Connect with us

Lifestyle

Vinos a la carta: tres vinos gastronómicos favoritos de los sommeliers

Publicada

el

Los sommeliers son un puente entre el productor y el consumidor, ya que debe estar en el lugar indicado y el momento justo en el que alguien pide un vino para beber

Los estilos de vinos en la Argentina empiezan a definirse, más allá que con un mismo cepaje tinto (por ejemplo) se puede hacer un vino rosado, un tinto liviano o uno concentrado, un espumoso, uno fortificado (dulce) y ahora también un blanco. O en diversos terruños, vinos intensos y aromáticos, como así también austeros y equilibrados utilizando las mismas uvas. No obstante, se puede decir que un vino tradicional se nota el paso del tiempo, tanto en sus aromas y sabores como en sus texturas.

Mientras que en uno moderno hay más intensidad y suelen ser más expresivos y vibrantes en sus texturas, más allá de su estructura. La irrupción de la fruta fresca y el reemplazo de la acidez por la concentración, son dos de los cambios más evidentes en los vinos argentinos de los últimos años. Y se sabe, la diversidad es el paraíso de los sommeliers, que en breve (sábado 3 de junio) están celebrando su día internacional.

En nuestro país, la sommellerie ha crecido mucho en apenas más de 20 años, y se han convertido en verdaderos promotores de la cultura del vino en diferentes ámbitos, ya que pueden trabajar en restaurantes, vinotecas, hoteles, distribuidoras, importadoras, bodegas, dando cursos o comunicando.

Vinos a la carta
Los buenos vinos de hoy buscar ser más frescos, de paso más ágil en boca y con texturas que ayuden a realzar sabores

Y si bien el expertise lo logran con la práctica, sus consejos son muy apreciados por los consumidores más interesados y curiosos. No obstante, el sommelier debe siempre tener en cuento todos los tipos de vino porque los gustos del consumidor son infinitos, y no se trata de recomendar lo que uno prefiere sino lo que considera la mejor opción para cada ocasión. Pero al sommelier lo mata la curiosidad, como al gato, por eso está siempre pendiente de probar cosas distintas, conocer diferentes zonas a través de las copas o escuchar historias nuevas.

Por eso, entre ellos siempre están hablando de los vinos que vienen. Y en ese contexto se puede decir que las nuevas tendencias de elaboración, manejo de viñedos e interpretación dieron paso a los “nuevos vinos gastronómicos”, que tanto promueven los sommeliers argentinos. Un concepto polémico, porque todo vino está pensado para la mesa, ese es su lugar natural, y el espacio imaginado para consumirlo según sus hacedores. Y si bien es cierto que hoy se han multiplicado las ocasiones de consumo, el vino sigue siendo una bebida clásica y por eso la mayoría lo disfruta en la mesa para acompañar sus comidas.

Porque es obvio que es la bebida más noble y diversa para entretenerse jugando con los sentidos en la mesa. Ahora bien, los sommeliers llaman “vino gastronómico” a aquel que es más más fluido, más tenso y de menos cuerpo. Atributos que los hacen más tomable, aunque esto no signifique que tenga más cualidades que un vino estructurado. Acá se está hablando de un estilo que llegó para equilibrar la balanza, porque hasta hace poco los hacedores buscaban más concentración en sus vinos para causar más impacto.

Vinos a la carta
Así como un buen cocinero se luce con sus platos y atrae a más clientes, un buen sommelier lo hace son sus vinos

Sin embargo, los buenos vinos de hoy buscar ser más frescos, de paso más ágil en boca y con texturas que ayuden a realzar sabores y frescura, al tiempo que brinden estructura sin que ello implique peso en boca. Obviamente, un vino gastronómico fluye más y por ende se toma más, y eso es un signo irrefutable que también se disfruta más.

Claro que a los gustos personales no se los puede discutir, y acá la discusión no es de calidades sino de estilos. Y es ahí donde ponen el foco los sommeliers, porque un vino cargado y compacto se hace más difícil de apreciar, y se termina tomando menos porque pesa más.

Pero uno que refresca, y que gracias a sus texturas se vuelve muy expresivo, se termina tomando más. Después viene la historia, el concepto, la persona, su interpretación, el lugar, la o las variedades que lo componen, el método de vinificación y crianza, el manejo del viñedo. Si todo esto está alineado y no es una figurita difícil, y su relación calidad-precio es digna de destacar, entonces será un “vino gastronómico”, el preferido de los sommeliers.

