Conéctate con nosotros

Policiales y Judiciales

Una mujer asesinó a su mamá y luego llamó a la Policía y confesó el crimen

Publicada

el

Celeste Rodrguez confes haber matado a su madre FCBCelesteRodriguez
Celeste Rodríguez confesó haber matado a su madre. / FCB@CelesteRodriguez

Una mujer de 30 años asfixió con una almohada a su mamá de 59, que se encontraba con problemas de salud y postrada en una cama en su casa de la localidad cordobesa de Capilla del Monte, luego llamó por teléfono a la Policía para confesar el crimen y quedó detenida, mientras que en redes sociales había dado señales de lo que iba a ocurrir, informaron fuentes de la investigación.

El comisario inspector Héctor Villagra, de la Departamental Punilla Norte, manifestó este jueves por la mañana a los medios que una mujer llamó al 911 para denunciar que había matado a su madre en su vivienda, ubicada sobre calle Richieri, de la localidad de Capilla del Monte, y cuando los efectivos llegaron al lugar se encontraron con una mujer “postrada en la cama y sin signos vitales”.

En tanto, la hija de la víctima, que se encontraba en la casa, relató que estaba “cansada de las peleas con su madre y que la había asesinado colocándole una almohada en la cara”, con la cual la asfixió y la mató, manifestó el funcionario policial.

Asimismo, dijo que la homicida le manifestó que por problemas de salud su mamá se encontraba postrada en la cama desde hace aproximadamente dos años.

La víctima fue identificada como María Rosa Ravetti, en tanto su hija Celeste Rodríguez fue trasladada a un Servicio Penitenciario de la ciudad de Córdoba e imputada del delito de “homicidio calificado por el vínculo’”.

Celeste Rodríguez relató estar “cansada de las peleas con su madre y que la había asesinado colocándole una almohada en la cara”

A su vez, la fiscal de instrucción Paula Kelm, a cargo de la investigación, ordenó pericias psiquiátricas y psicológicas a la homicida para determinar el estado de salud mental.

También se esperan los resultados de la autopsia y de otros elementos relevados en la vivienda donde ocurrió el crimen.

Por otro lado, el equipo de investigadores descubrió que Rodríguez, en su cuenta de Facebook, había posteado alertas que anunciaban sobre la determinación que iba a tomar.

“Estoy cansada, mental y físicamente. No poder vivir normal, ocuparme de mis hijas, mi vieja remil enferma porq es peor que una nena de dos años, mi hermano q se lavó las manos y se fue a la ciudad, hace meses el padre de mis hijas q las ve cada días o quizás más”, escribió en una de las publicaciones.

En el mismo posteo, la mujer afirmó: “Soy madre, padre, hija, enfermera, novia, empleada, ama de casa…no doy más. Me va a dar un ACV, intento ser fuerte por mis hijas pero no doy massss, nadie me ayuda. Estoy cansadaaaa. Por q mierda yo sola me tengo q ocupar de ella cuando tienen a mi hermano y la familia q la crio. Todos se lavan las manos y me dejan todo a mi. Y si, soy fuerte pero me cansó. Necesito descansar. Necesito un día de paz.

Anuncio

“Harta de de promesas q no se cumplen. Qué hago? Dejo mi vida de lado de nuevo? Por alguien quien no me cuidó? Si esto es vivir, pues ya no quiero”, señaló la imputada.

Mientras que en su última publicación escribió: “Bueno, pedí mucho tiempo ayuda, Nadie me ayudó. Nadie respondió. Espero q mis hijas estén bien. Dios perdóname”.

Policiales y Judiciales

El cuarto detenido, ¿el encubridor?

Publicada

el

Este martes está prevista la realización de una audiencia de formulación de cargos contra Julio Argentino Torres, el cuarto detenido en el caso que se inició a partir del homicidio de Facundo Bargiela. Se presentó voluntariamente en la fiscalía y aportó datos que confundieron a las autoridades. Los investigadores sostienen que perseguía el objetivo de desviar la investigación.

