senda para que los peregrinos llegaran a la ciudad de Santiago de Compostela en el norte de España, donde (se supone) está enterrado el apóstol Santiago.

Más tarde, en la Edad Media, la ruta se hizo muy popular cuando millones de cristianos creyeron que haciendo la ruta y desembarcando en Santiago de Compostela se salvarían del purgatorio después de la muerte. Hoy en día, entusiastas del senderismo y buscadores espirituales de todas las creencias frecuentan el Camino de Santiago. Si bien técnicamente hay muchas rutas que componen el Camino, la más popular comienza en Saint Jean Pied-du-Port en Francia y pasa por Pamplona, Burgos y León, un total de aproximadamente 800 kilómetros. Una ruta que realmente tiene más que ver con el viaje que con el destino, el Camino de Santiago pone a prueba la fortaleza mental y física de sus viajeros, otorgando a todos y cada uno una experiencia única.

TURISMO ESPIRITUAL
El Camino de Santiago es una ruta que realmente tiene más que ver con el viaje que con el destino (Foto: Camino de Santiago.org)

En Saint Jean Pied de Port, justo en la frontera con Francia se debe hacer una parada en la Oficina del Peregrino para conseguir el pasaporte del Camino, aquí es donde se marcará la peregrinación con sellos a lo largo de la ruta.

Una parada fabulosa es Pamplona , bien conocida por su famoso festival de San Fermín, la corrida de toros, cada mes de julio. Sin embargo, incluso cuando el festival no está en marcha, vale la pena visitar la ciudad. Algunas de las mejores cosas para ver aquí son el Museo de Navarra, ubicado en un hospital medieval; la Catedral de Santa María; la fortaleza de la Ciudadela y el histórico Café Iruña.

El Camino de Santiago pasa justo por la calle principal del pequeño pueblo de Puente de la Reina, cuyas calles empedradas y pintorescos cafés al aire libre lo convierten en un descanso atmosférico y relajante.

Finalmente, La Catedral de Santa María de Burgos es conocida por ser una de las catedrales más espectaculares de toda España. De estilo gótico, la construcción del edificio comenzó en 1221 y fue declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO en 1984.

5-Lalibela, Etiopía

TURISMO ESPIRITUAL
Las 11 iglesias monolíticas de Lilibela fueron talladas por expertos en la roca volcánica rosa entre los siglos VII y XIII (Foto: Ethiopia Tourism)

Se trata de la Petra de África. Nombrado en honor al rey Gebre Mesquel Lalibela, quien fue venerado como un santo. Hace siglos Lalibela fue la capital de Etiopía y hoy este pueblo rural compacto es un lugar de peregrinación inmensamente importante, uno de los sitios más trascendentes de la cristiandad.

Las 11 iglesias monolíticas aquí, talladas por expertos en la roca volcánica rosa entre los siglos VII y XIII para simbolizar la espiritualidad y la humildad, están construidas de manera única de arriba hacia abajo, hundidas bajo tierra. Etiopía fue una de las primeras naciones cristianas del mundo.

Casi todos los ciudadanos de Lalibela, especialmente los de las generaciones mayores, son cristianos ortodoxos y, vestidos con túnicas blancas, acuden en masa a las iglesias todas las mañanas para rezar y cantar. No es raro que los servicios que se llevan a cabo durante las festividades religiosas se conviertan en hazañas de resistencia, las de Navidad se sabe que superan las 12 horas. Se dice de los orígenes de las iglesias que fueron un intento de construir una nueva Jerusalén.

Sin embargo, no es necesario tener una mente religiosa para apreciar el increíble logro arquitectónico y de ingeniería de los albañiles de la Etiopía medieval. De hecho, las iglesias de hoy son Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO.

Excavadas en la roca, algunas tienen más de 10 metros profundidad, y están rodeadas por un laberinto de túneles y pasadizos. Perderse puede ser agradable, pero solo con un guía turístico se puede obtener una apreciación completa de las complejidades del sitio.