1- El Enemigo Semillón 2021

Vinos a la carta

Bodega Aleanna, Agrelo, Luján de Cuyo $8800

El Semillon es el blanco tradicional que está de moda, y Alejandro Vigil es uno de los responsables del recupero del prestigio de este clásico blanco argentino. Que en esta cosecha fresca se siente más tenso que sus antecesores. De aromas austeros, con notas de levaduras secas y dejos de frutas blancas, en boca domina su acidez sostenida aportando profundidad a cada trago y también potencial. Beber entre 2023 y 2026. Puntos: 91

2- Pequeñas Producciones Barbera 2021

Vinos a la carta

Escorihuela Gascón, Agrelo, Luján de Cuyo $9150

Una variedad original siempre es un as en la manga de todo sommelier. Y si bien la presentación de este vino insinúa un tinto robusto, se trata de un vino con muy buena fluidez y un carácter frutal muy definido.

De trago fresco y taninos incipientes que resaltan sus agradables notas de cereza y especias. Sobre el final de boca aparecen suaves dejos de crianza que poco a poco se irán integrando. El hacedor Matías Ciciani Soler logra un gran “vino de tavola” argentino, ideal para acompañar pastas de todo tipo. Beber entre 2023 y 2026. Puntos: 91

3- Zuccardi Concreto 2022

Vinos a la carta

Zuccardi Valle de Uco, Paraje Altamira $12.000

Marcó un antes y un después en la enología moderna nacional y encima es Malbec. Si bien esta cosecha está al caer, este vino viene desde 2014 manteniendo un estilo y una línea inconfundible a pesar de su crecimiento.

Y en este 2022 se percibe hasta algo floral en sus aromas, como siempre frescos. De muy buen carácter frutal y más expresivo, con la tensión de un año fresco. Jugoso y más puro en su mensaje de fruta; golosa, pero equilibrada por la tensión. Es un vino que se disfruta más de joven, por la fuerza de sus expresiones. Beber entre 2023 y 2025. Puntos: 93

Seguir leyendo

Anuncio

Vinos a la carta: tres Chardonnay para enamorarse del vino blanco más célebre

Vinos a la carta: tres Cabernet Franc para conocer al próximo gran tinto argentino

Vinos a la carta: tres Semillon para entender al otro gran blanco argentino

Lifestyle

Bajas temperaturas: los 5 trucos para descongelar el parabrisas y la luneta del auto

Publicada

el

20 de julio 2024 – 08:00

Las heladas de la mañana pueden afectar a los autos que se encuentran en la calle. Descubrí cómo descongelar el auto.

Las bajas temperaturas generan escarcha en los parabrisas.

Llegó el frio y para aquellas personas que comienzan el día manejando se pueden encontrar con escarcha en los vidrios del auto. Quienes no están acostumbrados a esto, pueden pensar en rápidas soluciones que pueden ser peligrosas llegando a romper el parabrisas.

En este sentido, existen ciertos consejos para quitar el hielo de manera rápida y eficiente, especialmente por la mañana, y lo más importante: sin romper el auto. Además, existen acciones que se pueden tomar en los días previos a las bajas temperaturas, que incluso pueden impedir que el vidrio se congele.

auto congelado

Cómo descongelar el parabrisas y la luneta del auto

1. Calentar el auto

Es importante tomarse un tiempo antes para arrancar el motor, conectar la calefacción con el ventilador al máximo y dirigir el flujo del aire hacia el parabrisas para que cambien de temperatura gradualmente.

2. Rociar el parabrisas con alcohol

El alcohol es una buena opción para las capas de hielo no muy gruesas ya que tiene un punto de congelación inferior al agua. Sin embargo, se recomienda no llenar el depósito de líquido del parabrisas con alcohol, porque puede estropearlo.

3. Rascar el hielo

Lo ideal es hacerlo con una rasqueta de plástico, pero en caso de no disponer de una, se puede utilizar la caja de un CD o cualquier tarjeta o carné de plástico. Bajo ningún concepto se debe utilizar instrumentos metálicos ni de materiales que puedan arañar el cristal.

4. Utilizar líquido anticongelante

Si bien es la solución más cara de todas, rellenar el depósito de agua del limpiaparabrisas con un producto de estas características puede evitar que se congele.

5. Utilizar el limpiaparabrisas

Activar el limpiaparabrisas y junto a los dosificadores de líquido con producto anticongelante puede dejar la luneta perfectamente limpia después de haber eliminado el hielo y haber despegado las escobillas del vidrio.

Continuar leyendo

Lifestyle

Mejora la digestión y ayuda a bajar de peso: cómo preparar caldo de huevo

Publicada

el

20 de julio 2024 – 07:00

Si te gusta tomar sopa en invierno y querés mantener una buena ingesta de proteínas, esta receta de caldo de huevo es ideal para que la incorpores.