Julio Argentino Torres fue el cuarto detenido por el crimen de Facundo Bargiela: ¿será el último? La fiscalía no tiene clara esa respuesta todavía, ya que mantiene fuertes sospechas de que hubo más personas involucradas en el crimen a traición, ejecutado contra el excampeón argentino y sudamericano de jiu-jitsu.

Lee también: La llamada que duró 17 segundos y empezó a direccionar la investigación

Jonathan Rabinovici (31), Santiago Figueroa (19) y Carlos Bracamonte (61), seguirán detenidos mientras avance la investigación en su contra, sobre la que ya fueron formalizados, los dos primeros como coautores del crimen y el tercero como partícipe necesario para el mismo homicidio agravado.  Pero este martes comenzaría a resolverse la situación de Julio Torres, también detenido, quien podría ser imputado este martes como autor del delito de encubrimiento.

Es que Torres, cuando la investigación todavía era incipiente, se presentó de manera voluntaria ante la fiscalía que investigaba el hecho, y prestó una declaración testimonial que despertó fuertes sospechas sobre sus intereses en el caso.

Lee también: Caso Bargiela: juez de Garantías aceptó formulación de cargos pero anuló pruebas

Es que, aunque aún no fue imputado y se desconocen con exactitud los motivos que lo ligan al caso, en las alocuciones de la fiscalía durante las audiencias anteriores se desprende que el hombre tuvo un comportamiento ciertamente dudoso al presentarse en la fiscalía, aportando datos que se contradecían abiertamente con la prueba que ya había sido colectada, mostrando un aparente interés en desviar la investigación.

Y aunque el nombre de Torres aparecía entre los primeros nombres que surgieron de la investigación, la fiscalía no lo tuvo en el radar en ningún momento como sospechoso por el crimen, pero él sólo se metió en el radar al acercarse a la fiscalía espontáneamente y empezó a aportar datos que no se condecían con el resto de la prueba recogida hasta entonces.

Es decir que para la fiscalía, su intención no era otra que desviar el curso de la investigación, por lo que este martes será sentado en el banquillo de los acusados, frente a un juez de Garantías, para ser presuntamente formalizado por el delito de encubrimiento.

Anuncio

Lee también: Imputaron a un hombre como partícipe necesario del homicidio de Bargiela y le dieron prisión domiciliaria

Como ya adelantó la fiscalía, no se cierra en él el caso ya que la investigación aun intenta determinar si hubo más personas involucradas en el crimen del empleado municipal.

De acuerdo a la teoría acusatoria que planteó en audiencia el fiscal César Lanfranchi, Facundo Bargiela fue ultimado a traición, sorprendido desde la parte trasera del vehículo en el que viajaba como acompañante en la parte delantera. Le descerrajaron un disparo sin que pudiera defenderse. El proyectil ingresó por la región occipital izquierda con orificio de salida en zona orbital derecha.

Todo ello ocurrió de acuerdo a lo que previamente habían acordado los acusados, quienes en primera instancia se comunicaron con la víctima y pactaron encontrarse en pleno centro de la ciudad. Se aseguraron de mantener tranquilo a Bargiela por la relación de confianza que mantenían con él. Se trasladaron a bordo del vehículo Chevrolet Onix hacia el Ñireco, lugar en que ascendió al vehículo el último de los imputados. Finalmente se desplazaron hasta el escenario en el que fue descartado el cuerpo, en un descampado lindero a la ruta de Circunvalación, en cercanías de la estación La Paloma de Edersa. El espacio geográfico y el momento exacto del crimen no está determinado todavía.

El vehículo marca Chevrolet en el que se habría producido el homicidio aún no fue encontrado por las autoridades, aunque según detalló el fiscal Lanfranchi en el marco de una audiencia desarrollada este lunes, está comprobado que tras el hecho el vehículo fue trasladado a un lavadero de autos en el que se procuró eliminar posibles evidencias de su interior.

Seguí leyendo...