TURISMO ESPIRITUAL
No es raro que los servicios que se llevan a cabo durante las festividades religiosas superan las 12 horas de duración (Foto: Ethiopia Tourism)

Las 11 iglesias de Lalibela están dispuestas en cuatro grupos, reunidas en su mayor parte a poca distancia unas de otras a ambos lados de un arroyo conocido como el río Jordán. Se puede llegar a algunas de las iglesias más remotas con mulas y un poco de caminata, y ofrecen impresionantes panoramas sobre el paisaje circundante. El grupo del norte se considera el más impresionante en términos de escala y detalle.

Biete Medhane Alem, la Casa del Salvador del Mundo, sostenida por decenas de columnas, sostiene la Cruz de Lalibela. Este es uno de los artefactos religiosos más preciados de Etiopía, una cruz procesional que se dice que tiene la capacidad de curar cuando se roza contra la piel.

6-Stonehenge, Inglaterra

TURISMO ESPIRITUAL
Han pasado miles de años, pero el yacimiento prehistórico más famoso de Europa, Patrimonio de la Humanidad, pervive envuelto en misterio (Foto: Stonehenge Heritage)

Han pasado miles de años, pero el yacimiento prehistórico más famoso de Europa, Patrimonio de la Humanidad, pervive envuelto en misterio. De este círculo de piedra megalítico que se alza solitario sobre una verde llanura en la planicie de Salisbury, en el condado de Wiltshire, no se sabe ni la función que cumplió ni quién lo levantó, aunque se le calculan unos cinco mil años y su uso como observatorio astronómico. La magia sigue envolviendo hoy a este crómlech, especialmente durante los solsticios de verano e invierno, cuando son muchos los que se reúnen en el lugar recordando las grandes fiestas que se celebraron aquí.

Un paseo por el Stone Circle es la pieza central de cualquier visita al sitio del Patrimonio Mundial de Stonehenge y Avebury. El Stone Circle es una obra maestra de la ingeniería, y construirlo habría requerido un gran esfuerzo de cientos de personas bien organizadas que usaron solo herramientas y tecnologías simples.

Las piedras sarsen, colocadas en el centro del sitio alrededor del año 2500 a. C., se alinearon cuidadosamente para configurarse con los movimientos del sol. Si el viajero se para en medio del círculo de piedras en un día de verano, el sol sale justo a la izquierda de Heel Stone, una piedra periférica al noreste del monumento.

TURISMO ESPIRITUAL
El análisis de un estudio con láser de Stonehenge ha demostrado que las piedras que enmarcan el eje del solsticio fueron las más cuidadosamente trabajadas y moldeadas (Foto: Stonehenge Heritage)

En las excavaciones arqueológicas se ha encontrado un gran agujero de piedra a la izquierda de Heel Stone y puede haber tenido una piedra compañera, las dos piedras que enmarcan el amanecer. En un día de pleno invierno, al girar 180° para mirar hacia el suroeste, el sol se habría puesto originalmente entre los dos montantes del trilito más alto, en la cabeza de la herradura sarsen. Habría caído en la Piedra del Altar, un bloque de arenisca que se colocó en el eje del solsticio. Hoy en día, este efecto se ha perdido porque la mitad del trilito se ha caído en algún momento de la historia del monumento. El análisis de un estudio con láser de Stonehenge ha demostrado que las piedras que enmarcan el eje del solsticio fueron las más cuidadosamente trabajadas y moldeadas con piedras de martillo, creando lados verticales que enmarcaron el movimiento del sol.

Por lo tanto, todo el diseño de Stonehenge está posicionado en relación con los solsticios, o los límites extremos del movimiento del sol; la palabra solsticio se deriva del latín sol (“sol”) y sistere (“estar quieto”). El eje del solsticio también está marcado por las Piedras de la Estación que se colocan en un rectángulo en el borde de la zanja circular circundante, con los lados cortos del rectángulo en la misma alineación que las piedras sarsen.

SEGUIR LEYENDO:

11 destinos para visitar a comienzos de año, según una prestigiosa revista de viajes

Estos son los 10 destinos más populares del mundo para 2022

Según la ciencia, este es el único cóctel que es más delicioso en un avión

Un recorrido de lujo por Colonia del Sacramento, el encantador rincón del litoral fluvial uruguayo

Categorías

Hora actual en
San Carlos de Bariloche, Argentina