Conéctate con nosotros

Sociedad

Violento asalto a una jubilada: luego de ingresar por una ventana, la amenazaron con una tijera en el cuello

Publicada

el

Una jubilada fue violentamente asaltada en su casa de La Plata

Una jubilada de 71 años sufrió un violento asalto en su casa ubicada en la ciudad de La Plata en un suceso que conmocionó a la comunidad local, ya que los delincuentes ingresaron a su hogar tras forzar una ventana, y la amenazaron con una tijera en el cuello para que les entregara sus ahorros.

El incidente tuvo lugar en el cruce de Camino General Belgrano y 517, en la localidad de Gonnet, donde los delincuentes sorprendieron a la mujer en las primeras horas de la madrugada, exigiéndole que entregara sus ahorros, presumiblemente creyendo que poseía dinero en dólares.

El asalto se prolongó por más de treinta minutos e incluyó actos de violencia física y verbal ya que según el relato de la propia víctima, los agresores llevaban el rostro cubierto y no solo la golpearon, sino que también la insultaron y la amenazaron colocándole una tijera en el cuello.

Ante la brutalidad de la situación, y según informó el portal 0221, la mujer finalmente cedió y entregó aproximadamente $300.000 que guardaba en su domicilio. Posteriormente, los delincuentes saquearon la residencia, llevándose consigo diversos objetos de valor, entre ellos dos teléfonos iPhone y dos chaquetas de invierno.

Hasta la fecha, las autoridades no han logrado dar con los responsables de este violento acto, aunque se sospecha que podrían estar vinculados a una banda delictiva que ha perpetrado otros asaltos con características similares en la zona norte de La Plata.

Policía de la provincia de Buenos Aires en Departamental La Matanza. Autopista y camino de cintura 1920
Los delincuentes se llevaron $300 mil, dos celulares y una chaqueta de invierno, entre otros objetos de valor (Gustavo Luis Gavotti)

Y en otro hecho con similares características y con el exceso de violencia por parte de los delincuentes contra una jubilada, sacudió la tranquilidad de Villa Luzuriaga, en el partido de La Matanza, cuando un grupo de malhechores perpetró una entradera de extrema crueldad contra un matrimonio de jubilados en su propia residencia.

La escena de horror se desplegó en las primeras horas de la madrugada en una vivienda situada en las cercanías de las calles Monseñor José Francisco Marcón y Cervantes cuando los siete criminales, ocultos tras capuchas, barbijos y guantes, ingresaron sigilosamente por la puerta trasera de la casa.

Una vez adentro, sometieron y maniataron a la pareja de ancianos, despojándolos de sus pertenencias con una violencia desmedida.

Según los informes, permanecieron dentro de la residencia durante al menos cuarenta minutos, tiempo en el que lograron sustraer una cantidad indeterminada de dinero en efectivo, joyas y otros objetos de valor.

El climax del asalto llegó cuando un vehículo de color negro se detuvo frente a la vivienda. Uno de los delincuentes descendió del automóvil y, tras comunicarse por teléfono móvil con sus cómplices dentro de la casa, estos últimos emergieron precipitadamente. En cuestión de segundos, los criminales emprendieron la fuga, uno de ellos incluso cargando consigo un microondas.

Anuncio

A pesar de que las cámaras de seguridad registraron este vertiginoso escape, la tarea de identificación de los sospechosos se avizora complicada debido a las precauciones tomadas por estos para no dejar evidencias tras de sí.

La investigación de este horrendo crimen ha quedado en manos de la Fiscalía N° 13 de La Matanza, bajo la dirección del fiscal José Luis Maroto.

Cabe destacar que Villa Luzuriaga se convirtió en otro de los puntos calientes de La Matanza. Sobre ello, una vecina relató: “En estos días, padecimos muchísimos casos de robo. Escuchar que ocurren tan seguido nos tiene a todos con miedo y pánico. Personalmente, tomé medidas de prevención como no usar el auto sola y por la zona, no salgo de noche, me encierro y pido remises si tengo que salir”.

Dentro de las modalidades más comunes, se encuentran el robo a mano armada de vehículos, las entraderas y el robo de los medidores de agua. “Estamos desprotegidos, con indignación, bronca e impotencia. Buscamos explicaciones de las autoridades pero sentimos que se nos ríen en la cara”, agregó otro vecino.

En este contexto, varias personas de Ramos Mejía y Villa Luzuriaga se concentraron en la intersección de las calles Argentina y Cervantes para exigir más seguridad. “Nos estropearon la forma de vivir, no sé de qué manera salir de mi casa para ir a comprar”, se quejaron.

