Noticias de Bariloche
Inicio » Bariloche » Un festival “impresionante y maravilloso”

Un festival “impresionante y maravilloso”

SENSACIONES DE TRES TEATRERAS Y UN TEATRERO SOBRE NEVADAS ESCÉNICAS

| 22/11/2022

La propuesta consistía en destacar una sobre las obras que vieron las convocadas y el convocado, pero las respuestas excedieron la consigna. Y está bien.

Ya se corrió el telón de la última función. Ya se apagó el sonido del último concierto, pero las sensaciones quedan y quedarán por un tiempo. El Cordillerano consultó a cuatro hacedores teatrales de Bariloche con el ánimo de compartir sus pareceres sobre las recientes Nevadas Escénicas, que finalizaron el último lunes. La idea -un tanto antipática- era elegir una de las obras como predilecta y al juego se prestó la mayoría, aunque no todos.

Paula Tabachnik es directora de Baco Compañía Teatral, actriz, docente universitaria y, además, gestora de Espacio DICAB, una de las sedes del acontecimiento que acaba de finalizar. En relación al último aspecto, compartió su satisfacción: “estoy súper contenta por acompañar al festival desde la sala, donde estuvieron tres obras”: la barilochense “Porquería”; la puertomontina “Julita” y Los santos”, proveniente de Aluminé.

Con respecto a la inquietud de El Cordillerano, “es difícil”, admitió. Además de las que se ofrecieron en su lugar, “pude ver Yuna soy yo (CABA); Terrenal. Pequeño misterio ácrata (CABA); Octetas sin fronteras (El Bolsón) y la que me quedó dando muchas vueltas en la cabeza, pensándola, fue Onírika. Si dejamos de soñar morimos (Uruguay). Me había gustado mucho la sinopsis y fui a ver cómo iban a contar esa historia, que también tiene que ver con mis raíces y entonces, alguna identificación se podía generar. Efectivamente, fue la obra que más me gustó porque me sorprendió. Me sorprendió por la cantidad de recursos lumínicos, sonoros y los que tiene la actriz (Angie Oña) para llevar adelante ese montaje”, redondeó Tabachnik.

Jorgelina Paravano también es actriz -precisamente, forma parte de Baco-, directora y tallerista. Teatrera a tiempo completo, entonces “celebro este festival y que pueda seguir teniendo continuidad. Desde mi punto de vista, va creciendo año a año. Hay cosas que se van puliendo, por ejemplo, la comunicación estuvo muy buena”, al igual que “todo el tema de las entradas y la página web”, consideró. “Me sentí bien informada y eso me gustó mucho. Me alegró que se armara un espacio en María Auxiliadora, más allá de temas de sonido, que, en mi humilde opinión, podrían haber sido mejores. Pero fue un espacio que se aprovechó a full”, resaltó.

En cuanto a su predilección, “Vi Terrenal, vi Yuna, vi Onírika, fui a ver a las Octetas y también Celestina. Tragicomedia de Lita (Córdoba), y podría decirte que fue la que más me gustó: me encantó. La actriz en escena tiene una fuerza, una polenta, una voz y una presencia” considerables, según compartió su colega. “Me encantó haberla visto, así que estoy muy contenta de haber podido disfrutar el festival”, sintetizó.

Además de actor, tallerista y director, Rubén Fernández también fue secretario de Cultura de la Municipalidad hasta 2015. “El festival me pareció impresionante, maravilloso… Había tal variedad de propuestas que como siempre, uno por un lado elige y por el otro, ve lo que puede de acuerdo a su realidad. Seguro que esto seguirá, que las Nevadas se quedaron en Bariloche. Realmente, son muy bienvenidas y muy necesarias, así que gracias a los que organizan y colaboran”, reconoció.

En cuanto a la propuesta del que firma, “vi varias cosas y todas me gustaron, pero la que más fue El aviso desoído. Paisaje de papel. Mitos y leyendas latinoamericanas (Córdoba). Básicamente, eran dos leyendas contadas, pero a través de diversos formatos y técnicas. Estéticamente, era bellísima y tranquila”, consideró Fernández. “Nos invitaba a escuchar, a estar presentes sin estridencias y con papeles pintados, troquelados, intervenidos, que iban apareciendo y desapareciendo. Realmente, me sorprendió y por eso, si tengo que elegir una, me quedo con El aviso desoído”, subrayó el teatrero.

Flavia Montello se sintió en un compromiso ante la consulta de El Cordillerano y se tomó tan en serio el aparente aprieto, que en vez de elegir una obra se inclinó por cinco. Además, aclaró que había visto con anterioridad a “Yo también quiero ser un hombre blanco heterosexual” (El Bolsón) y a “Celestina. Tragicomedia de Lita”, por eso no fue a las funciones barilochenses pero ambas, “son excelentes”.

Actriz, investigadora y compañera de trabajo de algunos de los elencos involucrados, en primera instancia destacó “Amistá” (CABA) y a la propuesta que llegó de Aluminé. En la primera “se ve a tres amigos, malabaristas de los semáforos que comentan el fin de la jornada. Pareciera que estuviéramos observando un momento de ellos, de todos los días y ahí se va colando toda la destreza de los malabares, pero también una actuación fresca y espontánea”.

En tanto, la neuquina “me remitió a esos antiguos circos o números circenses de ferias, de quermeses, con mucha destreza y simpleza. Mucha magia… Realmente, nos puso en otra frecuencia sin ninguna estridencia, con recursos sencillos, pero de mucha creatividad. Hermoso espectáculo”, redondeó Montello, quien fue parte sobre del escenario en las Nevadas con “Porquería”.

En su terna también estuvieron “Bruta. Excesos y fantasías” (Chile) y “The meeting point” (Bariloche). El trasandino es “un espectáculo de teatro danza muy original, con un tratamiento que tiene que ver con la identidad de género y con las estéticas hegemónicas de la belleza puestas en cuestión. Me ponía en cuestión y hacía reflexionar”, compartió. Por su lado, el local es “un cruce de artes, con tres bailarines y tres músicos. Una construcción del espectáculo en tiempo real, improvisando. Muy lindo que se incluyera esta propuesta en el festival, porque no suele pasar”, señaló. Impresiones de un acontecimiento superlativo que en 2023 redondeará 10 ediciones. Nada más y nada menos.

Categorías

Hora actual en
San Carlos de Bariloche, Argentina