El huevo es uno de esos alimentos que siempre vivió en el debate de cuán saludable es. Por su alto contenido en grasas, muchas veces se cuestionó su verdadero aporte de proteína en nuestra alimentación y fue expulsado de las preparaciones fit.

Si bien ahora se popularizaron muchas recetas bajas en calorías para bajar de peso o con ingredientes livianos, existe la forma de cocinar los huevos sin agregar grasas y poner incorporar todos sus beneficios para nuestra salud.

sopa

Receta de caldo de huevo

Consumir el huevo en forma de caldo es muy beneficioso para la digestión, es una fuente alta en proteínas con poca grasa y ayuda a la hidratación diaria.

Ingredientes

  • 4 huevos.
  • 1 cebolla grande, cortada en trozos
  • Un puñado de cilantro fresco picado
  • Sal al gusto
  • Agua

Preparación

  1. En una olla grande, cargar agua hasta cubrir los huevos y la cebolla.
  2. Poner la olla a fuego medio y llevar a ebullición.
  3. Una vez que el agua hierva, agregar los huevos enteros y la cebolla cortada en trozos.
  4. Dejá que hiervan durante unos 10 minutos o hasta que los huevos estén cocidos.
  5. Retirar la olla del fuego y, con la ayuda de una espumadera, sacar los huevos y la cebolla del agua hirviendo.
  6. Pelar los huevos y cortarlos en trozos.
  7. Colocar los pedacitos de huevo y la cebolla en un tazón grande.
  8. Agregar el cilantro picado y sazonar a gusto.
  9. Volver a colocar los trozos de huevo y la cebolla en la olla con el agua caliente.
  10. Dejar que se cocinen a fuego lento durante unos 5 minutos más para que los sabores se fundan.
  11. Servir el caldo caliente en tazones individuales y disfrutar.

Continuar leyendo

Lifestyle

Dormir poco o mucho puede causar demencia

Publicada

el

20 de julio 2024 – 00:00

El sueño deficiente puede ser un síntoma de problemas de salud como la obesidad, diabetes y enfermedades cardiovasculares, que están relacionados con un mayor riesgo de alzheimer.

Dormir muy poco o demasiado en la vejez se relaciona con un mayor riesgo de demencia, especialmente, alzheimer. La falta de sueño puede provocar acumulación de la proteína amiloide, asociada con esta patología. La apnea del sueño también puede promoverla. Por otra parte, dormir en exceso puede ser señal de problemas físicos o mentales subyacentes que, también, incrementan el riesgo de demencia. Por lo tanto, un sueño regular de 7 a 9 horas podría ayudar a prevenir esta enfermedad.

Dormir poco incrementa el riesgo de padecer alzheimer por varias razones. Durante el sueño, el cerebro elimina desechos celulares, incluida la proteína amiloide, asociada con el alzheimer. Si se duerme poco, se reduce el tiempo que el cerebro tiene para eliminar esta sustancia, lo cual puede conducir a la formación de placas amiloides. Además, la falta de sueño puede provocar cambios que promueven la acumulación de amiloide y de otros desechos moleculares. La apnea del sueño, que interrumpe el descanso, también puede aumentar el riesgo de alzheimer al limitar el oxígeno que llega al cerebro y causar inflamación cerebral.

El sueño deficiente puede ser un síntoma de problemas de salud como la obesidad, diabetes y enfermedades cardiovasculares, que están relacionados con un mayor riesgo de alzheimer. Además, cambios en los patrones de sueño pueden ser un signo temprano de demencia ya que las áreas del cerebro que regulan el sueño son afectadas en las etapas iniciales de la enfermedad. Por eso, dormir entre 7 y 9 horas por noche es clave para mantener la salud cerebral y reducir el riesgo de desarrollar alzheimer.

Dormir en exceso puede ser señal de problemas físicos o mentales subyacentes que también incrementan el riesgo de demencia por varias razones. Por un lado, la necesidad de dormir más de lo habitual puede indicar la presencia de condiciones de salud como depresión, diabetes o enfermedades cardiovasculares, las cuales están asociadas con un mayor riesgo de demencia. Además, la inactividad física, la soledad y el aislamiento, que a menudo acompañan a estos problemas de salud, también pueden contribuir al desarrollo de demencia.

En muchos casos, dormir demasiado no es la causa directa de la demencia, sino un síntoma de estos problemas subyacentes que afectan la salud cerebral. Por ello, es importante estar atento a los cambios en los patrones de sueño y consultar con un médico si se notan alteraciones significativas.

Médico neurólogo, director del Instituto de Neurología Buenos Aires, INBA.

Continuar leyendo

+Vistas