Policiales y Judiciales

Jey Mammón perdió el juicio contra Lucas Benvenuto por “calumnias e injurias”

Publicada

el

La Justicia ratificó la denuncia por abuso sexual infantil presentada por Lucas Benvenuto en contra del reconocido conductor Jey Mammón. A pesar de los esfuerzos del presentador por desacreditar al joven, los tribunales confirmaron la veracidad de la denuncia, dejando en evidencia que Lucas no mintió.

Durante el juicio por calumnias e injurias iniciado por Jey Mammón, el conductor buscaba demostrar que la acusación de Benvenuto era falsa y difamatoria. Sin embargo, todos los recursos presentados por la defensa del presentador fueron rechazados, corroborando así la validez de la denuncia.

Lucas Benvenuto, valiente y decidido, se enfrentó a un arduo camino lleno de obstáculos en su búsqueda por la verdad. Desde el inicio se encontró con la desconfianza y los señalamientos de mentiroso, pero nunca dejó de luchar por su causa. “HABLARIA, DENUNCIARIA y me armaría de valor todas las veces que fueran necesarias”, expresó Benvenuto en sus redes sociales.

La resolución de la Justicia deja en claro que las acusaciones de Lucas Benvenuto eran ciertas, o al menos no pudieron ser refutadas por parte de la defensa de Jey Mammón. Los detalles sobre las edades de ambos, las personas involucradas, todo cobra un peso aún mayor con esta confirmación judicial.

En el programa “Entrometidos”, el abogado de Benvenuto, Javier Moral, compartió su opinión al respecto: “Esta podría haber sido solamente la opinión de un tribunal por lo cual Jey Mammón, a partir de sus abogados interpuso diferentes recursos los cuales sistemáticamente fueron rechazados y confirmaron la resolución de ese tribunal, en definitiva, sumando y restando lo importante es que Lucas no mintió, ese el mensaje que la justicia acaba de determinar”.

Seguí leyendo...

Policiales y Judiciales

La llamada que duró 17 segundos y empezó a direccionar la investigación

Publicada

el

Es una incógnita total qué se habló en la llamada, pero la última comunicación telefónica de la víctima duró 17 segundos. Fue con uno de los imputados y a partir de allí comenzó a direccionarse la investigación que en principio tenía como testigos a las personas que ahora están acusadas por el homicidio agravado, sancionado con la pena de prisión perpetua.

El domingo 7 de abril en horas de la tarde, Facundo Bargiela estaba en su domicilio particular en compañía de su pareja cuando recibió un llamado telefónico que se prolongó por 17 segundos. Instantes después anunció que salía y que regresaba en breve. Pero no lo hizo. Su cuerpo sin vida fue encontrado el martes 9 en horas de la mañana. Tenía un impacto de bala que ingresó por el costado izquierdo de la nuca y salió por su ojo derecho. Fue asesinado a traición.

Lee también: Caso Bargiela: juez de Garantías aceptó formulación de cargos pero anuló pruebas

Las autoridades llevaban horas buscándolo en función de los pedidos desesperados de los familiares que ya habían radicado la denuncia correspondiente por desaparición de persona.

Con intervención de la Oficina de Investigaciones en Telecomunicaciones, dependiente del Ministerio Público, rápidamente se analizaron los movimientos de la línea telefónica de la víctima. A partir de entonces comenzó una apresurada investigación que buscó recabar información de las últimas personas que tuvieron contacto con el hombre asesinado.

La Oitel determinó que la última llamada que recibió Bargiela duró 17 segundos. Y provenía de alguien muy cercano, hoy imputado en la causa.

Con esos elementos a disposición, la fiscalía ordenó la demora de Jonathan Rabinovici y Santiago Figueroa, en calidad de testigos. Al punto tal que el segundo de ellos fue buscado en su trabajo por cuatro efectivos policiales que lo trasladaron a la Comisaría 80.