Otro vecino, que ya fue víctima de la inseguridad, sumó: “Me arruinaron económica y mentalmente. No pude dormir porque pensaba que en cualquier momento podían volver a ingresar. Es algo que te queda marcado para siempre, no es fácil”.

Sociedad

Comunidad Buenuleo: condenan a 5 de los 8 acusados por usurpación

Publicada

el

El Tribunal de Juicio de Bariloche condenó a 5 integrantes de la comunidad Buenuleo por el delito de usurpación y le impuso la pena de un año y 3 meses de prisión en suspenso. Por el mismo delito absolvió a otras tres personas.

También condenó a dos personas por “perturbación del ejercicio de funciones pública”, ya que se probó que hicieron una amenaza de bomba en el edificio de Tribunales para suspender una audiencia en la causa. En este punto, el Tribunal desestimó la acusación de intimidación pública.

Impuso por este ítem una pena de tres meses en suspenso y una reparación económica que será destinada a la Biblioteca del Poder Judicial, para la compra de material de estudio.

Además, ordenó el “desalojo inmediato de la finca conocida como Pampa de Buenuleo”, aunque la “medida que se podrá efectivizar desde el momento en que a la presente cautelar le sea garantizado el derecho al “recurso” o “doble conforme judicial”.

Se arribó a la sentencia luego de siete jornadas de debate, donde brindaron declaración numerosos testigos de la acusación y de la defensa.

No está en juego la propiedad sino la posesión

Para el Tribunal, se probó que “aprovechando la ausencia de los cuidadores de la vivienda existente en el interior del inmueble, ingresaron en un caso por un camino principal y el resto por caminos y senderos internos no destinados a ser normalmente utilizados para el tránsito habitual a un inmueble, despojando de la posesión de la finca a quienes hasta ese momento la usufructuaban”.

La sentencia recordó que para configurar este delito “será indistinto que la persona posea o no título” de la propiedad, “ya que lo fundamental será que se halle efectivamente detentando la posesión”.

En efecto, “el orden penal no protege el nudo derecho de propiedad, sino a quien lleve adelante un efectivo ejercicio de las facultades que emergen de la posesión (en este caso) y luego se vea privado de ella”.

Anuncio

Para que se configure el delito debe haber “clandestinidad”, es decir “actos ocultos llevados a cabo en ausencia del poseedor”. Esto se probó.

En el proceso testificaron varias personas que le en la década del 70 y del 80 le compraron lotes a Antonio Buenuleo. Dieron cuenta entonces no existía ninguna comunidad de pueblos originarios, que se conformó después.

La defensa

El defensor afirmó que la “posesión indígena o tradicional resulta diferente a la posesión del código civil”, que “estos derechos no son reales sino autónomos y de raigambre constitucional”. Argumentó que los acusados no podrían usurpar “algo” del que hace años que se encuentran en posesión (posesión tradicional o ancestral).

Recordó que “en nuestro ordenamiento jurídico vigente están receptadas las dos posesiones: la posesión del Código Civil se tiene que proteger, pero también la posesión indígena que protege la Constitución Nacional”.

El fallo

La sentencia recepta algunos argumentos de al Defensa: “Resulta incuestionable que para la comunidad indígena, el término territorio tiene una connotación especial, ya que es una expresión simbólica de su etnicidad, de su historia y de su cultura”. Asimismo, es “evidente que la propiedad comunitaria indígena implica un concepto nuevo de propiedad”.

Agregó que “adhiero al argumento de que ambos derechos de propiedad gozan protección constitucional”. 
Pero luego señala: “lo que resulta claro y evidente es que la ausencia de la ley no habilita a los imputados e imputadas (aún siendo integrantes de la Comunidad Buenuleo), a hacer uso de vías de hecho y/o que le sea permitido la realización de actos materiales tendientes a hacer efectivos derechos amparados normativamente”.

En este punto, tiene en cuenta el mismo argumento sostenido por el Superior Tribunal de Justicia en el fallo sobre este mismo proceso judicial.

Para el Tribunal “está fuera de discusión que la Comunidad indígena Buenuleo ha ejercido una posesión tradicional sobre parcelas de tierra comprendidas en el denominado lote pastoril 127, pero también resulta contundente la información ventilada en Debate que acredita que el señor Antonio Buenuleo -como titular registral de ese lote- realizó mediante boleto privado la venta de esas 92 hectáreas al señor Claudio Thieck”. Este último se la vendió “al señor Friedrich en el año 2009”.

Anuncio

Aunque “la Defensa afirma que esos actos jurídicos son nulos por afectación de la voluntad del enajenante Buenuleo, este extremo escapa a la jurisdicción del Tribunal”y además “no incorporó ningún elemento de prueba que acredite dicha afirmación”.

En este orden, “lo que sí aparece como elocuente, es que estos actos jurídicos implicaron que se cediera la posesión a terceros (ajenos a la Comunidad Buenuleo) sobre esa porción de tierra, concretándose así una discontinuidad de la posesión tradicional (al menos sobre esta fracción)”.

Así, “resulta un dato incontrovertible que lo/as acusado/as conocían -por ejemplo- que el predio estaba siendo poseído por el Querellante al momento del hecho”. Por lo tanto, no se pueden convalidar cuestiones de hecho.  

Absoluciones

El fallo condena a cinco personas y a la vez absuelve a tres. Se trata de un lonko mapuche “que no pertenece a la Comunidad Buenuleo sino a otra Lof y que solo vino a acompañar una ceremonia religiosa”, de una persona que aclaró que “solo da talleres de lengua” sin pertenecer tampoco a la comunidad. Un tercero no se acreditó “por ningún medio” su participación.  

También el fallo rechaza el agravante por la participación de menores. Dijo que “no quedó probado en absoluto”. 
Finalmente, también se probó la amenaza de bomba en el Edificio de Tribunales para que se desarrolle una audiencia. Lo hicieron con testigos y también con las pericias de la OITEL, del Ministerio Público y los informes de llamadas pedidos a Movistar.

Desalojo

El fallo citó las anteriores etapas del proceso que ordenaron el desalojo. Cita el artículo 118 del Código Penal: “En las causas por infracción al artículo 181 del Código Penal, el juez, a pedido de parte o damnificado, podrá disponer provisionalmente el inmediato reintegro de la posesión o tenencia del inmueble, cuando del análisis de las condiciones fácticas, surja que, prima facie, se encuentran reunidos los requisitos típicos, el derecho invocado por el damnificado fuere verosímil, y exista peligro en la demora”.

Expresa el fallo que “el objetivo de su instrumentación de esta medida de coerción procesal es evitar la continuación y prolongación de los efectos lesivos de la usurpación, considerando que estamos frente “a un delito instantáneo de efectos permanentes”.

Concluye que “resulta evidente que el legislador (tanto el orden provincial como nacional) lo que busca o anhela es impedir que el delito siga produciendo consecuencias ulteriores, y el espíritu de las normas enunciadas resulta ser la protección inmediata de las personas damnificadas por el evento criminoso. De lo contrario estaríamos desnaturalizando la “razón de ser” de su protección legal, desdibujando la propia naturaleza preventiva o instrumental para que los efectos nocivos del despojo no prosigan”.

Anuncio

Seguí leyendo...

Sociedad

Herrero contra todos: calentó el debate en el Concejo sobre la elección de la Reina e informó ideas en curso para la Fiesta de la Nieve

Publicada

el

Seguí leyendo...

Sociedad

Patitos en la cabeza: de qué se trata esta moda que es viral

Publicada

el

Desde hace algunas semanas, Argentina ha sido testigo de un fenómeno de moda que ha tomado por sorpresa a jóvenes y adultos por igual. Se trata de los Patito Kawaii, unos adorables accesorios en forma de patito de goma que se llevan en la cabeza y que se han convertido en la última tendencia.

El nombre de estos curiosos accesorios proviene de la combinación de palabras en español y japonés, donde “Kawaii” significa tierno o adorable. Los patitos Kawaii se sujetan con un clip y resorte, lo que permite colocarlos en cualquier parte del cuerpo, aunque es más común verlos sobre la cabeza.

Esta tendencia ha sido recibida con entusiasmo por parte de la comunidad, quienes ven en estos patitos una forma de expresarse como personas alegres y optimistas. Muchos los utilizan como un accesorio más de su outfit diario, mientras que otros los llevan como símbolo de identificación con la moda y la juventud.

Sin embargo, tener un patito Kawaii tiene un precio. Dependiendo de los accesorios adicionales que incluyan, como lazos, stickers o cintas decorativas, los costos pueden oscilar entre 1.500 y 2.000 pesos. Los comerciantes de estos adorables adornos han visto cómo las ventas se disparan en cuestión de semanas.

“El patito cuesta 1800 pesos”, comenta emocionado uno de los comerciantes mientras sostiene uno de estos populares accesorios. Y es que, a pesar de su aparente simpleza, los Patito Kawaii han logrado conquistar el corazón de muchos argentinos, convirtiéndose en un símbolo de la moda actual.

El hecho de llevar un patito de goma en la cabeza puede parecer extraño para algunos, pero para otros es simplemente una forma de añadir diversión y color a su día a día. Así como las modas van y vienen, aún no está claro cuánto tiempo durará el furor por los Patito Kawaii en Argentina, pero por el momento, estos pequeños adorables accesorios han encontrado su lugar en el mundo de la moda.

Anuncio
Seguí leyendo...
Anuncio

+Vistas