Lo que siguió es severamente cuestionado por las defensas, quienes señalan que en realidad la fiscalía ocultó su fuerte sospecha en los nombrados y los entrevistó en calidad de testigos, aunque claramente ya eran los principales sospechosos del crimen, sometiéndolos a diversas prácticas investigativas sin notificarlos fehacientemente de que estaban detenidos, sin darle participación a un defensor y, fundamentalmente, avanzando en medidas probatorias que los acusados aceptaron voluntariamente, como la entrega de teléfonos celulares y las tomas de pruebas biológicas a las que los sometieron. Era tan grande de la sospecha, que según aducen las defensas, al revisarse el contenido de las entrevistas, se desprende que no fueron simples consultas a testigos sino que en realidad fueron sometidos a declaraciones indagatorias, en los que pese a sus negativas, fueron insistentemente consultados sobre lo ocurrido y hasta presionados para que declaren.

Aunque el juez Laurence convalidó la formulación de cargos, anuló las pruebas obtenidas en esas circunstancias. La cuestión no terminará aquí, ya que las defensas anunciaron que impugnarán lo actuado y reservaron su derecho de acudir a la Corte Suprema de Justicia de la Nación por la grave transgresión a derechos y garantáis consagrados por la legislación. Algo que lamentablemente ya ocurrió en relevantes casos investigados en Bariloche, bajo el mando de la fiscal Betiana Cendón que acabaron por consagrar la impunidad por las transgresiones a las normas de parte de los investigadores, por caso, en el crimen de un bebé recién nacido a manos de su propia madre.

Anuncio

Lee también: ¿Sin culpables?: El homicidio del bebé recién nacido ya es casi una causa cerrada

Mientras tanto Jonathan Rabinovici (31), Santiago Figueroa (19) y Carlos Bracamonte (61), seguirán detenidos mientras avance la investigación en su contra en la que están imputados los dos primeros como coautores del crimen y el tercero como partícipe necesario para el mismo homicidio agravado. Resta resolver la situación de Julio Torres, también detenido, quien podría ser imputado este martes como autor del delito de encubrimiento, aunque la fiscalía adelantó en varios tramos de sus presentaciones de cargos, que la investigación no está cerrada y no descartan la participación de más personas en el brutal crimen.

De acuerdo a la teoría acusatoria que planteó en audiencia el fiscal César Lanfranchi, Facundo Bargiela fue ultimado a traición, sorprendido desde la parte trasera del vehículo en el que viajaba como acompañante en la parte delantera. Le descerrajaron un disparo sin que pudiera defenderse. El proyectil ingresó por la región occipital izquierda con orificio de salida en zona orbital derecha.

Todo ello ocurrió de acuerdo a lo que previamente habían acordado los acusados, quienes en primera instancia se comunicaron con la víctima y pactaron encontrarse en pleno centro de la ciudad. Se aseguraron de mantener tranquilo a Bargiela por la relación de confianza que mantenían con él. Se trasladaron a bordo del vehículo Chevrolet Onix hacia el Ñireco, lugar en que ascendió al vehículo el último de los imputados. Finalmente se desplazaron hasta el escenario en el que fue descartado el cuerpo, en un descampado lindero a la ruta de Circunvalación, en cercanías de la estación La Paloma de Edersa. El espacio geográfico y el momento exacto del crimen no está determinado todavía.

Lee también: Imputaron a un hombre como partícipe necesario del homicidio de Bargiela y le dieron prisión domiciliaria

El vehículo marca Chevrolet en el que se habría producido el homicidio aún no fue encontrado por las autoridades, aunque según detalló el fiscal Lanfranchi en el marco de una audiencia desarrollada este lunes, está comprobado que tras el hecho el vehículo fue trasladado a un lavadero de autos en el que se procuró eliminar posibles evidencias de su interior.

El cuarto detenido en el caso es Julio Argentino Torres (61), para quien la formulación de cargos se postergó hasta este martes y continuará detenido hasta que la misma se concrete. Será patrocinado legalmente por la defensora pública Natalia Araya.

Seguí leyendo...
Anuncio

+Vistas